Crece el empleo 'fronterizo' en Suiza

El empleo en Suiza atrae a personas que viven en países limítrofes. Keystone Archive

Actualmente un nivel récord de 41.000 trabajadores viven oficialmente en Francia, pero cruzan la frontera para laborar en los cantones de Ginebra o Vaud.

Este contenido fue publicado el 20 octubre 2003 - 12:46

Lo hacen diaria o semanalmente con el comprensible acicate de duplicar su salario.

Cruzar la frontera y trabajar en Suiza les permite duplicar su salario, concluye un balance del Observatorio Estadístico Transfronterizo sobre los Acuerdos Paralelos entre Suiza y la UE que entraron en vigor el 1 de enero del 2002.

Suiza se vuelve un destino cada vez más atractivo para los trabajadores del resto de Europa, y cómo no, si en suelo helvético un empleado suele ganar el doble que en su país de origen ejerciendo exactamente el mismo oficio o profesión.

De Francia

En el caso de Francia, en particular, actualmente hay 41.000 trabajadores “fronterizos” o población de las regiones galas de Ain y de Haute-Savoie que eligieron trabajar diariamente en los cantones de Ginebra y de Vaud en Suiza por razones económicas.

Algunos viajan diariamente; otros laboran de lunes a viernes en Suiza y regresan el fin de semana a sus casas francesas.

La mayoría de estas personas solicitaron a las autoridades helvéticas un premiso de “corta duración” y se dedican a actividades como la construcción, hotelería, atención de restaurantes o cuidado de los niños.

El informe, presentado por la Oficina Cantonal de Estadísticas de Ginebra, el Instituto de Estadísticas Rhone-Alpes y el Servicio Cantonal de Investigación, tiene por objeto ofrecer algunas conclusiones a un poco más de un año de entrar en vigor los Acuerdos Paralelos que permiten a Suiza una integración parcial a Europa en los temas que más le interesan, sin la obligación explícita de adherirse a la UE.

Uno de los acuerdos más importantes es el de “Libre circulación de las personas”, que permite desde el 1 de junio del 2002 que cualquier habitante de la Unión Europea tenga derecho a solicitar un permiso de corta duración para laborar en territorio suizo si consigue un contrato de entre tres y 12 meses.

Si más tarde la oferta de trabajo se extiende a un periodo mayor, eventualmente el trabajador tendrá derecho a pedir un permiso más largo y también el “reagrupamiento familiar”, esto es, a derecho a llevar a su familia a vivir a Suiza.

Un largo trecho

La migración de europeos a Suiza es un fenómeno que se ha agudizado a partir de 1998, año en el que la economía helvética se reactivó.

De acuerdo con datos del Observatorio Estadístico Trasfronterizo de Suiza, el número de personas beneficiadas con un permiso trasfronterizo de trabajo –exclusivamente en el caso de la colindancia con territorio francés- creció 32% entre 1998 y el 2002, mientras la oferta de empleo lo hizo en sólo 6%.

Esto es, avanza cinco veces más rápido la demanda de empleos que la capacidad de las empresas de esa región para ofrecerlos.
De ahí que en 1999 sólo 8 de cada 100 trabajadores de Ginebra fueran extranjeros, mientras en el 2002 el número había aumentado a 38.

En el caso del cantón de Vaud se observa el mismo comportamiento. Hace tres años, 9 de cada 100 empleados venían de algún país no suizo, y para el 2002, el nivel había alcanzado a 27 de cada 100 trabajadores.

Alojamiento a tope

Ligado al fenómeno de los “trabajadores fronterizos” está el de la escasa oferta de vivienda a ambos lados de la frontera Francia-Suiza.

Hay tanta gente que quiere vivir en la frontera, que el mercado inmobiliario no se da abasto. Un dato: la tasa de habitaciones (casas o apartamentos) libres en Ginebra es de sólo 0,17%, esto es, prácticamente no existe.

Y del lado francés, sucede lo mismo, porque la gente se desplaza en dirección a Annecy para vivir “mas barato” y placenteramente mientras trabaja, como suizo.

swissinfo, Andrea Ornelas.

Datos clave

41.000 empleados trabajadores viven en Francia y trabajan en Suiza.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo