Navigation

“Tenemos que evitar que se ahoguen”

El Aquarius anclado en un puerto de Malta. ¿Navegará muy pronto con la bandera de Suiza? Domenic Aquila/EPA

Los 58 migrantes rescatados por el barco humanitario Aquarius desembarcaron el domingo en La Valette (Malta) luego de casi una semana de espera. Tras de que Panamá le retirara su bandera, la nave podría verse obligada a cesar sus operaciones. Parlamentarios suizos piden que se le otorgue el pabellón helvético.  

Este contenido fue publicado el 28 septiembre 2018 - 14:30

Con las organizaciones humanitarias Médicos sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterráneo el Aquarius rescata a los migrantes en peligro. Es el último barco no gubernamental de salvamento en el Mediterráneo central. Desde que Italia cerró sus puertos a los buques humanitarios, todas las ONG se han retirado del sector.

Panamá retiró su bandera al Aquarius con el argumento de que no había respetado el derecho marítimo internacional del mar. En agosto, Gibraltar ya había eliminado al barco de su registro marítimo. Sin bandera, el navío ya no puede cumplir sus misiones de rescate.

Aunque millares han muerto ahogadas, continúa el éxodo de migrantes a través del Mediterráneo y en embarcaciones frágiles y sobrecargadas. El grupo de esta foto fue salvado por el Aquarius. Guglielmo Mangiapane/SOS Mediterranee/EPA

La semana pasada, tres parlamentarios suizos lanzaron una interpelación para que Suiza otorgue su bandera al Aquarius, en un gesto humanitario. Entre ellos, Kurt Fluri. El consejero nacional (diputado) del Partido Liberal Radical y alcalde de la ciudad de Solothurn habla a swissinfo.ch al respecto.

Kurt Fluri. Alessandro della Valle/Keystone

swissinfo.ch: Usted tiene la reputación de ser un político realista. ¿Es probable que esta idea humanitaria sea aprobada?

Kurt Fluri: Nos conmueven las tragedias en el Mediterráneo. Y esa puede ser una posible solución para aliviar el problema. No sé si es una ilusión. Por eso le planteamos la pregunta al Gobierno.

swissinfo.ch: Suiza tiene solamente una pequeña flota mercante de barcos. ¿Por qué debería otorgar su bandera a una embarcación de salvamento?

K.F.: Todos estamos de acuerdo en que es una situación excepcional. Para mí, eso no cambia el hecho de que deberíamos asegurarnos de que estas personas ni siquiera intenten cruzar el Mediterráneo. Pero si lo hacen de todos modos, tenemos que cuidar que no se ahoguen y que sean admitidos en Europa.

swissinfo.ch: Según la ley, la bandera suiza está reservada a los buques mercantes. Si hay que modificar la ley para responder a su solicitud, tomaría mucho tiempo para que el Aquarius pudiera izar la bandera suiza. Pero se requiere una solución rápida ...

K.F.: El sentido de nuestra interpelación es aclarar bajo qué condiciones sería posible llegar a algo. Lo que hagamos concretamente dependerá de la respuesta del Gobierno.

swissinfo.ch: Si el Aquarius enarbolara la bandera suiza, ¿tendría que conducir automáticamente a Suiza a los migrantes rescatados?  

K.F.: Aquí como en otros lugares se aplica el sistema de Dublín y este define qué país es responsable de examinar la solicitud de asilo. Los solicitantes deben solicitar asilo en el primer país de la UE o país signatario del acuerdo, como Suiza, al que llegan. Luego se realiza la repartición.

Sin embargo, se invita a la UE a decidir una distribución más equitativa para aliviar lo más pronto posible a los países mediterráneos, Italia, Grecia y España, a donde arriban los refugiados.

swissinfo.ch: ¿Tiene plena confianza en los responsables de ese navío?

K.F.: Sí, confío en ellos.

swissinfo.ch: Panamá, sin embargo, les retiró su bandera con el pretexto de que violaron la ley marítima internacional ...

K.F: En mi opinión, era para protegerse. Panamá quiere deshacerse de ese deber, que aparentemente se le ha convertido en una carga.

swissinfo.ch: MSF y SOS Mediterráneo dicen que Panamá retiró su bandera bajo la presión de Italia. ¿Le parece posible?

K.F.: Ciertamente ha habido intentos de presión.

swissinfo.ch: ¿No podría ejercerse esa presión sobre Suiza, si interviniera?

K.F.: Es posible. Apoyamos el llamado a que la UE decida sobre una distribución más equitativa de los refugiados. Italia también estaría satisfecha. Lamentablemente, la UE no lo logra.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.