Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Consejo de Europa "El secreto bancario se equipara con el fraude fiscal"

El Consejo de Europa, con sede en Estrasburgo, tiene 47 países miembros, entre ellos Suiza.

(AFP)

El Consejo de Europa debate el próximo 27 de abril una resolución que pretende luchar contra los paraísos fiscales. El documento tiene en la mira a Suiza y, en opinión de Urs Schwaller, miembro de la delegación helvética en Estrasburgo, es muy tendencioso.

Sobre el secreto bancario suizo han llovido críticas de todo tipo. Tantas, que Suiza se ha visto obligada a hacer concesiones sin precedentes en los litigios fiscales con otros países. Hoy, por ejemplo, facilita datos bancarios que hace solamente unos años jamás habría entregado. Y sin embargo, no cesan las presiones sobre la plaza financiera helvética.

Según el diario Neue Zürcher Zeitung, todo apunta a que el próximo ataque provendrá del Consejo de Europa, con sede en Estrasburgo y que cuenta a Suiza entre sus 47 países miembros. Uno de los asuntos que prevé discutir su Asamblea Parlamentaria, el 27 de abril, es una resolución que exige una mayor “justicia fiscal” y que se dirige a los paraísos y las jurisdicciones fiscales que favorecen la evasión.

El informe, en el que se basa la resolución, enumera las principales escapatorias legales y el secreto bancario suizo encabeza esta lista elaborada por la ONG Tax Justice Network.

La comisión encargada de preparar la resolución integra a parlamentarios suizos, entre ellos Urs Schwaller, senador demócrata cristiano (PDC) por el cantón de Friburgo.

swissinfo.ch: ¿No hubo manera de evitar en la comisión este ataque contra Suiza?

Urs Schwaller: La comisión ha equiparado secreto bancario y fraude fiscal. Esto no es una novedad, sino el resultado de años de trabajo en los que se ha hablado reiteradamente de los paraísos fiscales y se ha situado a Suiza al mismo nivel de las islas del Canal de la Mancha.

Me disgusta que el informe –al menos en su primera versión– no mencione los pasos que Suiza ha dado en los últimos años en materia de intercambio de información, asistencia administrativa y acuerdos de doble imposición. No es admisible que se ponga en la picota solamente a Suiza entre 30 o 40 otros países, y se la incluya en una lista negra sin mencionar siquiera que la organización que ha elaborado esta lista carece de base y legitimidad estatal.

swissinfo.ch: Aunque el Consejo de Europa la adopte, esta resolución no es vinculante, tiene solamente un valor de recomendación. ¿Podría, no obstante, perjudicar a Suiza?

U.S.: Sí, constituye una indirecta más contra la que debemos defendernos. La recomendación se remitiría a los Estados miembros del Consejo de Europa, quizás también al Parlamento Europeo. Esta resolución favorece además una actitud fundamental que es negativa para Suiza.

swissinfo.ch: Usted está prácticamente solo en el seno de la comisión. ¿Cómo explica que todos los demás países se hayan posicionado contra Suiza?

U.S.: Nadie tiene interés en meterse en camisa de once varas por defender a alguien cuando se apunta con el dedo a un solo país. Además, Suiza no es miembro de la Unión Europea (UE) y no está presente en varios organismos. Las delegaciones de los otros países no ven motivación para ponerse de nuestra parte.

swissinfo.ch: ¿Se espera que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa apruebe la resolución?

U.S.: Habrá que ver si otros países se oponen, como nosotros, a la resolución. Pienso que Luxemburgo, pero también Austria y, en parte, Gran Bretaña, deberían tener cierto interés en mostrar los avances logrados, tanto por su parte como por la nuestra.

swissinfo.ch: El informe sobre la resolución señala que los paraísos fiscales y los centros financieros offshore favorecen la evasión fiscal, porque perjudican a los contribuyentes honestos, las arcas públicas y el buen funcionamiento de las instituciones, la denominada buena gobernanza.

U.S.: No podemos negar que hasta hace dos años algunos bancos ayudaron a clientes a no declarar todo su patrimonio al fisco de su país. Pero se ha producido un cambio de paradigma en la política.

Desde 2009, Suiza aplica los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), ha concluido acuerdos de doble imposición fiscal con una cuarentena de países, presta asistencia administrativa y dispone de un órgano independiente que vigila los mercados. A lo que se opone Berna, es al intercambio automático de información.

swissinfo.ch: El informe reprocha a Suiza que, a diferencia de la mayoría de los países europeos, no esté dispuesta a renunciar a parte de su autonomía a favor de una legislación que combata la evasión fiscal.

U.S.: La legislación helvética no hace distinción entre fraude y evasión fiscal dentro del propio país. Y así debe seguir: no se puede criminalizar a amplios sectores de la población por casos insignificantes, como regalar  50 francos a un nieto sin declararlo al fisco. En Suiza, la protección de la esfera privada está garantizada.

swissinfo.ch: ¿Por qué se considera tan importante proteger la esfera privada?

U.S.: En Suiza, la conciencia y honestidad fiscal de los contribuyentes es elevada. Es importante que los ciudadanos puedan preservar una esfera privada en la que el Estado no pueda entrar. Y esto implica cierta discreción o reserva respecto a los datos personales. Se trata de uno de los valores fundamentales y una de las fortalezas de nuestro país.

swissinfo.ch: En los últimos decenios llegaron enormes fortunas a las arcas de los bancos suizos, gracias al secreto bancario, entre otras razones. Últimamente, Suiza ha hecho muchas concesiones, pero no disminuyen las presiones del extranjero sobre su plaza financiera. ¿Por qué?

U.S.: Muchos Estados están endeudados hasta el tuétano. Entiendo que quieran gravar el capital que sus ciudadanos tienen depositado en bancos suizos. Los aplaudo en su empeño por combatir el fraude fiscal.

Hoy Suiza brinda asistencia administrativa también en casos de evasión fiscal y facilita datos bancarios que hasta no hace mucho jamás hubiera revelado. Hemos hecho concesiones, pero ahora no debemos sobrepasar esta línea.

Resolución de Estrasburgo

La resolución, que se someterá el 27 de abril de 2012 a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, invita a los 47 países miembros a incrementar las presiones contra los paraísos fiscales y los centros offshore. El objetivo es “suprimir progresivamente el secreto bancario en el ámbito fiscal”.

El texto solicita a la OCDE y al Fondo Monetario Internacional que vigilen mejor los regímenes fiscales de sus miembros y eliminen las prácticas perniciosas.

Según la resolución, la lucha contra los paraísos fiscales constituye un deber moral ya que menoscaba los intereses de otros países. Por ende, aboga por el intercambio automático de datos bancarios en toda Europa.

“La evasión y el fraude fiscales, que favorecen los centros offshore, causan pérdidas por varios miles de millones de euros a los miembros del Consejo de Europa”, según consta en el informe, que elaboró el diputado belga Dirk Van der Maelen y en el que se basa la resolución.

El documento cita a Suiza como uno de los paraísos fiscales más importantes. Van der Maelen se remite a una lista de paraísos fiscales elaborada por Tax Justice Network, una ONG que lucha a favor de una mayor justicia social.

Fin del recuadro


(Traducción: Belén), swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes