Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿Suizo el perro más antiguo del mundo?

Los huesos de la mandíbula superior del perro de Kesslerloch son mucho menores que los de los lobos.

El fósil de un cráneo encontrado hace más de 100 años en una cueva cercana a la norteña ciudad suiza de Schaffhausen podría pertenecer al perro doméstico más antiguo del mundo.

Investigadores de Alemania establecieron claramente que el hallazgo de Kesslerloch data de hace unos 14.100 a 14.600 años.

El fragmento del cráneo y los dientes del perro fueron hallados tras el inicio de una serie de investigaciones en 1873, pero apenas fueron analizados en años recientes por científicos de la Universidad de Tübingen.

Sus estudios obtuvieron el reconocimiento del ‘International Journal of Osteoarchaeology’.

El arqueólogo zoólogo Hannes Napierala no podía dejar de reír cuando narró su encuentro con el perro.

“Lo encontré de manera poca romántica, en una caja”, precisó Napierala a swissinfo.ch.

“Las excavaciones fueron realizadas hace más de 100 años y los hallazgos quedaron almacenados en Schaffhausen todo este tiempo. Luego, durante un proyecto en la década de 1990, el material fue solicitado en préstamo por Tübingen y mi trabajo consistió en observar el material, reanalizarlo y escribir un informe”.

La investigación en la década de 1870 no fue muy exitosa. “No advirtieron que era un perro porque la ciencia de la arqueología no estaba entonces tan avanzada. Ni siquiera pensaron que la gente la edad de piedra tenía perros”.

Cazadores y recolectores

En esa época los humanos eran cazadores y recolectores, explicó Napierala.

Describió el hallazgo como “una pieza más en el rompecabezas para la comprensión integral de la última edad de hielo y de cómo se vivía”.

“Nos dice claramente que hace 14.000 años, los perros ya eran domesticados”.

Para Napierala y su colega Hans-Peter Uerpmann, el hallazgo es el más antiguo vestigio de la existencia del mejor amigo del hombre. Su afirmación se apoya en el hecho de que los premolares son más pequeños que los de los lobos actuales o de los restos de lobo encontrados en Kesslerloch. Los perros son una forma domesticada del lobo.
“Hay diversos otros hallazgos que podrían corresponder a restos anteriores de perros. El problema es que son discutibles ... en el sentido de que no muestran una clara diferencia con los lobos, por lo que pueden (realmente) ser de lobos”.

Fósiles de lobo

Los investigadores han analizado fósiles de lobos que se remontan a 40.000 años atrás, así como restos de los lobos modernos de diversas colecciones.

Encontraron que el tamaño del lobo en un lapso de 40.000 años ha sido bastante estable y que el perro de la Kesslerloch estaba “claramente por debajo de ese tamaño”.

El siguiente paso será ahora tratar de extraer ADN del antiguo hallazgo.

“Queremos compararlo genéticamente con los lobos del lugar para ver si este perro se relaciona estrechamente con los lobos de la región y así poder determinar si procede de una población local de lobos”.

Entonces -continuó Napierala- “trataremos de compararlo, en un contexto más amplio, con otros posibles lobos de la edad de la última edad de hielo. Queremos ver de dónde provienen estos perros”.

Es tentador decir que el hallazgo no es realmente una novedad en 2010. Después de todo, fue descubierto en la década de 1870 y fue el tema de la tesis de Maestría de Naperiala en 2008.

Napierala filosofa al respecto. "Nadie lee las tesis de Maestría, (el asunto) no fue difundido por los medios de comunicación entonces, ni reconocido a escala internacional”.

Robert Brookes, swissinfo.ch
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

EL PERRO Y EL HOMBRE

El perro fue el único animal doméstico que acompañó a los cazadores de la última edad de hielo, unos mil años antes de la domesticación de ovejas, cabras, bisontes y cerdos.

En contraste con esos animales, el perro no se mantuvo principalmente por razones económicas y permaneció como único carnívoro doméstico, el gato se unió a los seres humanos en una época muy posterior.

Fin del recuadro

Kesslerloch

La cueva de Kesslerloch se encuentra en la parte norte de Suiza, a pocos kilómetros de la frontera alemana.

El valle al que pertenece la cueva se abre al sistema de drenaje sobre el Rin de los glaciares alpinos. Poco después de desglaciación de la zona, Kesslerloch fue ocupado por cazadores y recolectores del Magdaleniense (alrededor de 17.000 a 9.000 años atrás).

Las primeras investigaciones arqueológicas en Kesslerloch fueron hechas en 1873 por Konrad Merk.

El paleontólogo suizo Ludwig Rütimeyer publicó un primer informe sobre los restos de la fauna de la Kesslerloch en 1875.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes