Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Creciente popularidad de remedios naturalistas

Los remedios naturalistas provienen de plantas desconocidas y a veces misteriosas.

(www.lumiere-naturelle.ch)

En los países del Tercer Mundo, los remedios naturalistas son una gran parte de la farmacia casera, y en los industrializados pasan hoy por una " resurrección que les da una aceptación muy elevada.

Esta tendencia se nota también en Suiza, a pesar del dominio de las conocidas empresas productoras de medicamentos convencionales.

Las cajas de seguros contra enfermedades rembolsan hoy diversos tratamientos alternativos basados en la acupuntura, en la medicina antroposófica y china, en la homeopatía, en la terapia neural o en la fitoterapia, incluyendo un buen número de remedios provenientes de diferentes plantas y hierbas medicinales.

No se consideran como medicamentos

Estos productos reembolsables deben, sin embargo, ser aprobados y registrados por las autoridades sanitarias.

Como en otros países, también en Suiza es difícil dar a un remedio naturalista el título de medicamento, ya que su productor deberá presentar en su solicitud de registro una documentación muy completa, mostrando una serie de criterios farmacológicos que en muchos productos extraídos de plantas es muy difícil y costoso hacerlo.

De ahí que el mercado oficial de productos naturalistas sea relativamente bajo, en comparación con aquellos de origen químico.

Dado que un gran número de mates, ungüentos, bálsamos o jarabes pueden ser vendidos con sólo una aprobación general de las autoridades de salud, sin recibir la denominación de medicamento, este mercado es enorme, aunque su valor comercial no sea muy alto por los precios relativamente bajos que rigen en este sector.

Crecen las ventas

La venta de los remedios naturalistas declarados oficialmente medicamentos alcanzaron en Suiza 120 millones de dólares en el año 2003, y el valor del mercado adyacente, sin registro, se calcula en unos 90 millones de dólares.

El volumen general de ventas de los remedios naturalistas en Europa llegó a los 5.000 millones de dólares en el años 2003.

Un 30% de estos remedios se los usa generalmente, en muchos países, para males del corazón y de la circulación sanguínea, 20% para enfermedades de las vías respiratorias, 15% para insomnios y como tranquilizantes, 15% contra molestias gastrointestinales, 10% para tratamientos reumáticos y el resto para otras enfermedades conocidas.

De acuerdo con los pronósticos, este mercado subirá considerablemente en el futuro en todos los países, del Norte y del Sur.

¿ Cuáles son los remedios naturalistas ?

Conforme a una vasta definición internacional, los remedios elaborados de plantas y hierbas se clasifican en fitofármacos, productos homeopáticos, remedios antroposóficos y el resto, constituido por una gran variedad de productos típicos de los diferentes continentes.

El espectro de estos remedios es enorme y su definición no es suficientemente clara. Por una parte existen medicamentos registrados por las autoridades sanitarias, y por la otra, hay una gran cantidad que no está oficialmente aprobados, pero su venta está permitida bajo control sanitario.

En la mayor parte de los países, el mercado de estos últimos ha florecido extraordinariamente, lo que origina a su vez la formación de un mercado negro que permite la infiltración de productos ilegales y nocivos.

Hay muchos ejemplos del peligroso uso de ciertos remedios naturalistas que hasta causaron la muerte de sus consumidores; de ahí que las autoridades sanitarias recomienden el uso prudente de productos poco conocidos.

Origen de los remedios naturalistas

Cada región de nuestro planeta tiene una flora y una fauna características, que nuestros antepasados utilizaron también para la elaboración de substancias curativas, ganando, a través del tiempo, mucha experiencia en su aplicación.

Mucho antes que los conventos de la Edad Media, los aborígenes empezaron con la preparación de remedios empleando plantas, hierbas y extractos animales regionales para tratar los diversos males de su época.

Como en la China o en la India, también en las diferentes regiones de Los Andes existían y existen fundados conocimientos y una gran experiencia en la medicina naturalista, así como en el uso del amplio arsenal de sus remedios.

La experiencia de los aymaras

Por ejemplo los aymaras, habitantes de las regiones altiplánicas de Bolivia y el Perú, desarrollaron una experiencia medicinal admirable.

Los curanderos, callawayas o yatiris establecieron una medicina integral, empleando los diferentes recursos de la naturaleza en forma de fitoterapia, fisioterapia, aeroterapia, hidroterapia, helioterapia, quinesioterapia, etc.

Un callawaya tenía y tiene a disposición unas 300 hierbas y plantas medicinales como el aloe, el boldo, el cardo santo, la coca, la uña de gato, etc., con las que puede cubrir un vasto espectro curativo.

Aún hoy, casi un 70% de los bolivianos, especialmente en regiones rurales, consultan en casos de enfermedad, primero al curandero, antes de dirigirse al médico convencional y usan, preferentemente, remedios naturalistas.

Entre tanto se ha establecido en Bolivia, una pequeña industria de desarrollo y elaboración de estos productos, ya que su demanda ha subido considerablemente en los últimos años.

Situaciones como ésta se advierte en muchos países del planeta, a pesar o tal vez debido al vertiginoso desarrollo tecnológico.

swissinfo, Luis Salinas, Basilea

Datos clave

La venta de los remedios naturalistas, declarados oficialmente como tales, alcanzaron en Suiza 120 millones de dólares en el año 2003.

Fin del recuadro

Contexto

Un 30% de estos remedios se los usa generalmente para males del corazón y de la circulación sanguínea.

El 20% para enfermedades de las vías respiratorias, 15% para insomnios y como tranquilizantes, 15% contra molestias gastrointestinales, 10% para tratamientos reumáticos.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes