Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Colombia: cauteloso optimismo

La liberación de detenidos en Colombia, un reclamo universal.

(Keystone Archive)

Expectativas por la aceptación de Bogotá de crear una zona desmilitarizada para un acuerdo humanitario con las FARC y de dialogar con el ELN.

Suiza, que participa en la instrumentación de ambas propuestas, aplaude la decisión de la Casa de Nariño y refrenda su compromiso por la paz.

"Si ambas partes aceptan la propuesta, Suiza contribuirá a la conformación de la misión de observadores con el envío de personal especializado", indicó este jueves Lars Knuchel, portavoz del Ministerio suizo de Exteriores (DFAE, por sus siglas en francés), en entrevista con swissinfo.

En referencia al eventual encuentro entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno del presidente Álvaro Uribe, añadió que los observadores internacionales se encargarían de controlar los caminos de acceso a la región para evitar que tropas de uno u otro bando traspasen el perímetro de seguridad.

El gobierno colombiano aceptó este martes (13.12) una propuesta formulada por Suiza, España y Francia para crear una zona desmilitarizada en la que pueda llevarse a cabo un intercambio humanitario. En un comunicado emitido en respuesta, la Confederación Helvética subrayó su beneplácito.

"Suiza perseverará en sus esfuerzos y se regocija de la etapa franqueada este día. Corresponde al gobierno colombiano y a las FARC seguir adelante en un diálogo que deberá llevar a un acuerdo humanitario", indicó el DFAE.

Lo peor, el impasse

Los esfuerzos de Suiza se inscriben en el mandato formal que el presidente colombiano y las FARC habían confiado a nuestro país en la primavera del 2004 para facilitar la discusión de un acuerdo humanitario y para reactivar el proceso de paz, destacó el comunicado.

Con una intensa actividad solidaria en el país americano, el Grupo de Trabajo Suiza Colombia (ask! por sus siglas en alemán) mantiene un optimismo cauteloso con respecto al acercamiento entre autoridades y fuerzas insurgentes. Empero, como subraya a swissinfo Bruno Rütsche, de esa ONG helvética:

"En Colombia hay que aprovechar todas las oportunidades porque lo peor es que no se mueva nada". Y, en efecto, pese a los esfuerzos de la sociedad civil y de la comunidad internacional, el proceso de paz había quedado en el impasse desde el 2002.

"Esperamos sinceramente que esto pueda constituir el inicio para un real proceso de paz para Colombia", anotó el portavoz del DFAE.

Se espera respuesta de las FARC

El diálogo directo entre las FARC y el gobierno colombiano se efectuaría en un caserío llamado El Retiro, en el departamento del Valle del Cauca, y estaría acompañado por una comisión formada por los tres países autores de la propuesta, "con la finalidad de favorecer la confianza necesaria para una salida positiva", destacó el texto de Exteriores.

Las FARC, primera fuerza insurgente de Colombia, no se han pronunciado aún sobre la propuesta, y la elección de la zona supone algunos temores para el ask!

"No sé cuál será la reacción de la guerrilla, si puede aceptar esa propuesta, ya que se trata de una región que tiene fuerte influencia paramilitar", subrayó Bruno Rütsche.

"Las preocupaciones de ambas partes en materia de seguridad, que son perfectamente legítimas, han sido tomadas en cuenta", apuntó a su vez el portavoz del DFAE.

Objetivo: intercambio humanitario

La liberación de las personas retenidas es un reclamo reiterado de la opinión pública colombiana e internacional. "Las expectativas son muy grandes, especialmente entre los familiares de los rehenes. Hay realmente una oportunidad que tenemos que aprovechar", enfatizó Lars Knuchel.

"Hay muchos prisioneros en manos de las FARC y ellos tienen muchos prisioneros en las cárceles del Estado. Es un drama que dura ya muchos años", señaló por su parte Bruno Rütsche.

Las tentativas de encuentro entre las FARC y el gobierno de Álvaro Uribe se producen en momentos en que representantes de éste último y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda fuerza insurgente del país, preparan un encuentro exploratorio en La Habana.

En la cita en la capital cubana participa también Suiza -junto con España y Noruega- como país acompañante. El encuentro busca dar paso a la primera reunión oficial entre las autoridades de la Casa de Nariño y el ELN.

"Ese encuentro debería ser un paso hacia una verdadera negociación para la paz", puntualizó el comunicado del Ministerio suizo de Exteriores.

Período preelectoral y descontento social

Ask! hace hincapié en el hecho de que el eventual intercambio humanitario entre el gobierno y las FARC y el diálogo que se prepara entre Bogotá y el ELN tienen lugar en vísperas del proceso electoral colombiano y en momentos en que la Ley de Justicia y Paz ha generado un enorme descontento en la sociedad colombiana.

"Es una ley de impunidad total para genocidas. Es una infamia que se hace a nivel jurídico", enfatiza Bruno Rütsche. La medida, introducida en el marco de un polémico proceso de desmovilización, prevé el indulto de paramilitares.

La estrategia establece asimismo que "los paras" entreguen sus armas, pongan su nombre y se marchen "pero dos días después llegan armados otra vez".

Además, "los que se desmovilizan reciben un sueldo del Estado y eso crea toda clase de odio porque la gente dice: ¡Esos criminales viven de nosotros y las víctimas nada, absolutamente nada, ninguna reparación, ni reconocimiento, ni ayuda..!"

swissinfo, Marcela Águila Rubín y Urs Geiser

Datos clave

Suiza, España y Noruega acompañan un encuentro formal exploratorio entre el gobierno de Bogotá y el ELN.

En el proceso, que arranca este viernes (16.12) participa el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

El encuentro busca allanar la vía para el primer diálogo formal entre las autoridades colombianas y la segunda fuerza guerrillera del país.

Colombia se prepara para la realización de elecciones (mayo) en las que el presidente Álvaro Uribe buscará la reelección.

Fin del recuadro

Contexto

Suiza, España y Francia propusieron a Bogotá la creación de una zona de seguridad para un acuerdo humanitario con las FARC.

El gobierno colombiano aceptó la propuesta que implica un área de unos 180 kilómetros del departamento del Valle del Cauca.

El intercambio se llevaría a cabo en presencia de observadores internacionales e integrants de la Cruz Roja Internacional que preservarían la integridad de los participantes.

Las FARC son la primera fuerza insurgente de Colombia con alrededor de 17.000 efectivos.

Reclaman la liberación de 500 de sus combatientes a cambio de la liberación de 59 personas que mantienen retenidas.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×