Navigation

Skiplink navigation

El auge en Suiza de las tiendas ‘cero residuos’

LOLA fabrica sus propias cervezas orgánicas y emplea botellas reutilizables. swissinfo.ch

En toda Suiza surgen más negocios de ‘cero residuos’ a medida que aumenta la demanda de productos orgánicos y de menos envases de plástico por parte de los consumidores. swissinfo.ch visitó uno de esos comercios en Berna.

Este contenido fue publicado el 03 mayo 2019 - 09:14

Cada año, el suizo medio genera más de 700 kilogramos de basura, una de las tasas más altas del mundo, según la Agencia Europea de Medio Ambiente y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Gran parte son residuos de alimentos: 2,5 millones de toneladas al año, según el informe 2018 del gobierno en materia ambiental.  

Y además está todo el plástico: los envases desechables para la comida rápida contribuyen a la montaña de basura.

+¿Cómo puede Suiza consumir tanto plástico y reciclar tan poco?

La estrategia ‘Cero residuos’ no se trata solamente de evitar el plástico sino, en primer lugar, de no malgastar recursos. La Asociación Suiza Cero Residuos, fundada en 2015, quiere cambiar los hábitos de consumo y lucha por una legislación que reduzca la producción de desperdicios en Suiza.

El grupo creó este mapa interactivo de negocios en todo el país que comparten su filosofía: tiendas minoristas, mayoristas, restaurantes, sistemas de depósito, comercios de segunda mano y servicios de reparación.

Las tiendas ofrecen productos orgánicos de origen local cuando es posible, a menudo vendidos en contenedores reutilizables. swissinfo.ch visitó una de ellas en la capital suiza.

LOLA está a cargo de la Asociación de Contacto para la ayuda ambulatoria en caso de adicción en el cantón de Berna. La tienda ecológica comenzó a ofrecer productos “sin empaque” (evitando el uso de plástico) en 2017.

Claudio C. es un cliente habitual. Le preguntamos cuál era el mayor reto a la hora de adoptar el estilo de vida de ‘cero residuos’. “El mayor desafío es tener que pensar en comprar solamente lo que se necesita y no más”, explicó.

 También hablamos con el director de la tienda, Daniel König, sobre el funcionamiento del comercio:

Visión de los supermercados 

König está convencido de que la popularidad de ‘residuos cero’ ejerce presión sobre los grandes distribuidores de alimentos para que sean más ecológicos.

“En Coop ahora se ven productos empacados en papel y sellados con bandas. Están trabajando para optimizar los procesos destinados a reducir la cantidad de basura causada por los envases”, dice. “También encuentra nueces en contenedores en los principales supermercados, toma lo que necesita”.

Brigitte Jungblut, portavoz de Coop, afirma: “Desde 2012 hemos reducido u optimizado ecológicamente más de 19 000 toneladas de material de embalaje. Reduciremos u optimizamos otras 8 000 toneladas para 2020". 

En su web, el competidor de Coop, Migros, explica que los suministros ahora vienen en contenedores reutilizables en lugar de en cajas de cartón. Pero para Migros, el plástico sigue jugando un papel importante. “El deterioro prematuro de los productos tiene un impacto mucho mayor en la huella ambiental que el envase”, dice.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo