Navigation

Conferencia en Ginebra sobre la amenaza sísmica

Mapa de las regiones sísmicas de Suiza. earthquake.ethz.ch

Mediante la realización en Ginebra de la primera 'Conferencia Europea sobre Ingeniería Parasísmica y Sismología', Suiza quiere destacar un real peligro que pesa sobre nuestras regiones.

Este contenido fue publicado el 05 septiembre 2006 - 16:11

Este encuentro, que empezó el lunes (04.09), es el primero en su género en Europa y reúne durante cinco días a más de 1.000 especialistas.

Según el Servicio Sismológico Suizo (SED), más de 10.000 temblores se produjeron en Suiza en el curso de los últimos 800 años. Seis de entre ellos -en el cantón del Valais, en el curso de los últimos 150 años- sobrepasaron los 6 grados de la escala de Richter. Y según los expertos, es seguro que el fenómeno se reproducirá.

Hace dos años el SED señaló que Suiza, situada en el borde de la placa tectónica eurasiática, podía sufrir un seísmo de una magnitud de 7.5 grados. Una catástrofe que, según las estimaciones, podría causar daños hasta por 60.000 millones de francos.

"Terremotos de esta magnitud o más moderados -6 o 6.5 grados- ya se produjeron y se reproducirán. Estamos seguros de eso, pero no sabemos cuándo", asienta Stefan Wiedmer, investigador del SED, con sede en Zúrich.

600 intervenciones

El ministro suizo del Medio Ambiente, Moritz Leuenberger, inauguró la conferencia que contará con 600 intervenciones, incluyendo una decena de temas centrales que van de la seguridad de las presas a los sistemas de alarma pasando por la construcción en las zonas sísmicas.

"No podemos evitar un terremoto, pero podemos minimizar sus efectos, reducir su impacto sobre la población, así como sus costos", declaró Leuenberger.

El ministro se pronunció por un sistema de seguros contra este género de catástrofes naturales. Una parte de las primas recolectadas podría financiar los esfuerzos de prevención para protegerse de los seísmos.

Leuenberger manifestó también su deseo de que Suiza y otros países europeos hagan inventarios de la seguridad de sus construcciones y muy especialmente de sus infraestructuras estratégicas como los hospitales, la red de distribución de energía, los cuarteles de bomberos, las presas o las centrales nucleares.

Nuevas medidas

Un nuevo mapa de las zonas de riesgo fue publicado hace dos años, las normas antisísmicas para la construcción de edificios fueron reforzadas en 1989 y en 2004, y la idea de reestablecer los seguros obligatorios contra temblores de tierra para todos los edificios ha sido discutida.

Un inventario de la seguridad parasísmica de los edificios federales empezó en el 2000 y se estableció un programa para mejorar las construcciones que ya no responden a las normas. El Ministerio del Medio Ambiente señala que cerca de una tercera parte de los cantones suizos iniciaron un proceso similar.

Sin embargo, Olivier Lateltin, responsable del centro para mitigar los daños de los terremotos del Ministerio del Medio Ambiente, insiste en el hecho de que la amenaza no siempre es tomada con la suficiente seriedad. Según él, la consideración de las nuevas normas por parte de los arquitectos y los ingenieros sigue siendo "un gran problema".

Uno de cada cinco edificios

"Más del 90% de los edificios existentes fueron construidos antes de que las nuevas normas de construcción fueran adoptadas, en 1989", destaca. "No digo que estos edificios no sean seguros, sino que ignoramos cuál es su grado de seguridad en caso de un seísmo de una magnitud de entre 6 y 6.5 grados en la escala de Richter. Según la experiencia de nuestros colegas extranjeros, sabemos que uno de cada cinco edificios podría tener problemas".

El Ministerio del Medio ambiente fijó como prioridad crear conciencia sobre el asunto. Se dotó de un simulador móvil de seísmos, que en fecha próxima enviará a las diversas regiones del país.

swissinfo, Adam Beaumont,
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Contexto

La amenaza sísmica en Suiza está considerada de moderada a media. Las zonas más expuestas son el cantón del Valais, Basilea, el valle del Rin en los cantones de San Gall y de los Grisones.

Situada en el centro de Europa, Suiza se encuentra en el borde de la placa tectónica eurasiática. El límite de esta placa – y por ende la zona de frotamiento con la placa tectónica africana - sigue la línea de los Alpes.

End of insertion

Pérdidas por terremotos

En mayo del 2006, un terremoto de 6.3 grados en la Escala de Richter causó 6.000 víctimas en Java, Indonesia.

En octubre del 2005, un seísmo de 7.6 grados causó la muerte de 75.000 personas en Pakistán y en la región india de Cachemira.

El terremoto del 26 de diciembre de 2004 en el Océano Índico tenía una magnitud de 9.15. Los maremotos que engendró costaron la vida a 220.000 personas.

En Suiza, el terremoto más devastador se produjo en 1356 en Basilea. De una magnitud de 6.9 grados, causó el derrumbe de decenas de castillos y generó un incendio que redujo a cenizas buena parte de la ciudad de Basilea.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.