Navigation

Skiplink navigation

Matilde Marín, testigo indiscreta

Matilde Marin, en su taller de Buenos Aires swissinfo.ch

Con más de veinte años de trayectoria, la argentino-suiza Matilde Marín se ha convertido en referente de múltiples lenguajes artísticos contemporáneos.

Este contenido fue publicado el 29 octubre 2009 - 16:18

Iniciada en la escultura y el grabado, la artista recorrió todas las disciplinas gráficas hasta convertirse en una creadora de 'testimonios audiovisuales' sobre el hombre y 'su naturaleza'.

Inquieta y vanguardista, desde que se graduó en la escuela porteña de Bellas Artes y luego de entrenarse en técnicas gráficas en la Kunstgewerbeschule de Zürich (Suiza), Matilde Marín no dejó espacio artístico por experimentar.

Ya a principio de los ochenta transgredía desde la gráfica las normativas tradicionales y en los noventa sumó a su obra la fotografía y el video, iniciando así una carrera de evolución constante y exitosa.

Una década de 'estados alterados'

Con motivo de haber sido elegida por la Fundación Andreani para la Itinerancia 2009 que lleva su muestra 'De Natura, zona alterada' por distintas ciudades de Argentina, swissinfo conversó con Marín en su atelier de Buenos Aires, donde pudo conocer el espíritu que guía su obra.

"Esta muestra es muy importante porque de alguna manera reúne una parte representativa de mi trabajo de los últimos diez años", aseguró la artista apenas empezó la entrevista, y explicó que en esta antología de videos y fotografías se plasman lo urbano, su dinámica, su impacto social y medioambiental.

"Refleja la conflictiva relación que se establece entre el hombre y su contexto" dijo, consciente de que su trabajo 'testifica' acerca de situaciones muy concretas de la realidad contemporánea.

La crisis de 2001 en Argentina y sus consecuencias socio-culturales, por un lado, y las formas actuales de interacción entre el ser humano y la naturaleza alterando indefectiblemente el paisaje, son los ejes alrededor de los que se mueve esta retrospectiva.

"El Siglo XXI debe ser el 'siglo de la conciencia'"

Marín sabe que su obra tiene un fin que trasciende lo meramente artístico y que está ligado a inmortalizar estados que probablemente dejen de verse como los vemos hoy.

"Creo que a través de mis registros me aproximo a mostrar el momento histórico que nos toca vivir. Es una forma de hacer un llamado a tomar conciencia de una serie de situaciones reales, donde se empiezan a notar cosas que antes no se percibían, como el medioambiente o la ecología"

"Finalmente no hay que olvidar que el artista siempre dio testimonio. Por ejemplo, Varsovia se pudo reconstruir gracias a los cuadros de Canaletto."

Una obra que llama a esta toma de conciencia a la que se refiere, es su video-instalación 'Río frío', que muestra el patagónico Rivadavia, antes de su alteración:

"Es un río protegido que recorrí en un bote a remo, muy cristalino, increíble. Pasó que el año pasado explotó el volcán chileno Chaltén y las cenizas volaron para Argentina, cayendo sobre el mismo y quitándole su transparencia. Entonces, no solamente el hombre altera a la naturaleza, sino que además la naturaleza se altera a sí misma. Eso fue muy impactante para mí".

"En Suiza aprendí a crear experimentando"

Recién casada en primeras nupcias con un suizo, Marín llegó a Zurich a finales de los setenta, donde siguió formándose por varios años, y donde se encontró con un mundo abierto y ávido de nuevas propuestas.

"A Suiza le debo haberme introducido en los aspectos más creativos cuando era muy joven. Yo venía de una formación en Buenos Aires muy académica, y fue allí donde empecé a experimentar y a conocer el trabajo con nuevos materiales", aseguró la artista y reconoció:

"De alguna forma le debo a esa experiencia que cuando volví a Argentina comencé a mostrar todo ese conocimiento que había adquirido en grabado y en 1992 me dieron el Premio Konex de Platino –uno de los más prestigiosos- como 'mejor grabadora' de la década"

Lo manual, distintivo del artista latinoamericano

"Ahora los artistas tenemos que trasladarnos todo el tiempo porque las cosas ya no suceden sólo en tu país", reflexionó la creadora, quien desde 1993 no ha dejado de viajar.

España, Noruega, Polonia, Suiza, Canadá, Estados Unidos, China, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Perú, Cuba, Ecuador, Paraguay, Brasil y Chile, son algunos de los países que se nutrieron, de alguna forma, del arte de Matilde Marín.

Muestras, exposiciones, seminarios y clases en distintas universidades han permitido a la creadora un 'ida y vuelta' cultural más que interesante.

"Esta experiencia me permitió darme cuenta del aporte que realiza el arte latinoamericano. Estamos en un momento en que el quehacer artístico cambió y hay un montón de cosas que lo suplen", afirmó, y dio un ejemplo:

"Me pasó en la Universidad de Barcelona que me dijeron que cuando quieren enseñar arte que se hace con las manos llaman a los latinoamericanos. Ellos mismos reconocieron estar demasiado metidos en 'una máquina' y estar perdiendo el quehacer manual que en otro momento fue distintivo del arte".

Creando 'Farus'

Mientras sigue trabajando y proyectando lo que puede convertirse en "la obra" de su vida, su muestra itinerante sigue viajando con éxito hasta fin de año por el país, recorriendo Santa Fe, Salta, Corrientes, Córdoba y Neuquén.

"Tengo un proyecto en marcha, muy ambicioso, que se llama 'Farus', palabra que significa 'la luz que guía el destino de los hombres'. Me pareció fascinante que en esta época tan compleja sigan existiendo los faros y que su luz intente guiarnos"

"Estoy coleccionando faros de distintos países. Hasta ahora tengo cinco de diferentes lugares del Mundo, entre ellos, dos en España, el Faro de Finisterre, en Galicia, y la Torre de Hércules, en la Coruña. Pero cada uno de esos faros que elijo es emblemático por su historia, y probablemente sean también mi próximo libro", concluyó entusiasmada.

swissinfo.ch, Norma Domínguez, Buenos Aires

Datos clave

'De Natura (zonas alteradas)'

La retrospectiva ya se presentó en la Ciudad de Buenos Aires, Rosario (Santa Fe) y Salta

Del 04 al 28 de Noviembre estará expuesta en el Museo Provincial de Bellas Artes 'Dr. Juan Ramón Vidal', en Corrientes.

End of insertion

Matilde Marín

Es argentino-suiza.

Nació en Buenos Aires en 1948.

En 1978 llegó a Suiza y radicó por varios años en Zúrich.

Se graduó como escultora en la Escuela de Bellas Artes de Buenos Aires.

Estudió en la Kunstgewerbeschule de Zürich técnicas gráficas.

A finales de los 90 incorporó a su obra la fotografía y el video.

End of insertion

Trayectoria

Su obra gira en torno a lo que define como 'La memoria interna del hombre'.

En 1992 recibó el Premio Konex de Platino como uno de los veinte artistas más destacados de la década.

En la actualidad es Académica de Número de la Academia Nacional de Bellas Artes.

En 2005 gana la Beca de la Dirección Nacional de Política Cultural y Cooperación Internacional

Su Libro de Artista 'Mitos de Creación', editado en Bogotá, Colombia, fue adquirido para la colección del Centro de Arte Contemporáneo Reina Sofía de Madrid, España.

En 1995 crea Gráfica Contemporánea, un espacio destinado a la actualización en técnicas contemporáneas para artistas, profesores y docentes de arte.

En el 2003 crea Kontemporánea proyecto de arte, estudios virtuales sobre actualización en arte contemporáneo.

Desde 1990 es profesora visitante dictando seminarios de posgrado en universidades de Argentina, Santiago de Chile, Brasil, Puerto Rico y Barcelona, España.

End of insertion

Algunos Libros

2006- 'Homenaje a Borges', Edición Gráfica Contemporánea, Bs. As., Argentina.
2005- 'Matilde Marín / Bricolage Contemporáneo', Adriana Lauría, Pastor Mellado, Teresa Macri, Edición de la artista, Bs. As., Argentina.
2004 - 'Río / Tierra / Montaña / Mar / un itinerario', Edición Santiago de Chile.
2001 - 'El no sé que de la pintura y del arte en general' (sobre textos de Luís Seoane) Raiña Lupa Ediciones en los talleres de L'Imprimerie Nationale de París, Francia.
1997 - 'Laberintos', Edición Gráfica Contemporánea, Bs. As., Argentina.
1996 - 'Matilde Marín Incisiones & Fragmentos', Jorge López Anaya, Ed. Santiago de Chile.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo