'Soy Jean Tinguely', por amor a las máquinas

Retrato del escultor y pintor suizo, Jean Tinguely. Monique Jacot

El Centro Cultural Borges (CCB) de Buenos Aires acoge la primera retrospectiva en América Latina dedicada al creador de la escultura en movimiento y figura clave del arte del siglo XX, Jean Tinguely.

Este contenido fue publicado el 25 julio 2012 - 10:16
Norma Domínguez, swissinfo.ch

Célebre por sus monumentales esculturas máquinas, el artista suizo hacía explotar sus obras con la idea de materializar el arte y protestar contra la proliferación de las armas nucleares.

Dibujos, esculturas, fotografías y filmes componen un diario personal de su vida y labor artística. Entrevista con los curadores de la muestra Soy Jean Tinguely, Virginia Fabri, del CCB, y Andres Pardey, director adjunto del Museo Tinguely, en Basilea.

swissinfo.ch: ¿Cómo surge la idea de traer esta muestra a Argentina?

Virginia Fabri: Hace mucho, pero formalmente el intercambio de ideas, viajes y propuestas entre el Centro Cultural Borges y el Museo Tinguely comenzó hace 4 años.

swissinfo.ch: ¿Cómo diseñaron la exposición y qué particularidades tiene?

Andres Pardey: La particularidad de que es la primera vez que hay una retrospectiva de Tinguely en Latinoamérica. En 1965, él estuvo en una Bienal en São Paolo, Brasil, pero con muy pocas obras.

Otro aspecto especial es que se trata de una selección importante de cartas, collages, dibujos y esculturas, a través de las cuales se puede hacer una conjunción de lo que fue su vida y cómo trabajaba.

Tinguely solía documentar las máquinas que producía mediante dibujos, y a través de esta selección que realizamos con Virginia, hicimos una especie de diario de su obra...

swissinfo.ch: Debe haber sido un desafío diseñar esta especie de 'diario' de Tinguely...

V.F.: Discutimos mucho el tema con Andres y llegamos a la conclusión de que traer las máquinas -que son enormes y, además, es muy costoso- iba a limitar la muestra. Creo que fue la mejor decisión porque es una obra hermosa.

swissinfo.ch: ¿Las máquinas eran su ‘centro’?

A.P.: Era un hombre de máquinas. Máquinas empujadas por motores eléctricos y algunas ni siquiera andaban bien. Solo una parte de su obra es sobre las máquinas. Solía decir que las máquinas para él eran lo que la tela para el pintor.

 

V.F.: Siempre decía que tenía mucho amor por el tema de las fábricas. Su padre fue operario en una y creo que lo que hizo fue reivindicar la máquina.

Era un hombre muy cultivado. Entonces había un sociólogo que hablaba de un mundo alienado y de que el hombre podría llegar al suicidio, y de alguna manera, sus máquinas autodestructivas eran máquinas que se suicidaban (tomaban el lugar de los hombres).

Pienso que Tinguely tomaba ciertas teorías que estaban en boga, y la repetición de los movimientos, como parte del alineamiento, también está traspasado a las máquinas.

A.P.: Siempre estaba muy cerca de la realidad. Era un hombre muy de su tiempo y muy comprometido con todas las teorías filosóficas, políticas, sociológicas... Para él, el arte era su forma de manifestarse, de protestar.

swissinfo.ch: ¿El papel de su esposa, Niki de Saint Phalle, puede comprarse con la relación entre Gala y Dalí?

A.P.: ¡No, para nada! Los dos eran artistas y e inspiraban mutuamente. Niki no era su musa inspiradora. Era su partner, su socia. Esa es la diferencia.

V.F.: Solían decir que sus obras eran complementarias. Hay una historia que cuenta que ella estaba exponiendo en una galería de Nueva York y a continuación venía una muestra de él. Y cuando ella estaba sacando sus obras y él instalaba las suyas, Niki sintió esa complementación de obras y eso los reforzó en el camino.

A.P.: La mayoría del tiempo cada uno creaba por su lado. Muchas veces la obra de cada uno no tenía nada que ver del otro, y en muchas, como Paraíso Fantástico, trabajaron juntos. Y en algunas obras de Niki, por ejemplo Golem, él ayudaba como un asistente. Pero no es que la obra de uno dependiera del otro.

swissinfo.ch: ¿René Burri comprendió el concepto de Tinguely a la hora de construir su museo en Basilea?

A.P.: Creo que no es importante que el tipo de arquitectura del museo represente al artista. Burri construyó un museo extraordinario donde se puede exhibir muy bien la obra de Tinguely.

Seguramente, si lo hubiera construido Tinguely tendría otra forma. Él había empezado a programar su propio museo antes de morir. Era como una fábrica donde exhibiría sus obras de una manera no convencional y al que quería llamar el antimuseo. ¡Era una cosa totalmente caótica!

Jean Tinguely

Nació el 22 de mayo de 1925 en Friburgo y falleció el 30 de agosto de 1991 en Berna. Creció en Basilea, pero se mudó a Francia siendo muy joven para desarrollar su carrera artística.

Perteneció al movimiento de vanguardia parisino de mediados del siglo XX y fue uno de los artistas que firmó el manifiesto del Nuevo Realismo (Nouveau réalisme) en 1960.

Es famoso por sus máquinas esculturas. A través de su arte satirizó la sobreproducción sin sentido de bienes materiales en la sociedad industrial avanzada.

Su obra más célebre, Homenaje a Nueva York, explotó el 17 de marzo de 1960 en el patio del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Otra de sus máquinas autodestructivas realizada en 1962, Estudio para un Fin del Mundo II, estalló en el desierto de Nevada cercano a las Vegas y a un centro de experimentación nuclear, tan solo pocos meses antes de que se desatara la Crisis de los Misiles en Cuba.

En 1971, se casó con la artista francesa Niki de Saint Phalle.

End of insertion

EXPOSICIÓN

Soy Jean Tinguely presenta una selección de dibujos, esculturas, fotografías y filmes que trazan un diario de la vida del artista suizo.

Organizada en el marco de las Semanas Suizas, permanecerá abierta del 26 de julio al 19 de agosto en el Centro Cultural Borges.

Se trata de una iniciativa de la Embajada Suiza, el Centro Cultural Borges, el Museo Jean Tinguely, de Basilea, y la fundación suiza Pro Helvetia.

  

Auspiciada por la Secretaría de Cultura de la Nación, la muestra cuenta con el patrocinio de las empresas suizas Roche, Swiss y Xstrata.

End of insertion

Museo Tinguely

Obra del arquitecto suizo Mario Botta, se inauguró en 1996 con motivo del centenario de la fundación de Roche.

Niki de Saint Phalle, esposa de Tinguely, donó 50 máquinas escultura y un número importante de dibujos y documentos del legado del artista.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo