Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

SUELDOS EN SUIZA Salario mínimo justo: 4000 francos

Trabajadores en un andamio

En Suiza ya ha salarios mínimos en muchos sectores, entre ellos el de la construcción.

(Keystone)

A diferencia de otros muchos países, Suiza no tiene establecido un salario mínimo para todos sus trabajadores. Y aunque muchos sectores y algunos cantones sí lo han fijado, los trabajadores que se benefician del salario mínimo siguen siendo una minoría.

El salario mínimo es una cuestión recurrente en la agenda política suiza a todos los niveles. La iniciativa popular que pretendía fijar un salario mínimo nacional de 4 000 francos mensuales (22 francos por hora) se rechazó en 2014 con el 76% de los votos.

Para los sindicatos, sin embargo, este intento no fue en vano. Pues consideran que, desde que se presentó la iniciativa, la cantidad de 4 000 francos se ha impuesto como un salario mínimo. Y muchas empresas –también sectores económicos enteros– han aumentado sus salarios mínimos.

En el cantón de Ginebra se va a convocar a la ciudadanía para que vote otra vez sobre esta cuestión. Los sindicatos van a presentar su propuesta de un salario mínimo de 23 francos por hora. Han recogido las firmas necesarias en tan solo tres semanas. Este éxito también evidencia el temor que el ‘dumping’ salarial genera en la ciudad de Calvino, donde se contrata a muchos trabajadores fronterizos con sueldos más bajos.

Salarios mínimos en algunos cantones 

En verano de 2017 Neuchâtel fue el primer cantón en adoptar un salario mínimo de 20 francos por hora. Seis años después de aquella votación de 2011, el Tribunal Federal rechaza las apelaciones de las organizaciones patronales y le da luz verde.

En noviembre de ese mismo año, el cantón del Jura fija un salario mínimo de 20 francos. Y también aprueban tener un salario mínimo los ciudadanos del Tesino, aunque todavía siguen debatiendo sobre su cuantía. Los sindicatos no están satisfechos con la propuesta del gobierno de unos 19 francos por hora. En Neuchâtel y el Jura, el salario mínimo se ha decidido con base en las normas para las prestaciones complementarias del seguro de vejez e invalidez, que se basan en lo que para vivir por encima del umbral de pobreza necesita una persona adulta.

En el cantón de Berna, en noviembre de 2017, la mayoría parlamentaria rechazó una propuesta para introducir un salario mínimo. Pero en la sesión de junio volverá a debatirse esta cuestión.

Salarios mínimos en los convenios colectivos

Muchos sectores tienen convenios de trabajo colectivos que fijan salarios mínimos: desde el tratamiento de residuos hasta los aparatos dentales. Son los interlocutores sociales, sin embargo, los representantes de los empresarios y los trabajadores, quienes negocian su cuantía: la mayoría, entre 3 200 y 3 900 francos.

Pero no todos los empresarios están dispuestos a negociar un salario mínimo. Los convenios de trabajo sectoriales son vinculantes solo en una docena de sectores. Y en los que no hay convenios vinculantes, los únicos obligados a respetar los salarios mínimos acordados son los miembros de las asociaciones empresariales.

En estos sectores los índices de cobertura de los convenios sectoriales varían considerablemente y son muy bajos. El salario mínimo de los convenios de trabajo sectoriales se aplica solo a 2 de cada 5 trabajadores.

Salarios mínimos fijados por los contratos de trabajo tipo

En los casos en los que no hay un convenio colectivo, los legisladores pueden echar mano a contratos de trabajo tipo que establecen salarios mínimos recomendados en determinados sectores. Esto ocurre, por ejemplo, cuando de manera reiterada se da una oferta salarial muy a la baja respecto a los salarios habituales de la profesión, especialidad o región.

A nivel nacional, existen contratos de trabajo estándar para la economía doméstica. Los cantones de Ginebra, Tesino, Jura, ciudad de Basilea y Valais han introducido un contrato de trabajo tipo que establece un salario mínimo para cada sector.

En el cantón de Zúrich (el más importante económicamente) el gobierno podría imponer contratos de trabajo tipo en el comercio minorista y la industria mecánica. Para los sindicatos, sin embargo, el sueldo mínimo mensual de 3 315 francos en el comercio minorista es “dumping salarial”. Las grandes cadenas distribuidoras, como Migros y Coop, pagan a sus empleados no cualificados de 3 900 a 4 100 francos al mes. Según el proyecto de contrato, en la industria mecánica habría que fijar un salario mensual mínimo de 3 850 francos.



Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes