Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Robots al volante ¿Se subiría a un coche autónomo?

El Google Car es uno de los múltiples coches sin conductor que están en fase de prueba.

El Google Car es uno de los múltiples coches sin conductor que están en fase de prueba.

(Keystone)

De aquí al año 2040, casi uno de cada cinco vehículos en Suiza podría ser completamente automatizado. Pero tendrán que cambiar los hábitos de los conductores –sobre todo en materia de coches de uso temporal– para evitar un consumo excesivo de energía y los efectos nocivos para el ambiente.

“Gracias a los coches autónomos, el tráfico vial será más seguro, más fluido y las capacidades del parque automovilístico estará mejor utilizadas”, según un informe de la Oficina Federal de CarreterasEnlace externo publicado en diciembre.

“Además, los vehículos sin conductor mejorarán el acceso a la movilidad de algunos grupos de usuarios, como las personas mayores, los niños y los discapacitados. También ganará atractivo los servicios de préstamo de coches”.

En 2015, cuatro de cada cinco conductores tenían aún el control total de su automóvil. En 2040, en cambio, solo uno de cada diez tendrá que fijar la mirada en la carretera y los ojos en el volante, según las previsiones de la Oficina.

(swissinfo.ch)

El informe reconoce, sin embargo, que debido a las “nuevas y múltiples ofertas de vehículos automatizados, también aumentará el nivel general de movilidad. Consecuencia: se incrementará el consumo energético y el impacto sobre el medio ambiente”.

Esta evolución se puede evitar si se compaginan las nuevas posibilidades con otros aspectos del mundo numérico (digital) y se fomenta el uso compartido de vehículos (carsharing). La Oficina Federal de Carreteras destaca, además, que las repercusiones en el mercado del empleo serán considerables, sobre todo para los camioneros, los conductores de autobuses y los taxistas.

Los 3 500 monitores de autoescuela del país también se verán afectados. Y los abogados y jueces estarán llamados a determinar quién es el responsable en caso de accidente –el propietario/pasajero, la sociedad que desarrolló el ‘software’ o el fabricante del coche.

Pros y contras

En un estudioEnlace externo, el Boston Consulting Group y el Foro Económico Mundial (WEF) interrogaron el año pasado a más de 5 500 personas en diez países para saber qué opinaban de los coches sin conductor.

El 58% de los encuestados dijeron estar dispuestos a subirse a un vehículo sin conductor y el 69% en un coche parcialmente automatizado.

Entre las principales razones que citaron para utilizar un vehículo sin conductor figuran: “Me deja donde quiero, encuentra un estacionamiento y aparca solo (43%) y “me permite ser multitareas y productivo durante el trayecto” (40%).

Pero los coches automatizados también despiertan temores, como un sentimiento de inseguridad (50%) y la pérdida de control (45%).

¿Y usted? ¿Estaría dispuesto a subirse a un coche sin conductor? Su opinión nos interesa.

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Traducción del inglés: Belén Couceiro, swissinfo.ch

×