Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

COI: los expertos dirán si el test EPO se aplica en Sydney

Expertos y miembros del COI se proponen en Lausana poner atajo a la EPO.

(Keystone)

La comisión "Dopaje y Bioquímica" del Comité Olímpico Internacional delibera en Lausana sobre la posibilidad de imponer una prueba científica para la detección de la eritropoyetina, EPO. Este martes, (01.08) comunicará a la prensa su conclusión.

Los seis miembros de la comisión citada y siete científicos eminentes sin vínculos con el deporte estudian la pertinencia de aurorizar métodos científicos que permitan detectar el uso de la eritroproyetina a partir de dos análisis: uno francés realizado en la orina y otro australiano hecho en la sangre.

El objetivo es establecer la viabilidad científica y jurídica de los métodos elegidos. Superado el exámen científico, la cuestión será analizar si la técnica respeta los derechos del deportista y no abre lagunas que den lugar a juicios ante los tribunales. La decición final será anunciada por el comité ejecutivo del COI el próximo 28 y 29 de agosto, en Lausana.

La EPO, es decir la eritropoyetina, es una hormona producida por el riñõn, los glóbulos rojos y es la más difícil de detectar en la orina. Quien la ingiere siente menos fatiga y multiplica su resistencia muscular.

El triste episodio protagonizado por el equipo de ciclismo Festina en el "Tour de France" de 1998, dió lugar a su descalificación por ingerir la sustancia prohibida EPO.

Poco más tarde, en febrero de 1999, el Comité Olímpico Internacional celebró en Lausana la primera Conferencia Mundial sobre el Dopaje en el Deporte y adoptó medidas para combatir la competencia desleal en el deporte.

¿Quién es culpable?

El desarrollo incesante de la tecnología marca el ritmo de las actividades en todos los niveles de la sociedad moderna, una sociedad guiada por el imperioso mandamiento de rendir más y mejor. Ante esta presión, muchas personas creen -erróneamente - que las drogas lo resuelven todo.

El deporte no es una excepción, por el contrario. El empleo de sustancias prohibidas para subir el rendimiento a cualquier precio, ya ha costado la vida a varias figuras de alto nivel. Este tributo exagerado no parece soprender tanto en el momento de medir marcas, éxitos y cuotas de sintonía

Algunas de las "drogas prohibidas" en el deporte son asociadas, desgraciadamente con ídolos que cayeron de su pedestal. La efedrina y la cocaína, por ejemplo, nos recuerdan a Maradona, el anabolizante al velocista candiense Ben Johnson, la cafeía al ciclista Gianni Bugno y la eritropoyetina, EPO, al equipo de ciclismo, Festina.

El Comité Olímpico Internacional aborda hoy, a tavés de la comisión "Dopaje y Bioquímica" y de siete científicos eminentes, la posibilidad de aplicar métodos de detección de la EPO en las pruebas que se desarrollarán en los próximo Juegos Olímpicos de Sydney.

El dopaje en el deporte atañe a todos los sectores de la sociedad. Es necesario evitar que la astucia de algunos - felizmente pocos - entrenadores y médicos irresponsables gane la partida a los métodos de control anti - dopaje.

Juan Espinoza


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes