Navigation

Skiplink navigation

Iniciativa para abolir canon sobre radio y televisión

Políticos celebran en el Palacio Federal la victoria de un equipo helvético de futbol que acaban de seguir por televisión. Keystone

El Consejo Nacional (cámara baja del Parlamento suizo) comenzó recientemente el debate de una iniciativa popular que pide la abolición del canon sobre la radio y la televisión. Lo que está en juego es el valor de la información en una democracia y la tasa de recepción de 450 francos que deben pagar todas las personas que viven en Suiza.

Este contenido fue publicado el 18 septiembre 2017 - 09:00

¿Qué es el canon?

La Sociedad Suiza de Radio y Televisión (SSR-SRG), de la que swissinfo.ch forma parte, está financiada en 75% por el canon y en 25% por la publicidad. Las personas que viven en Suiza tienen que pagar una cuota de recepción. Es una obligación legal, independiente del programa que se vea o se escuche y cualquiera que sea el medio de transmisión, por cable, satélite, antena, teléfono móvil o Internet. Ese canon asciende a 0,74% de un ingreso medio anual en Suiza (alrededor de 61 152 francos), 451 francos por año: 165 por la recepción de la radio y 286 por aquella de la televisión.

¿A dónde va el dinero?

El ingreso anual de la SSR-SRG es de unos 1 600 millones de francos. Con ese presupuesto opera 17 estaciones de radio y siete canales de televisión en las cuatro lenguas nacionales. Los ingresos se utilizan principalmente para financiar programas de radio y televisión. Las estaciones privadas de radio y televisión también reciben una parte de ese dinero.

¿La SSR-SRG es un organismo estatal?

No, la SSR-SRG no es una empresa estatal de radio y televisión, ni un “difusor público” como la BBC británica, sino una institución de derecho privado. Nadie está autorizado a intervenir en el trabajo editorial de la SSR-SRG, ni siquiera los políticos. Todo comenzó en 1931 con un grupo de entusiastas emprendedores que se reunieron para entrelazar las empresas de radio locales de la época. Por ello, la financiación nunca se ha basado en impuestos, sino, desde el principio, en las contribuciones de los auditores.

¿Qué significa ‘No Billag’?

El organismo encargado de recaudar el canon audiovisual se denomina Billag y la iniciativa que busca eliminarlo, ‘No Billag’. El argumento de los autores del texto: se trata de una cuota “obligatoria”, que limita la libertad de decisión de los ciudadanos, ya que cada uno tiene que pagar por la totalidad de la oferta (la use o no).

¿Qué dicen los políticos?

Según la mayoría parlamentaria, la cuota permite un buen servicio de base con información y programas en todos los idiomas. En Suiza se habla de “servicio público”. El Consejo de los Estados (cámara alta del Parlamento) rechazó la iniciativa y pretende someterla al pueblo sin cambios y con la recomendación de rechazarla. El Consejo Nacional (cámara baja del Parlamento) aún tiene que decidir si presenta la iniciativa en su forma actual o elabora una contrapropuesta.

Con excepción de algunos políticos de derecha, todos los legisladores estiman que el modelo actual es válido. El sistema de canon es fundamental para el funcionamiento de la democracia y la cohesión suizas, considera la comisión preparatoria del Consejo de los Estados. Sin embargo, su importe y los servicios a prestar son puntos en disputa. Es probable que los ciudadanos voten el texto en la primavera de 2018.

swissinfo.ch

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo