Navigation

Debate sobre tenencia de municiones militares

Más de 300 personas mueren cada año en Suiza por un disparo de un arma de ordenanza. Keystone

Un comité de la cámara alta del Parlamento helvético da un primer paso para prohibir que los 120.000 hombres que integran el ejército de milicias suizo guarden los cartuchos de su arma de ordenanza en casa, como es tradición en Suiza.

Este contenido fue publicado el 17 abril 2007 - 21:03

La decisión coincide con la consternación que ha causado la muerte de más de 30 estudiantes en el peor tiroteo jamás vivido en Estados Unidos.

La decisión del Consejo de los Estados (cámara alta) se produce también después de que la semana pasada un joven suizo de 26 años vaciara el cargador de su fusil de ordenanza matando a un hombre e hiriendo a otros cuatro en el restaurante de un hotel de la ciudad de Baden, al norte del país.

Tras la aprobación por 11 votos a favor y uno en contra de la medida que prohíbe guardar los cartuchos en casa, Hermann Bürgi, presidente del Comité de Política de Seguridad del Consejo de los Estados negó que los senadores votaran bajo la influencia de los recientes acontecimientos y la presión de los medios de comunicación.

La propuesta, que ahora será sometida al Gobierno y al Parlamento, autoriza a los cerca de 2.000 soldados que vigilan instalaciones estratégicas, como los aeropuertos, a guardar los cartuchos en su casa. El Gobierno también podría levantar la prohibición en el caso de una crisis de seguridad.

Según Bürgi, esta decisión de ninguna manera debe interpretarse como un primer paso hacia la supresión de una larga tradición que caracteriza al ejército de milicias helvético, la de guardar los fusiles y pistolas de ordenanza en casa. "La decisión no sienta un precedente", puntualizó.

Willy Pfund, presidente de la asociación Pro Tell, por su parte, declaró que hay que culpar a la sociedad de los actos violentos cometidos con armas de fuego y no a la práctica de guardar las armas de ordenanza en casa.

Guardar los cartuchos separados de las armas, como propone una parlamentaria, es un sinsentido en términos de defensa del país, agregó.

Voto nacional

Este martes, sin embargo, los partidos pacifistas y de centro izquierda anunciaron que seguirán adelante con sus planes de exigir una votación nacional para que se abandone la práctica de guardar las armas de ordenanza en casa.

De aquí al 25 de mayo deberán decidir si lanzan una iniciativa popular en ese sentido. Beni Hirt, responsable del Partido Socialista en la materia, señaló que "la disponibilidad absoluta de las armas" es un problema grave.

Según un estudio de la Universidad de Lausana, publicado en diciembre pasado, más de 300 personas al año mueren tiroteadas por un arma de ordenanza.

Beni Hirt subraya que la decisión del comité del Senado representa "un paso en la buena dirección", pero no influirá en su campaña. En su opinión, hay que retirar todas las armas militares de los hogares suizos y crear un registro nacional de armas.

"Todo el mundo sabe que es muy fácil obtener cartuchos en un puesto de tiro", señaló. "Pero en lugar de quemar todos los cartuchos uno puede guardar el resto en el bolsillo" (y llevárselos a casa).

¿Endurecer las leyes sobre tenencia de armas?

Todos los hombres suizos, de entre 20 y 30 años, tienen que cumplir el servicio militar obligatorio y reciben un fusil de ordenanza.

Después del entrenamiento inicial, son reclutados cada año durante tres o cuatro semanas hasta que hayan sumado un total de 260 días de servicio militar o alcanzado la edad de 34 años. Durante ese periodo guardan sus armas de ordenanza y 50 cajas de cartuchos en su casa.

Hace cinco años, Suiza quedó consternada cuando un individuo mató a 14 de personas tras irrumpir en el Parlamento cantonal de Zug pegando tiros con su arma de ordenanza, tras lo cual se quitó la vida.

El debate sobre el uso de armas de fuego se reavivó en abril del año pasado, cuando el esposo de la ex campeona de esquí Corinne Rey-Bellet disparó a su mujer y cuñado; ambos fallecieron.

En junio de 2006 la Cámara de los Estados se manifestó a favor de leyes más estrictas en materia de compra y tenencia de armas, pero aún no se vislumbraba un endurecimiento significativo de la ley.

A fines de marzo el Consejo Nacional, la cámara baja, rehusó por 96 contra 80 votos endurecer la ley en materia de armas y también la creación de un registro central de armas.

swissinfo y agencias

Datos clave

Se estima que en Suiza hay entre 1,6 y 2 millones de armas de fuego en circulación.

Cerca de un tercio de los homicidios se cometen con armas privadas y de ordenanza.

Según un reciente estudio, el 68% de los suicidios se cometió con un arma de ordenanza.

End of insertion

Contexto

En septiembre de 2006 el gobierno declaró que las tragedias familiares y los suicidios no eran razones válidas para prohibir a los soldados guardar sus armas de ordenanza en casa.

El argumento del ministro helvético de Defensa, Samuel Schmid, miembro de la Unión Democrática del Centro (derecha nacionalista), es que el ejército de milicias suizo necesita poder movilizar rápidamente a sus miembros.

Entre quienes exigen un endurecimiento de la ley figuran Amnistía Internacional, Consejo suizo de asociaciones para la paz, el Foro de Víctimas de la Violencia, la Asociación Stop Suicidio, Ipsilon (iniciativa para la prevención del suicidio en Suiza) y la Sociedad Suiza de Psiquiatría y Psicoterapia.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.