Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Contra un aumento drástico del precio del tabaco

El cigarro debilita la salud pero fortalece los ingresos estatales.

(Keystone)

El paquete de cigarrillos no subirá de 4,80 a 5,60 francos. El Gobierno suizo quiere aumentos graduales.

Es la decisión del Consejo Federal, anunciada este miércoles, en respuesta a la petición de las organizaciones antitabaco, que exigían un aumento inmediato de 80 céntimos la cajetilla.

El Gobierno considera que "es erróneo creer que los aumentos masivos del impuesto sobre el tabaco vayan a reducir el consumo (de cigarrillos) y aumentar los ingresos (estatales)".

Los fumadores optarían por comprar productos más baratos, por ejemplo cigarrillos menos caros que son más nocivos para la salud, según declaró el Ejecutivo al término de su reunión semanal.

Florecería mercado negro

La subida masiva del precio del tabaco no sólo haría florecer el mercado negro y el contrabando, sino que podría acarrear una fuerte caída de los ingresos fiscales de hasta 100 millones de francos por año.

El sector económico, los sindicatos y 25 cantones respaldan la determinación del Consejo Federal de atenerse a las normas legislativas en vigor.

Con la política actual puede reducirse el volumen total de las ventas, pero sin perjudicar los ingresos fiscales, que hoy se elevan a más de 1.600 millones de francos y van destinados a los seguros de vejez e invalidez.

Berna opta por un aumento gradual del impuesto sobre el tabaco para nivelarlo con las imposiciones fiscales mínimas (57%) que se aplican hoy en el seno de la Unión Europea (UE) y que en Suiza son de 51,33%.

swissinfo y agencias


Enlaces

×