Navigation

Durban: Suiza deplora el abandono de EE.UU.

Manifestación en Durban contra Israel Keystone Archive

Suiza lamenta el retiro de Estados Unidos e Israel de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Racismo, en Durban. La delegación helvética permanecerá en Sudáfrica y seguirá contribuyendo a que esta reunión concluya el viernes de manera positiva, señaló el portavoz del grupo.

Este contenido fue publicado el 04 septiembre 2001 - 08:54

"Lamentamos que la conferencia haya sido politizada y las cuestiones esenciales relegadas a segundo plano", declaró el representante de la delegación suiza, Peter Maurer. "Estados Unidos e Israel pudieron hacer una importante contribución a esta conferencia", precisó.

El alejamiento de las dos delegaciones no va a facilitar las discusiones que atañen a Oriente Medio ni a los temas relacionados con la esclavitud y el colonialismo, añadió Maurer, en cuya opinión es posible todavía llevar esta conferencia a buen término, con una declaración final que contenga recomendaciones amplias sobre la lucha contra el racismo.

Washington anunció este lunes (3.05) el retiro de su delegación en señal de protesta a la tipificación de Estado racista que se daría a Israel en el encuentro de Durban.

"He instruido a nuestros representantes en la conferencia mundial que retornen" señaló el secretario de Estado Colin Powell a tiempo de criticar cualquier tentativa de señalar a un solo país en el mundo, a Israel, de "censura y abuso", y de sugerir que exista apartheid en Israel.

El ministro de Exteriores israelí, Simon Peres, también dispuso la vuelta de su delegación de segunda categoría. "Una importante conferencia que supuestamente debía defender los derechos humanos se ha convertido en una especie de fuente de odio", declaró Peres.

Los borradores de los textos en la Conferencia de Durban se refieren a la actitud de Israel con los palestinos en los territorios ocupados empleando los apelativos de "nuevo apartheid" y "crimen contra la humanidad". El documento acusa al Estado judío de "prácticas de discriminación racial".

Los diplomáticos trataban de encontrar los términos aceptables para condenar la acción israelí en Cisjordania y en la Franja de Gaza.

La Alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Mary Robinson, lamentó la decisión de Washington. "A pesar de ello, creo que el viaje iniciado debe continuar hasta el final de la conferencia, con la mirada puesta en un resultado favorable," afirma Robinson en un comunicado.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.