Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sostenibilidad Crecen las “colmenas”

La Ruche se especializa en crear circuitos de distribución cercana, es decir, facilita el contacto entre los productores locales y los clientes, para privilegiar el consumo de alimentos con una huella carbónica reducida.

La Ruche se especializa en crear circuitos de distribución cercana, es decir, facilita el contacto entre los productores locales y los clientes, para privilegiar el consumo de alimentos con una huella carbónica reducida.

(maddyness.com)

Una de las firmas apoyada recientemente por Quadia es ‘La Ruche qui dit ouiEnlace externo!’ (¡La colmena que dice sí!), un proveedor francés de alimentos locales que vende sus mercancías en línea. Su misión es distribuir solo alimentos que han sido producidos a menos de 43 kilómetros del cliente.

Aymeric Jung, socio director de Quadia, explica que la agricultura y las redes de suministro alimentario producen cerca del 25% de los gases de efecto invernadero. Por esta razón la compañía trabaja en los llamados circuitos de distribución cercana.

Junto con otros tres inversores, Quadia invirtió en La Ruche, que hoy tiene presencia en Francia, Alemania, España y Reino Unido. Actualmente son 700 las ‘ruches’ (colmenas) que distribuyen alimentos de 4 000 productores.

“Es una solución que promueve nuevos hábitos de consumo a través de un sistema que reduce el efecto nocivo que supone consumir comida que, antes de llegar a nuestro plato, ha dado tres vueltas al mundo”, explica Jung.

Para adherirse a esta red, el consumidor se registra en la página web de La Ruche, donde encontrará información sobre la ‘colmena’ más cercana a su domicilio. Posteriormente, el cliente recibe información periódica sobre los alimentos disponibles, realiza su selección y va a recoger su pedido al punto de distribución acordado.

Las ‘colmenas’ no son tiendas tradicionales, sino espacios habilitados para la venta en lugares públicos, como salones de usos múltiples, museos, escuelas, restaurantes, salas de conciertos. Los productos se entregan una vez a la semana, generalmente, de manos directas del productor.

Gracias a ello el agricultor recibe el 80% del precio de venta, cuatro veces más de lo que le paga una tienda de autoservicio.


Traducción del inglés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch

×