Navigation

Contra el trabajo de menores

Miles de niños son explotados en plantaciones de cacao africanas. Keystone Archive

Compañías suizas se sumaron a un acuerdo global de la industria del chocolate tendiente poner fin al empleo de mano de obra infantil.

Este contenido fue publicado el 20 mayo 2002 - 17:09

Suiza, el mayor productor de chocolate, se unió a otras naciones en las pesquisas sobre el empleo de menores en los campos de cocoa del oeste de Africa. Este país importa cerca de un 50% de la cocoa que emplea de los dos productores más grandes del mundo: Costa de Marfil y Ghana.

Chocosuisse, la asociación de fabricantes de chocolate suizo, destacó la responsabilidad social sobre la manera en que sus abastecedores cumplen con el protocolo respectivo.

"Uno de los objetivos del acuerdo es crear un sistema para imponer sanciones a las granjas y a las factorías que intenten ahorrar de esa manera (con e trabajo infantil)", explicó el director de la asociación, Franz Schmid.

Empero, las actividades de monitoreo son extremadamente difíciles en virtud de la lejanía de las granjas administradas de manera familiar o por pequeñas empresas. "La producción en cadena del chocolate es muy compleja, y el establecimiento de los orígenes de la cocoa es muy difícil", precisó Schmid a swissinfo.

Los fabricantes de chocolate han sido acusados de crear condiciones de mercado que han empujado a los productores de cocoa africanos a la pobreza, obligándolos a recurrir a la mano de obra infantil.

El papel de la educación

"La esclavitud que vemos en esos países es el resultado de la pobreza. Buscamos entonces soluciones que permitan a cada familia enviar a sus hijos a la escuela algunas horas por día".

Una propuesta tiende a garantizar ingresos mínimos a los productores de cocoa. "Si logramos erradicar la pobreza, podremos cambiar la situación actual", aseguró Schmid.

Falta saber si la industria chocolatera está dispuesta a luchar contra la pobreza ofreciendo, por ejemplo, mejores precios a las plantaciones de cocoa. "Este memorando muestra que la industria actúa para acabar con las prácticas laborales abusivas", destacó por su parte Susan Smith, vocera de Asociación de Fabricantes de Chocolate (CMA por sus siglas en inglés).

La Fundación Mundial de la Cocoa y la CMA propusieron ese memorando el año pasado tras algunas presiones del Congreso estadounidense. Los políticos incluyeron en el documento los primeros pasos para la introducción de una etiqueta de control.

Se estima que al menos 15.000 niños participan en la producción de la cocoa en Costa de Marfil. Esos chicos proceden de las área más pobres del país y en ocasiones son comprados a sus padres por unos cuantos dólares.

Samtha Tonkin y Scott Capper

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.