Cuentas de Menem: Argentina seguirá insistiendo

El ministro de Justicia argentino, Gustavo Béliz. Keystone

La justicia helvética anunció que no halló la cuenta bancaria que vincularía al ex presidente argentino Carlos Saúl Menem con el atentado a la AMIA.

Este contenido fue publicado el 16 julio 2004 - 16:20

El ministro de Justicia Gustavo Béliz declaró a swissinfo: “Vamos a agotar todas las instancias para que la investigación llegue a la verdad.”

La Oficina Federal de Justicia de Suiza comunicó el martes (13.07.) que no encontró la cuenta en la que se presume que Irán depositó 10 millones de dólares para Carlos Menem, a cambio de que se encubriera a ese país en la investigación del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

Frente al informe elevado por la jueza de instrucción ginebrina Christine Junod, swissinfo se contactó en Buenos Aires con el ministro de Justicia y Derechos Humanos Gustavo Béliz para conocer cuáles serán los próximos pasos a seguir por la cartera a su cargo.

La intención: insistir

El ministro Béliz explicó que los pedidos que está haciendo el Gobierno argentino a Suiza son múltiples y que no sólo tienen que ver con la cuenta relacionada con la AMIA.

“Esta investigación tiene un debate que viene desarrollándose hace más de dos años en torno de si el ‘Testigo C’ viaja a Ginebra a reconocer el banco y a dar indicios ciertos sobre las cuentas del ex presidente en el banco que supuestamente se habían pagado siguiendo la pista iraní”, aseguró a swissinfo.

“Esta comparecencia del ‘Testigo C’ nunca fue lograda, nunca se logró que fuera a Suiza y hubo una cantidad importante de citaciones. La Argentina va a seguir insistiendo para que el ‘Testigo C’ comparezca en el lugar, en Ginebra, Suiza”.

Según el Ministro, ese ‘Testigo C’ (así se conoce al ex agente de inteligencia iraní Abolghasem Mesbahi), indicó diversos tipos de irregularidades y el supuesto pago de estos 10 millones de dólares.

El atentado terrorista a la mutual judía, ocurrido el 18 de julio de 1994, destruyó la sede de la institución dedicada a la asistencia social y a la cultura ubicada en el centro porteño, dejando como saldo 85 muertos y más de 300 heridos, tanto judíos como no judíos.

“Tratándose de una causa tan notable, trágica y paradigmática como lo es la causa AMIA, vamos a agotar todas las instancias para que la investigación llegue a la verdad”.

Nada nuevo, dice Béliz

En el marco de la ayuda judicial, la jueza Junod intentó en tres ocasiones hacer comparecer en Ginebra al testigo que describió el supuesto soborno a Menem, y finalmente se obtuvo su declaración en Alemania, lo que permitió identificar el establecimiento bancario ginebrino en cuestión.

Sin embargo, “ni las indagaciones realizadas en este banco ni otras investigaciones permitieron descubrir cuentas que pertenezcan o hayan pertenecido a Menem u otras personas mencionadas en la solicitud de ayuda judicial”, indica el comunicado emitido en Suiza.

Béliz aseguró a la prensa que la justicia argentina también había pedido que este testigo identifique a través de un identikit a uno de los supuestos intermediarios o testaferros de la gestión de estos 10 millones de dólares, que surgían como producto de las declaraciones preliminares del iraní arrepentido, algo que tampoco se hizo.

“No es nada nuevo lo que dice esta comunicación de Suiza, porque la última acción a ese respecto databa del mes de febrero del 2003. Ha pasado más de un año de una inacción que nosotros queremos revertir a través de estos exhortos en los cuales vamos a estar insistiendo”, afirmó el ministro argentino.

¿Incompatibilidad?

En declaraciones a la prensa remitidas por la oficina del Ministerio de Justicia a swissinfo, Gustavo Béliz puso en duda la compatibilidad de la jueza helvética Christine Junod:

“El otro elemento muy importante que yo quiero enfatizar atendiendo a su pregunta de por qué no hay una respuesta a favor, una acción concreta, tiene que ver también con los diferentes jueces que en Suiza están encargándose de la investigación de la pista iraní...”

“¿Por qué digo esto? Porqué el marido de la jueza Junod es un funcionario de la policía ginebrina y, lamentablemente, puede tener ahí algún tipo de incompatibilidad en cuanto a brindar información, por este parentesco que une a la jueza Junod con su marido y con la relación que tiene con la propia policía ginebrina”.

Comentarios lanzados al aire por el ministro argentino sin mayor fondo y que la misma Christine Junod minimiza: “No tengo el gusto de conocer al señor Béliz, pero estoy sorprendida de saber que se permite hacer comentarios sobre las profesiones respectivas de mi marido y mía; y utilizarlas para hablar sobre el funcionamiento de las instituciones suizas”.

En corta conversación con Patricia Islas de swissinfo, Junod se concretó a decir: “Simplemente puedo indicar que bajo la perspectiva de las instituciones suizas esto no implica problema alguno, pues se trata de dos sectores completamente separados”.

La jueza ginebrina concluyó diciendo que en caso de que el señor Béliz quisiera reunirse con ella, su despacho está siempre abierto “y tal vez así pueda explicarle cómo funcionan las instituciones ginebrinas”.

Cooperación judicial suizo-argentina

Volviendo a Buenos Aires, el ministro Béliz subrayó que a partir de su gestión, “lo que queda claro es que la Argentina no da más excusas en términos de la mala redacción de los exhortos o de la falta de voluntad para impulsar la investigación desde el punto de vista judicial y político”.

“Han viajado magistrados, han viajado miembros del Poder Judicial a Suiza, se ha generado una corrección de los errores que había en la tramitación de los exhortos, de modo tal que no existe ningún tipo de excusa para no brindar una información”, sentenció.

Gustavo Béliz anunció a swissinfo que el próximo 26 de agosto Argentina y Suiza celebrarán un tratado internacional en materia judicial, “para agilizar este tipo de cooperación y tornarla mucho más imperativa y obligatoria de lo que es en este momento”.

“Este tratado es muy importante porque desde 1902 la Argentina y Suiza no celebran una convención de naturaleza internacional para agilizar y facilitar todo este tipo de cooperación”, concluyó.

swissinfo, Norma Domínguez, Buenos Aires

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo