Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El avión solar de Piccard adquiere forma

Prototipo del avión solar de Bertrand Piccard.

(Keystone)

Al concluir la primera etapa de la concepción del aparato con el que piensa dar la vuelta al mundo en 2011, Bertrand Piccard presentó un modelo reducido del futuro prototipo.

Para el piloto y aventurero suizo, el Solar Impulse "no es solamente un avión, sino también una visión del desarrollo sostenible". La primera prueba de la nave está anunciada para el 2008.

Los avances del proyecto del avión solar fueron mostrados el lunes (05.11) a los medios de comunicación en la base militar aérea de Dübendorf (Zúrich).

Bertrand Piccard y André Borschberg, responsables del proyecto, develaron un modelo reducido, de 61 metros, del prototipo del futuro avión.

Celdas solares

Hay que disponer de un ala lo más grande posible para instalar en ella celdas solares, explicó André Borschberg. El prototipo dispondrá de 200 m2 de las celdas solares capaces de producir 30W por m2; es decir, el equivalente de la energía necesaria para encender 200 bombillas en un árbol de Navidad.

Para hacer volar un avión con tan poca energía, "debemos empujar todos los límites. Es un nuevo territorio en materia de aviación" que requiere nuevas soluciones, sin reinventar por eso el ala, declaró André Borschberg.

Proyecto internacional

Esta primera fase del proyecto, con un equipo de una treintena de personas, permitió reunir 65 millones de francos. Pero el coste total del proyecto rondará los 130 millones.

Falta encontrar un patrocinador principal. Será probablemente extranjero. "El proyecto era suizo al principio, ahora es un proyecto internacional", subrayó Bertrand Piccard.

Control y estabilidad

Actualmente, el principal desafío es el control y la estabilidad del avión. La primera prueba de vuelo en 2008 será como "la hora de la verdad": permitirá verificar si son realistas las simulaciones efectuadas desde hace varios meses en computadora.

Se efectuará a apenas algunos metros de la pista, en Dübendorf. Las pruebas siguientes se celebrarán en Payerne, en el cantón de Vaud. Para el primer vuelo, de 36 horas, aún no ha sido escogido el sitio, precisó Bertrand Piccard.

El aparato definitivo medirá unos 80 metros. En 2010, antes de lanzarse alrededor del mundo, Bertrand Piccard intentará primero una travesía del Atlántico.

Para el aventurero del cantón de Vaud, lo peligroso no es pilotar el Solar Impulse, sino creer que se podrá continuar consumiendo petróleo y contaminando como hoy. "Solar Impulse no es un peligro sino la esperanza", añadió.

Patrocinadores

Los principales patrocinadores del Solar Impulse son Nick Hayek y su padre Nicolas (Omega), Josef Ackermann (Deutsche Bank), Christian Jourquin (Solvay) y Charles Edelstenne (Dassault aviation).

"Nuestro planeta es una nave espacial y la destruimos", declaró Nicolas Hayek para explicar su compromiso en el proyecto Solar Impulse que, a su ver, constituye "una revolución energética".

swissinfo y agencias

Avión solar

El avión solar de Bertrand Piccard debe despegar en 2011 e intentar, por primera vez en el mundo, dar la vuelta al planeta sin energía fósil y sin polución.

Está prevista una escala por continente, y como el avión tendrá sólo un sitio, será pilotado por turnos por Bertrand Piccard y su compañero, André Borschberg.

El proyecto, financiado por patrocinadores, cuesta unos 130 millones de francos.

El psiquiatra del cantón de Vaud, Bertrand Piccard, adquirió fama internacional en 1999 cuando junto con Brian Jones, dio la vuelta al mundo en globo sin escalas, en 19 días, 21 horas y 47 minutos, una primicia en su género.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×