Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Buenos Aires 2013: Músicos suizos deslumbraron en el Colón

Emmanuel Siffert y Baldur Brönnimann cerraron el año musical en el Colón con estrenos osados que funcionaron a sala llena y deslumbraron por su originalidad. ‘La Cenicienta’, única composición que Johann Strauss II realizó íntegramente para Ballet; y ‘Prometeo. Tragedia de la escucha’, de Luigi Nono, ópera sin otra atracción que la sonora y una de las obras más trascendentes de fines del siglo pasado.

Emmanuel Siffert fue el primero en arribar al sur como violinista en 1991 y ya como Director, en 2008, a la provincia de Mendoza. Baldur Brönnimann llegó en 2011 para la reapertura del Colón, y lo hizo con ‘El Gran Macabro’.

Ambos directores suizos tienen una larga y afinada trayectoria dirigiendo en América Latina, lo que los vuelve respetados y queridos en la región.

swissinfo.ch pudo asistir a sus dos puestas: La Cenicienta, única composición que Johann Strauss II realizó íntegramente para Ballet; y Prometeo. Tragedia de la escucha, de Luigi Nono, una ópera sin otra atracción que la sonora y que es una de las obras más trascendentes de fines del siglo pasado. Entrevista a dos voces.

swissinfo.ch: Esta ‘Cenicienta’ para ballet que dirigió este año es bastante particular, es la primera vez que llegó a la Argentina y –según entendidos- era un reto dirigirla…

Emmanuel Siffert: Es una obra rara de Strauss. El es conocido como compositor de Vals y Opereta, pero este ballet no se conoce. Es muy interesante ver el espectáculo con esta música.

Como director de orquesta debes entender el idioma de las bailarinas. Y como uno no es un bailarín, esa es la parte ‘extranjera’; la de la dificultad. Pero se ensaya y se trabaja mucho para lograrlo. Técnicamente el director no maneja sus tiempos y el desafío es la coordinación. Pero ya he hecho varios clásicos de ballet. Me gusta.

Emmanuel Siffert

- Nacido en Suiza, ha sido Director Titular de la European Chamber Opera de Londres, de la Orquesta de Camera Suiza, de la Orquesta Sinfónica Aosta en Italia y de la Orquesta Sinfónica Nacional de Ecuador por tres temporadas.

- Es Director Principal Invitado de la Wales Concert Orchestra  y se ha presentado como Director Invitado con un gran número de orquestas tales como Philharmonia Orchestra, Royal Philharmonic,  London Mozart Players, Filarmónica de la Ciudad de México, Johannesburg Philharmonic, Armenien Philharmonic, Plzen Operahouse-Orchestra, Filarmónica de Gran Canaria, Symphonieorchester St.-Gallen, Sinfónica de Aguascalientes, Sinfónica de Michoacán y Sinfónica de Jalapa en México, Cairo Symphony Orchestra, Orquesta Sinfónica Nacional del Perú, Orquesta Sinfónica de Venezuela y Filarmónica de Montevideo.

- Ha sido dos veces ganador del Premio al Mejor Director en el concurso “Schweizerischen Tonkünstlerverein” en 1993 en 1995.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: Venir a estrenar Prometeo por primera vez en América toda (porque nunca estuvo ni al Sur ni al Norte del continente), ¿implicó un desafío?

Baldur Brönnimann: Sí. Es una pieza de 1982. La obra se ha presentado más de 60 veces en total y gran parte del equipo que estuvo aquí ha hecho el estreno con Nono en la década de 1980. En esa oportunidad se hizo en un estudio que fue construido especialmente, de Renzo Piano, que era una estructura de nave de madera. Porque la obra es una composición espacial donde el público está sentado en el medio.

swissinfo.ch: ¿Cómo lo resolvieron en el Colón? Imagino que trabajaron mucho con su compatriota André Richard, que dirigió la parte artística y es el responsable de todas las puestas de Prometeo en el mundo.

B.B.: Claro. Esta versión de Prometeo que presentamos es la que se hizo en La Scala de Milán en 1985 y muchos consideran que es una de las más grandes obras del siglo pasado.

Lo que hicimos es que toda la orquesta y los solistas estuvieran en los palcos y ocuparan todo el teatro, y el público estaba en la platea. A partir de la composición electrónica el espectador tuvo la sensación de que estaba en medio de la obra porque el sonido brotaba de todas partes. Nunca el Colón se había escuchado así.

swissinfo.ch: Siempre apuestas a la juventud en tus proyectos, y este año sumaste en esta obra a la Orquesta del Bicentenario.

B.B.: Sí, porque yo no quería traer la obra completa, sino que algo se quede en el país. Hubo más de 100 músicos en escena.

La interpretación la llevó adelante la London Sinfonietta, junto a un ensamble instrumental y vocal conformado por la Orquesta Nacional y Juvenil del Bicentenario, solistas especialmente convocados y el Coro Diapasón Sur, entre otros.

Para los jóvenes esto es muy interesante porque aprenden cómo tocar música contemporánea. Cuando luego vuelvan a sus regiones, podrán enseñar.

Y particularmente la experiencia del Nono creo que es muy interesante, su historia, su filosofía…

Baldur Brönnimann

- Nació el 31 de agosto de 1968 en Pratteln (Basilea).

- Estudió en la Academia de Música de Basilea y en el Royal Northern College of Music en  Manchester.

- En 2008 debutó con la Ópera Nacional de Inglaterra,  en 2009 con la Filarmónica de Seúl y en 2009/2010 dirigió con La Fura dels Baus en Londres,  Le Grand Macabre.

- En 2011 presenta Le Grand Macabre en el teatro Colón de Buenos Aires

- Desde 2008  y hasta el 2012 fue director musical de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia.

- Actualmente dicta clases en la Academia de Música de Basilea y en el Royal Northern College of Music de Manchester.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: Emmanuelle, ¿haces alguna actividad docente en el marco de tu trabajo?

E.S.: Sí. Hago talleres de dirección de Orquesta en Ecuador.

swissinfo.ch: Ustedes tienen intenso trabajo en la región, al tiempo que dirigen en los mejores escenarios internacionales. Consideran que la calidad de los artistas latinoamericanos están a la altura de sus pares de los grandes centros musicales del mundo?

E.S.: Particularmente tocar en Argentina es muy rico, el Colón tiene una acústica impresionante y viajo mucho por el interior del país. Además, desde hace siete años estoy mucho en este continente. 

Los músicos y los directores en Argentina están a la altura de los mejores del Mundo. La música es internacional y está al nivel de todos los demás.  ¡Yo mismo estudié violín con el argentino Alberto Lissy!

B.B.: Cada país y cada cultura aporta la suya a la música y eso es igual aquí, en Alemania, en Italia o en Japón. Hoy la música clásica es una cosa global. Entonces, cada uno va a poner su aporte de conocimientos y culturales. Y en Argentina encuentro mucho conocimiento, mucho respeto y mucha pasión.

Las obras

- La Cenicienta

Ballet en 2 actos.  Coreografía: Renato Zanella/  Música: Johann Strauss II/ Escenografía: Juan Carlos Grecco/ Vestuario: Aníbal Lápiz/ Ballet del Teatro Colón/ Dirección: Lidia Segni/ Orquesta filarmónica de Buenos Aires/ Director: Emmanuel Siffert/ Teatro Colón.

- Prometeo, Tragedia dell’Ascolto

Ópera de Luigi Nono (1985, 150’, para actores, solistas instrumentales y vocales, coro, orquesta y procesamiento en tiempo real) - Guión original de Massimo Cacciari.

Dirección musical: Baldur Brönnimann (Suiza)/ Segundo director musical: Lucas Urdampilleta/

Director de producción artística: André Richard (Suiza)/ Dirección de sonido: Michael Acker / Reinhold Braig / Joachim Haas (Experimentalstudio des SWR, Alemania)/ Preparador del coro: Mariano Moruja/ Preparador de los cantantes solistas: Diego Ruiz/ Preparadores de la orquesta (London Sinfonietta): Flauta: Phillipa Davies / Corno: Francisco Gómez / Cello: Lionel Handy / Violín: Daniel Pioro.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: ¿En qué países has estado Emmanuel?

E.S.: Argentina, Chile, Ecuador, Colombia, Perú, Venezuela… Todos con experiencias excelentes. Y siempre girando por todo el mundo. ¡Este año hice 66 viajes!

swissinfo.ch: A la hora de dirigir, tienen preferencias? Ópera, Ballet, Contemporánea...?

B.B.: Yo no tengo especial interés por la Música Contemporánea, pero me parece ridículo no hacer la música de mi tiempo. Cada obra es contemporánea en su momento, y por ejemplo hay muchas obras que han perdido impacto porque fueron rechazadas dado que la gente no lo entendía.

Creo que la música clásica es una arte vivo, actual y relevante. Sería raro no hacer la música de mi tiempo.

Lo que me interesa en todo el repertorio, no solo en clásico, son las cosas fuera de lo común. En las que tenés que pensar un poco, que te generen preguntas, curiosidad, que te lleven algún mensaje. Hay mucha cultura fast-food. Creo que uno como artista tiene que dar algo más que eso.

E.S.: Es muy difícil tener preferencias. Una bella Ópera es pura pasión. Hace unos meses hice Aída y es pura adrenalina.Por otro lado el Ballet es un desafío completo. No puedo decidirme. Amo toda la música. 

swissinfo.ch: ¡Cómo evalúan la apertura musical en Argentina, en un momento donde hay cambios sociales importantes?

B.B.: Creo que se percibe. Y también hay que decir que en el Colón se nota. El solo hecho de haber aceptado el año pasado ‘Le Grand Macabre’ de György Ligeti, y este año cerrar con  esta ‘Tragedia dell´ascolto’ de Luigi Nono, que es unaapuesta difícil y nada tradicional, apuntan bastante alto, y hay que decirlo. Hay que respetar mucho estas decisiones. Porque también en Europa hay que buscarlo, no es fácil.

E.S.: El público argentino es muy cálido, muy abierto. Eso es muy gratificante, porque es un público interesado y conocedor. 

swissinfo.ch: ¿Con qué nos vas a sorprender en 2014?

B.B.: En marzo del año que viene vamos a hacer una obra muy grande en el Colón: `La vendedora de fósforos’. Es una ópera de Helmut Lachenmann, basada en el clásico cuento de Hans Christian Andersen, que conlleva un fuerte mensaje social.

swissinfo.ch: Ya sabemos que en 2014 también vuelve al Colón y que han surgido nuevas propuestas laborales en Argentina…

E.S.: Sí, estaré dos veces más el año que viene con la Orquesta Sinfónica Nacional, primero dirigiendo ‘Rodin’, en julio, y ‘Romeo y Julieta’ en octubre, siempre para ballet. Y hay una propuesta de venir a dirigir la Orquesta Sinfónica de San Juan.  

swissinfo.ch


Enlaces

×