Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Iniciativa de Acceso Acelerado Las farmacéuticas atacarán males crónicos en países pobres

Una niña albina de Tanzania padece cáncer de piel. Países de América Latina, Asia y África necesitan mejorar sus sistemas de salud para tener acceso a los últimos descubrimientos médicos.

Una niña albina de Tanzania padece cáncer de piel. Países de América Latina, Asia y África necesitan mejorar sus sistemas de salud para tener acceso a los últimos descubrimientos médicos.

(Keystone)

Dos décadas después de iniciar una gran cruzada contra el VIH/sida en África, las farmacéuticas más poderosas del mundo se comprometieron este miércoles en Davos a invertir 50 millones de dólares en tres años para combatir el cáncer y otras enfermedades no transmisibles en los países pobres.

Un total de 22 empresas, entre ellas las suizas NovartisEnlace externo y RocheEnlace externo, así como la estadounidense Pfizer, la alemana Merck, la francesa Sanofi y la británica GlaxoSmithKline, pactaron aportar fondos y experiencia a un proyecto de salud que cuenta también con el respaldo del Banco Mundial.

La denominada Iniciativa de Acceso Acelerado fue anunciada durante la reunión anual del Foro Económico MundialEnlace externo (WEF en inglés) en Davos y busca mejorar los tratamientos preventivos que reciben los pacientes de países de América Latina, Asia y África.

Severin Schwan, director ejecutivo de Roche –el mayor fabricante de medicamentos contra el cáncer a nivel mundial-, aseguró que forma parte de un grupo de empresas que ya están ofreciendo desde hace tiempo precios preferenciales a naciones en desarrollo, pero afirmó que se enfrentan a múltiples obstáculos y el precio es solo uno de ellos.

Según Schwan, los países en desarrollo requieren mejores sistemas sanitarios para que los pacientes puedan verse realmente beneficiados por los últimos avances de la medicina.

"La infraestructura hospitalaria es muy importante. No es posible administrar medicamentos anticancerígenos si no existen simultáneamente los sofisticados laboratorios que requiere su utilización. Por ello, hemos decidido institucionalizar la cooperación en esta área", declaró.

Frenar los avances del cáncer es la prioridad inicial y las farmacéuticas trabajarán con la Unión Internacional contra el Cáncer en la aplicación en diversas ciudades de un programa piloto que pondrá en marcha nuevos métodos de diagnóstico y tratamiento.

En el pasado, la prioridad de salud en los países más pobres del mundo ha sido la lucha contra las enfermedades infecciosas a través de vacunas, programas para el suministro de medicamentos o la utilización de redes mosquiteras para combatir la malaria.

Hoy, no obstante, el enfoque sanitario está cambiando en la medida en que las muertes por enfermedades infecciosas se reducen y las poblaciones, cada vez más urbanizadas, sucumben ante enfermedades como el cáncer, la diabetes o los trastornos cardíacos y pulmonares derivados de un estilo de vida cada vez más occidental.

Estas enfermedades no transmisibles explican casi el 70% de las muertes en el mundo y el 75% de ellas se registran en países de ingresos bajos y medios, según la Organización Mundial de la Salud.


Traducción del inglés: Andrea Ornelas

×