Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Homenaje suizo a Miquel Barceló

Miquel Barceló: Extracto de Hamlet, 1983. (Imagen: Museo de Arte Moderno de Lugano)

Por primera vez se presenta en Suiza una antología del conocido pintor español Miquel Barceló. El Museo de Arte Moderno de Lugano presenta dibujos, esculturas y 80 cuadros del artista.

Si bien fue grande el esfuerzo para reunir las obras de Barceló, tanto de manos públicas como privadas, los resultados son notables.

El recorrido por la obra del pintor se inicia en 1982, época en la que Miquel Barceló pintaba a artistas del pincel en plena obra.

Por ejemplo: 'El pintor damunt el cuadro' (El pintor frente al cuadro) fechado en 1983.

Una forma de contemplación. "Mis cuadros no son representaciones, sino reconstrucciones", advierte el artista al respecto. Cuadros en los que aparece un pincel rojo y un fuego encendido.

Componentes animales

Como un hilo conductor aparece ese complemento a través de la obra de Barceló. Él se confronta consigo mismo y con su entorno de vida inmediato, con el que se observan cosas banales. Desde libros, bibliotecas y corridas de toros, hasta huesos y paisajes de Malí, su segunda patria.

En muchos de sus cuadros surgen también animales. "Este es el componente animal de mi obra", ironiza Barceló en la presentación de la muestra. Su vida en Malí ha quedado grabada por animales.

Efectivamente esa corriente animal sobrepasa la pura expresión plástica de la representación. Barceló plasmó en los lienzos formas de cadáveres de animales que semejanza a un minirelieve terminan adquiriendo una apariencia casi real.

Relaciones con Suiza

En otras muchas de sus obras el artista no acude únicamente el color, sino que también hace representaciones físicas sobre el lienzo.

Barceló emplea granos de arroz para reflejar escenas muy cercanas a la realidad, como es el caso de un paisaje desértico en 'Piedra blanca sobre piedra negra', de 1989.

Para dar forma a la lluvia en Malí marca pequeñas líneas sobre el cuadro. "La lluvia es eminentemente un suceso físico", dice el artista. Con fotografías resulta casi imposible apreciar estos cuadros... les falta una dimensión.

Barceló es un reconocido artista internacional cuya carrera incluye un importante componente suizo.

Fue el galerista zuriqués Bruno Bischofberger quien descubrió a principios de la década de los 80 el talento de Barceló y quien en 1983 compró gran parte de sus obras durante una exposición en la Galería Yvon Lambert en París.

En 1984 Bischofberger se convirtió en agente oficial de Barceló. "Eso fue decisivo para mí", dice el español, que gracias a esa relación volvió a Suiza.

Intensidad de la expresión

Para el curador Rudy Chiappini, los cuadros de Barceló tienen una "intensidad absoluta", y sus esculturas una "fuerza expresiva rara de encontrar". Las obras presentadas en el Tesino han llegado de museos de París, Bordeaux, Toulouse y Barcelona, así como de galerías y coleccionistas privados.

"Muchos de estos cuadros yo mismo no había visto desde hace más de 20 años", dice sorprendido Barceló.

Sin duda se trata de una de las más completas retrospectivas del artista, quien tras su participación en la Biennale de São Paulo (1981) y el Documenta en Kassel (1982) atrajo un gran interés internacional.

En 2003 fue reconocido con el Premio Principe de Asturias. El jurado justificó su decisión con el hecho de que él es "uno de los mayores exponentes de la pintura contemporánea en Europa.

swissinfo, Gerhard Lob, Lugano
(Traducido del alemán por P. Islas)

Miquel Barceló

1957: Nace el 8 de enero en Felanitx, Mallorca (España).

1937-74: Estudios en la Escuela de Bellas Artes de Palma de Mallorca.

1976: Escuela de Arte de Barcelona. Primera exposición personal 'Cadaverina 15' en Palma bajo el tema de metamorfosis.

1986: Invitación a Documenta 7 en Kassel.

1986: Reconocimiento con el 'Premio Nacional de Artes Plásticas'.

1986-88: Vive y trabaja en Barcelona, París y Nueva York.

1988: Primer viaje al África. Posteriormente su vida se reparte en tres sitios: París, Mallorca y Malí.

2004: El Louvre de París muestra ilustraciones de Barceló sobre la Divina Comedia de Dante.

2006-2007: Trabajo artístico en una capilla de la Catedral de Palma de Mallorca.

Fin del recuadro

La exposición

El Museo de Arte Moderno de Lugano (MdAM) presenta la obra de Miquel Barceló en tres plantas del edificio. La exposición está ordenada de forma cronológica y abarca de 1982 a 2006.

El curador Rudy Chiappini concluye con esta antología su labor en el MdAM. Desde 1993 ha organizado importantes exposiciones en Lugano, entre ellas las de Francis Bacon, Edward Munich, Amedeo Modigliani, Marc Chagall y la de la pareja Christo y Jeanne-Claude.

La exposición de Miquel Barceló está abierta al público hasta el 4 de febrero de 2007.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×