Navigation

De la pista estrepitosa al oasis de la tranquilidad

La joven estrella británica de la Fórmula 1, Lewis Hamilton, reside en Suiza. Keystone

De los 22 pilotos que participan en las finales del Gran Premio de Fórmula 1 más de la mitad vive en Suiza. Y lo hace no solamente por razones fiscales, dice el ex piloto Marc Surer.

Este contenido fue publicado el 04 septiembre 2008 - 17:19

En un Gran Premio, los pilotos de la Fórmula 1 se encuentran en el foco de cámaras, reporteros y aficionados.

Cuando Lewis Hamilton se ríe para dentro como un adolescente después de haber ganado una carrera; cuando Felipe Massa empuja enojado a periodistas porque ha perdido la carrera en los últimos metros, las cámaras y los micrófonos lo captan. Todas las emociones de los pilotos son registrados y transmitidos al mundo entero.

La Fórmula 1 es una mezcla de deporte de alto riesgo, glamour extravagante y negocios inescrupulosos. Los pilotos de carreras y sus equipos inmergen cada dos semanas en un cosmos estridente. Después de cada carrera, sólo quieren una cosa: retirarse al oasis de la tranquilidad.

Hamilton, un suizo advenedizo

Para más de la mitad de los pilotos esto significa, regresar a la casa en Suiza. El último que se incorporó en la comunidad de pilotos con residencia en el país alpino es Lewis Hamilton. El vicecampeón mundial dejó las Islas Británicas para desplegar su carpa en Luins, un municipio a orillas del Lago de Ginebra.

El trepador de la última temporada hizo un paso que muchos de sus más ahincados competidores ya han hecho hace tiempo. El campeón mundial Kimi Räikkönen dejó las selvas finlandeses para mudarse a Wollerau en el cantón de Schwyz. Allí vive puerta a puerta con su compañero del equipo Ferrari, Felipe Massa.

El bicampeón mundial, Fernando Alonso, optó por vivir en la comuna de Mont-sur-Rolle en el cantón de Vaud. Heikki Kovalainen, que fue el 100º ganador de una carrera de Fórmula 1 en el Premio de Hungría, disfruta su tiempo de ocio en Coppet, en el mismo cantón.

Tranquilidad y discreción

"Suiza es para los pilotos de la Fórmula 1 un país atractivo, sobre todo gracias a su seguridad, sólo en segundo lugar por las ventajas fiscales", señala a swissinfo el ex piloto de Fórmula 1, Marc Suter. A sus 57 años aún sigue vinculado al mundo de la carrera automovilista como comentarista de la cadena privada de televisión alemana Premiere.

Para Alonso por ejemplo, fue imposible seguir viviendo en España. "Sitiaron su casa y a sus padres, no podía ir a ningún restaurante sin que le siguieran aficionados y periodistas. En Suiza, sin embargo, está tranquilo. Todos los pilotos aprecian esta tranquilidad, como ya lo hizo Michael Schumacher", explica el basilense.

Para Robert Kubica y Nick Heidfeld, el dúo del antiguo equipo suizo Sauber, que hoy pertenece a BMW, está claro que prefirieron vivir cerca del centro de la escudería en Hinwil. Mientras el piloto polaco encontró una casa en ese mismo municipio, su compañero alemán se desplazó con su familia a la comuna de Stäfa.

Repostar

Los descuentos fiscales son efectos secundarios agradables, pero lo determinante es la calidad de vida, explicó Heidfeld al referirse a su mudanza a Suiza. La gente del lugar, a orillas del Lago de Zúrich, es muy discreta y los deja en paz. "Después de tantos viajes y del estrés me gusta volver a mi casa acogedora, el sitio donde puedo repostar nueva energía", dice el corredor alemán.

El oasis de la tranquilidad y de los bajos impuestos no son los únicos puntos fuertes según Marc Suter: "Muchos pilotos viajan con sus aeronaves privadas, por eso es importante vivir en un sitio cercano a un aeródromo."

Este criterio de la movilidad es la razón por la cual existen dos fracciones, una ginebrina y una zuriquense.

El montañero y el llanero

Sólo hay pocos "renegados": Jarno Trulli vive en Pontresina, al pie del puerto de Bernina, mientras que el aspirante alemán Adrian Sutil vive modestamente en el municipio de Oensingen, en el cantón de Solothurn.

Para los antiguos héroes del volante era Mónaco el sitio apropiado para vivir. En el Principado, la ruleta proporciona ingresos suficientes, no precisa ni siquiera de impuestos.

Del Mediterráneo a los Alpes

El hecho de que Suiza haya superado a la Costa Azul se debe por tanto a otras razones no financieras. Dos factores son importantes: los paisajes suizos y los requerimientos actuales de un piloto.

"Tienen que cumplir con su programa de ejercitación. Con sus montañas y sus zonas verdes, Suiza es un país ideal", alega Surer. Mónaco, en cambio, no ofrece posibilidades para practicar deportes, salvo en los gimnasios. Para hacer deporte fuera hay que desplazarse casi cada día al Hinterland montañoso.

Alguien que va al Hinterland es Bernie Ecclestone. El pequeño y basto británico acabó con la imagen sutil de la Fórmula 1 y la transformó, como inexorable empresario, en una empresa multimillonaria.

Ecclestone posee en Gstaad no solamente una residencia de lujo sino también un hotel. Desde su mansión en el Oberland Bernés puede vigilar a sus 'ovejitas' cuando el circuito de la Fórmula 1 se detiene durante un fin de semana.

swissinfo, Renat Künzi
(Traducción del alemán: Antonio Suárez Varela)

PILOTOS DE FÓRMULA 1 EN SUIZA

Kimi Räikkönen: Wollerau, cantón de Schwyz
Felipe Massa: Wollerau
Lewis Hamilton: Luins, cantón de Ginebra
Fernando Alonso: Mont-sur-Rolle, cantón de Vaud
David Coulthard: Villars
Nick Heidfeld: Stäfa, cantón de Zúrich
Robert Kubica: Hinwil, cantón de Zúrich
Jarno Trulli: Pontresina, cantón de los Grisones
Sebastian Vettel: Walchwil, cantón de Zug
Adrian Sutil: Oensingen, cantón de Solothurn
Sebastien Bourdais: Morges, cantón de Ginebra

End of insertion

Datos clave

El que fue siete veces campeón del mundo, Michael Schumacher, vive desde hace años en Suiza.
Hace poco se instaló con su familia en su nueva propiedad en Gland, en el cantón de Vaud.
La residencia de Schumacher dispone de acceso directo al lago, establos para caballos, una pista de aterrizaje para helicópteros y una sala de cine.
Schumacher y sus sucesores forman parte de una comunidad de 4.000 extranjeros que gozan de desgravaciones fiscales.
Suiza beneficia así de unos 300 millones de francos de ingresos fiscales adicionales cada año.

End of insertion

SUIZA Y LA FÓRMULA 1

En Suiza, los circuitos de la Fórmula 1 están prohibidos desde 1955.

Sin embargo, las relaciones de Suiza con la Fórmula 1 son estrechas.

Esto se debe sobre todo a Peter Sauber, el fundador y jefe del equipo Sauber de Fórmula 1 que vendió la escudería en 2007 a BMW. El nuevo nombre oficial del equipo es BMW Sauber.

La sede del equipo sigue siendo Hinwil, donde trabajan unas 420 personas.

Según estimaciones de expertos, la empresa con sede en Hinwil encarga cada año un volumen total de negocios de cerca de 50 millones de francos a empresas suizas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.