Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las ganancias del Credit Suisse crecen un 29%

El segundo banco suizo se perfila como uno de los bancos más sólidos de Europa.

(Keystone)

El segundo trimestre de 2009 fue un periodo positivo para el banco con ganancias netas de 1.571 millones de francos suizos. El banco recupera paulatinamente la confianza del mercado.

Entre abril y junio captó 10.700 millones de francos suizos, y aunque su situación es mucho más estable, su presidente ejecutivo, Brady Dougan, reconoce que aún se espera volatilidad.

Credit Suisse hiló su segundo trimestre consecutivo de ganancias netas luego del severo tropiezo que implicó para el banco helvético la crisis de los 'subprime'.

Este jueves anunció que entre abril y junio sus utilidades sumaron 1.571 millones de francos suizos, beneficios un 29% superiores a los que registró durante el mismo lapso de 2008, cuando las ganancias del banco totalizaron 1.251 millones de francos.

El balance financiero de Credit Suisse al 30 de junio confirma que se convirtió ya en el banco número uno de Suiza por su valor de capitalización bursátil, aunque en términos de activos UBS –su principal competidor- siga a la cabeza.

Al dar a conocer su balance financiero correspondiente al segundo trimestre del año, el banco aclara que si no hubiera enfrentado una serie de compromisos financieros obligatorios (como el pago de "diferenciales de crédito mejorados sobre la deuda de la institución" y el acuerdo por litigio al que llegó con Huntsman Corportation), sus ganancias habrían totalizado 2.500 millones de francos durante el periodo informado. Es decir, prácticamente 930 millones por encima del dato oficial.

Regresa la confianza

La Banca Privada, uno de los pilares del grupo, generó utilidades por 900 millones de francos suizos y, lo más importante, registró una entrada neta de fondos del orden de los 10.700 millones de francos, señal de que los inversionistas internacionales vuelven a confiar en el Credit Suisse.

De hecho, los activos gestionados por el Credit Suisse sumaron 1,1 billones de francos el pasado 30 de junio, un 4,8% más que hace un año, según el informe entregado a la bolsa de valores suiza.

El banco da cuenta también de la evolución de la decisión que tomó de retirarse de negocios que no sean estratégicos. Sin embargo, los activos del grupo se contrajeron un 5,5% para ubicarse en 1 billón de francos.

Sobre los resultados, Brady Dougan, presidente ejecutivo del Credit Suisse, ofreció a través de una carta a sus accionistas la interpretación de los resultados obtenidos.

"Hemos registrado un sólido trimestre en materia de Private Banking, con fuertes entradas de capital por parte de todas las regiones, y experimentamos un margen bruto interesante en el negocio de Wealth Management".

A su juicio, el rendimiento del segundo trimestre de 2009 da cuenta de "una estrategia orientada hacia los clientes y la eficiencia de capital, características que facilitan la generación de ingresos sostenibles en el futuro".

Mucho por hacer

El entorno financiero internacional comienza a enviar señales de estabilización de tres meses a la fecha. Sin embargo, ningún banco de talla mundial está aún a salvo y el Credit Suisse lo sabe.

En el discurso que entregó a los accionistas del mercado de valores, y posteriormente, durante una conferencia de prensa, Brady Dougan confirmó que "el entorno del mercado global seguirá siendo desafiante y las condiciones de negocio desiguales".

De ahí, según sus previsiones, si los mercados continúan mejorando, Credit Suisse verá ganancias que se multiplican. Si por el contrario, los mercados se complican, el banco se siente capaz de sortear la coyuntura compleja y mantener unas finanzas saludables en lo general.

Aunque el balance presentado por el banco fue positivo en lo general, hay divisiones que en las que las cuentas fueron menos boyantes.

La división de Asset Management, por ejemplo, registró beneficios por 55 millones de francos suizos durante el segundo trimestre del 2009, muy por debajo de los 124 millones del año previo.

Estos resultados, aclara el banco, incluyen pérdidas relacionadas con inversiones realizadas en el pasado en 'private equity' dentro del sector inmobiliario internacional.

Bolsa optimista

Credit Suisse es uno de los líderes de la plaza financiera suiza y su desempeño positivo genera estabilidad al resto de los integrantes del sector.

El mercado de valores premió de inmediato el anuncio del Credit Suisse. Al inicio de las operaciones del SWX Swiss Exchange, los títulos de la institución financiera se intercambiaban a 49,85 francos suizos y para las 9h00 habían alcanzado ya un valor de 50,50 francos.

El resto de jornada fue de buenas noticias para las acciones del Credit Suisse, que durante este jueves han llegado a cotizarse a 52,00 francos (a las 14h00).

A las 14h30, el título retrocedió ligeramente para ubicarse en 51,35 francos margen en el que se mantuvo durante la hora siguiente, para ganar alrededor de 5% durante el día.

Cabe recordar que las acciones de los bancos internacionales han sido las más castigadas por la bolsa durante 2008 y 2009.

Concretamente, los títulos de Credit Suisse se intercambiaban a 21,56 en enero pasado, con lo que han acumulado una ganancia del 150% en sólo un semestre.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Contexto

Credit Suisse es el segundo grupo financiero más importante de Suiza –por sus activos-, fue fundado en 1856 en Zúrich. En 1906 abrió su primera sucursal en Basilea, y para 1940 ya operaba como prestamista en Nueva York.

En 2008, la estabilidad financiera del Credit Suisse se tambaleó. Y Aceptó una capitalización extraordinaria –10.000 millones de francos suizos- por parte del fondo soberano Qatar Investment Authority que le permitió volver a cumplir con los requisitos de capital mínimo que le exigía la legislación helvética.

La reglamentación que Suiza aplica a los bancos está diseñada para proteger sobre todo al pequeño ahorrador. Todo inversionista cuyos haberes sean inferiores a 30.000 francos suizos está protegido al 100% en el caso extremo de que su banco quebrara.

Fin del recuadro

Datos clave

Los ingresos de Credit Suisse han caído en picada durante los últimos cuatro años. En 2004, sumaron 27.033 millones de francos suizos y en 2008 totalizaron exclusivamente 9.268 millones.

Credit Suisse pasó de un 2007 con ganancias netas por 12.500 millones de francos suizos, a un 2008 con pérdidas por 10.837 millones. El banco estima que el 2009 sea, nuevamente, un año de números positivos.


La plantilla laboral de Credit Suisse cerrará este 2009 con 45.000 empleados, casi 7.000 menos que en 2007.

Fin del recuadro

ATRÁS EL ESCABROSO 2008

El 2008 fue un año complejo para Credit Suisse con pérdidas de 8.218 millones de francos suizos, al menos 30% por encima de la expectativa más pesimista de los analistas financieros.

Sólo durante el cuarto trimestre del año pasado, la institución perdió alrededor de 6.000 millones de francos, un resultado que Brady Dougan, presidente ejecutivo del banco, calificó en su momento de "decepcionante".

Producto de lo anterior, y para obtener ahorros fijos en las finanzas del grupo, Credit Suisse decidió en 2008 eliminar cerca de 5.300 plazas a partir de diciembre de 2008 y durante 2009.

Fin del recuadro

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes