Navigation

Emmi se expande en Iberoamérica

El grupo suizo apuesta por el mercado internacional. Keystone

El grupo de Lucerna, líder en el mercado suizo de lácteos, se hace con la mayoría accionaria de su homóloga vasca Kaiku. Su fortaleza contrasta con los malos tiempos que viven desde 2009 los productores de leche helvéticos.

Este contenido fue publicado el 08 agosto 2012 - 11:50
Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Sometida a un alto grado de incertidumbre, España transita un segundo semestre que anticipa un retroceso económico del 1,7% durante 2012 y una tasa de paro que en diciembre próximo afectará a casi 6 millones de personas, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este entorno ha llevado a muchas empresas ibéricas a bajar los brazos y a aceptar la venta, parcial o integral, de sus activos a inversores extranjeros.

Uno de estos casos corresponde a Emmi, líder suizo en el mercado de los lácteos, que se ha hecho con el 66% de las acciones de su homóloga Kaiku, basada en la provincia de Guipúzcoa.

La ‘suiza’ Kaiku

“No fortalecemos nuestra apuesta por un país en dificultades, lo hacemos por una compañía próspera”, explica a swissinfo.ch Esther Gerster, jefa de Comunicación Corporativa de Emmi. “Kaiku ha mostrado un crecimiento firme de sus ventas durante los últimos años, incluido el 2011 en el que la situación económica de España fue abiertamente difícil”, agrega.

Kaiku lidera en España segmentos de mercado como la venta de leche sin lactosa o de bebidas embotelladas a base de leche.

La operación, oficializada en julio y cuyo monto se guarda aún bajo confidencialidad, se materializará durante los próximos días. Pero Emmi comprará los títulos que hoy están en poder de cuatro accionistas minoritarios: la Caja Rural de Navarra, y tres sociedades llamadas Socade, Ezten y Kalitatea.

La adquisición se instrumentará mediante la compra de participación, pero también a través de una ampliación de capital del orden de los 12 millones de francos suizos para que Kaiku pueda seguir creciendo e invirtiendo en innovación, según Emmi.

Expansión iberoamericana

La adquisición de Kaiku busca un objetivo concreto: fortalecer la presencia del grupo suizo en España, pero también en los mercados latinoamericanos de Chile y Argentina, ya que estos últimos han vivido los efectos de la crisis de forma menos intensa que Europa.

Con esta transacción, Emmi fortalecerá además sus posiciones en Francia, Túnez y la propia España, donde Kaiku tiene plantas de producción.

“Kaiku realiza más de la mitad de sus ventas en América Latina  y Túnez, mercados que presentan una gran expansión”, apunta Gerster. Y con respecto al mercado español destaca: “Buscamos fortalecer nuestra posición”.

Concretamente, las ventas de Emmi de productos faro en España, como el Caffè Latte, aumentaron un 76% en 2011 y se espera un comportamiento semejante en 2012. Y en Chile “queremos entrar en la producción de quesos estilo suizo y a la fabricación de otros derivados lácteos frescos, pero esta estrategia aún está en evaluación”, anota Gerster.

Mercado convulso

La bonanza de Emmi contrasta con la situación general de la industria suiza de los lácteos.

En 2009, el Gobierno eliminó las cuotas de producción lechera que operaron durante 32 años. Ese mismo año, según la Oficina Federal de Agricultura (OFAG), Suiza producía 4 millones de toneladas de leche anuales, un 5% más de lo que el mercado podía absorber. Y esto derribó abruptamente los precios.

A este problema se sumaron los efectos negativos de la crisis económica internacional. Desde entonces, los productores helvéticos de leche estiman que el precio que reciben por su producto es muy bajo.

En un comunicado divulgado el pasado martes, el vicepresidente de la Unión Suiza de Agricultores, Josef Dissier, resume la posición del gremio. “Las bajas en los precios de los últimos años por parte de los transformadores de leche son tan incomprensibles como inútiles, ya que agravan una situación que ya era complicada”.

Dissier lanza un nuevo llamado a las organizaciones de transformadores –de los que Emmi forma parte- a realizar esfuerzos serios para estabilizar el mercado.

Orientación internacional

Sobre el retroceso en los precios del mercado y los retos del sector, Esther Gerster manifiesta a swissinfo.ch que la caída en los precios de la leche genera un efecto neutral en el mercado, ya que si los insumos se abaratan lo hacen también los precios de los productos finales.

A su juicio, “la presión realmente importante que enfrenta el sector está ligada a las importaciones. Y para salir victoriosos de este frente hay que competir con buenos productos, marcas y valor agregado, y también eliminar los productos que no dejan margen de ganancia”.

Otra de las estrategias a seguir, según el grupo de Lucerna, es la internacionalización. Compensar en el extranjero los desequilibrios del mercado nacional.

En su informe financiero de 2011, la empresa confirma que ese año aumentó los precios de diversos de sus productos en el extranjero, lo que tuvo en efecto de compensación en sus ingresos.

“Buscamos el balance geográfico”, subraya Gerster. “Mientras en 2011, el 30% de nuestras ventas iban al extranjero y el 70% se concentraban en Suiza, en 2012 la proporción será de 40-60; y en el mediano plazo de 50-50. De ahí la importancia de crecer como empresa desde el interior, pero también a través de las adquisiciones como la de Kaiku”.

Emmi sortea la crisis

Esta compañía pública, que cotiza en el mercado de valores de Zúrich y tiene sede en Lucerna, es el grupo lácteo más importante de Suiza.

Es también una de las empresas transformadoras de lácteos que mejor ha sorteado la crisis iniciada en 2008. Sus operaciones en el extranjero le han permitido amortiguar el impacto del fortalecimiento del franco en sus resultados financieros generales.

En 2011, el grupo facturó 2.721 millones de francos suizos, un 1,4% más que en 2010. Las utilidades retrocedieron ligeramente (-3,7%), pero sumaron 83 millones de francos.

End of insertion

Kaiku

El grupo lechero vasco, con sede en Urnieta (Guipúzcoa), opera actualmente seis plantas en cinco países: España, Francia, Túnez, Argentina y Chile.

Su plantilla ronda los 1.000 empleados.

En España, lidera la venta de productos sin lactosa y también del llamado Caffè Latte. Produce derivados de leche de todo tipo, incluidos quesos, mantequilla o crema.

Emmi había adquirido en 2009 el 42% de las acciones de Kaiku. Su posición minoritaria le impedía decidir las estrategias del grupo, lo que cambiará a partir de este verano.

End of insertion

Leche suiza

En Suiza, la crisis del precio de la leche inició en 2009, cuando finalizaron las cuotas lácteas vigentes durante más de tres décadas.

Unas 38 organizaciones aglutinan a los 28.000 productores de leche y defienden sus intereses frente a los grupos transformadores de lácteos, el Gobierno y el Parlamento.

La leche producida en Suiza, según los Productores Suizos de Leche, se utiliza de la siguiente manera: queso (36%), alimentación animal (15%), mantequilla (14%), consumo humano (12%), transformación en leche en polvo (9%), crema (6%), yogur (5%) y otros (3%).

Cada suizo consume 376 litros de leche al año; una media de 60 gramos de queso al día y al menos dos yogures por semana.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.