Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Chillon, el castillo de Byron, luce nuevo aspecto

El Château de Chillon, una de las mayores atracciones turísticas en Suiza.

(swissinfo.ch)

¿Qué tienen Lord Byron, Salvador Dalí y la Reina Elisabeth II en común? Todos visitaron el monumento histórico más popular de Suiza, el 'Château de Chillon'.

Pascal Couchepin, presidente suizo, se sumó a la lista al reinaugurar el castillo medieval, ubicado a la orilla del Lago Léman, bajo su 'nuevo aspecto'.

Incluso en un día nublado de marzo, el castillo del siglo XI, construido en piedra, en la orilla este del lago, luce como lo que es, uno de los monumentos más evocadores de Suiza, una imagen que puede encontrarse en miles de hogares en el mundo entero.

Con sus torres reflejadas en las aguas plateadas y los picos nevados como telón, es fácil entender por qué Byron y millones de otras personas que han pasado por ese camino quedaron encantados con la fortaleza.

"Hay muchos castillos muy hermosos en Suiza, pero con su arquitectura, el escenario que lo rodea, con el lago y las montañas, y la posibilidad de acceder en barco o a pie, (Chillon) es único", comenta a swissinfo el nuevo director del castillo, Jean-Pierre Pastori.

Belleza durmiente

Sin embargo, y a pesar de su estatuto icónico, las tendencias de la globalización han obligado al 'Château de Chillon' a mantener su imagen original y, al mismo tiempo, ofrecer un aspecto más joven.

Un 75% de los turistas que acuden al castillo proceden del extranjero. Por ello, los acontecimientos que desalientan los viajes al exterior, como por ejemplo los atentados del 11 de septiembre o la pandemia del SARS (Síndrome Severo Agudo Respiratorio), impactan también el número de las visitas.

Entre 1990 y 2003, el registro anual de 350.000 visitantes bajó a 100.000. Desde entonces se ha incrementado y el año pasado llegó a 320.000 gracias, en primero lugar, a los eventos privados que tuvieron lugar en el histórico inmueble. Empero, el desplome contribuyó a sacudir de su sueño a los directivos.

"Éste era un castillo que estaba dormido – todos dormían, la dirección, el departamento de publicidad, todos", dice el guía local, Eric-Alain Kohler.

Desde 2003, el castillo, que pertenece al cantón Vaud, es administrado por una fundación privada, que introdujo una ambiciosa estrategia a largo plazo, 'Chillon 2010', cuyo primer fruto fue el nuevo millón y medio de francos para la visita guiada que Couchepin y 400 dignatarios locales inauguraron el 13 de marzo.

No es Disneylandia

A pesar de su idílico paisaje, los visitantes se quejaban de que el castillo estaba vacío y sus informaciones incompletas o no muy bien presentadas, explica la directora adjunta, Marta Dos Santos.

"Nosotros no habíamos hecho mucho en 80 años, además de mover un poco el mobiliario", admite.

Como parte de los cambios hay desde simples folletos fotocopiados hasta audioguías en iPod en ocho lenguas y discretos paneles informativos en alta tecnología que relatan la vida del castillo y otros aspectos de historia militar, arquitectura y arqueología.

"Esto no es el Disneylandia o el McDonald", explica Michel Etter, que ayudó a diseñar el itinerario y a reconstruir la colección de objetos históricos del castillo.

"Era muy importante que respetáramos los edificios".

Puristas en historia medieval velarán por que los exteriores se mantengan intactos.

Sin embargo, la fundación no se detiene allí. 'Chillon 2010' incluye proyectos para desarrollar la infraestructura para los visitantes - la taquilla, la cafetería y la tienda de regalos - y mejoras adicionales en el contenido de la visita.

También quiere desarrollar Chillon como un sitio cultural, con la recepción de dos conciertos del Festival de Jazz de Montreux y conciertos de música clásica en septiembre. Se proyecta instalar juegos y publicar trabajos inspirados por el sitio, amén de elaborar una guía histórica y un CD de música medieval.

swissinfo, Simon Bradley, Château de Chillon
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Datos clave

En 2007, aproximadamente 320,000 personas visitaron el castillo (incluyendo 275,600 ingresos pagados).

Tres cuartas parte de los visitantes proceden del extranjero (Estados Unidos, 10.7%; Francia, 7.2%; Alemania, 6.4%; Gran Bretaña, 6.3%; Europa Oriental, 6%; Japón, 5.6 %; China, 4.4%).

Presupuesto anual de operaciones: 4 millones de francos.

El personas está integrado por 40 miembros, 20 de los cuales a tiempo completo.

Fin del recuadro

Contexto

Construido para los Duques de Saboya, los orígenes del Château de Chillon probablemente se remontan al siglo XI, pero su aspecto actual, al siglo XIII. La primera fortaleza fue construida para proteger el camino de Avenches -de Suiza a Italia, que cruzaba el Paso del Gran San Bernardo.

En 1536 el castillo fue capturado por los berneses y desde entonces hasta 1798 fue la sede de los administradores berneses de la región.

Centro de la vida cortesana, el castillo también fue usado como prisión. Su reo más famoso fue François Bonivard, encarcelado allí de 1530 a 1536 por razones políticas.

Chillon es una fuente inagotable de inspiración, sobre todo para escritores y artistas. El poeta inglés Lord Byron inmortalizó a Bonivard en 'El preso de Chillon', que escribió en Ouchy, cerca de Lausana, en 1816.

Jean-Jacques Rousseau, Alfonso Lamartine, Victor Hugo y Alexander Dumas también celebraron la belleza del castillo. El panorama idílico inspiró también a los pintores del siglo XIX reunidos en la escuela de 'los pequeños maestros suizos', cuyos paisajes grabados en pequeño formato fueron producidos en serie como postales modernas.

El Château de Chillon es el monumento histórico más popular de Suiza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×