Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El cáncer del ojo, un mal específico de México

Niños con cáncer de la Casa de la Amistad.

(Casa de la Amistad)

Seis por ciento de los niños mexicanos con problemas de cáncer sufren de retinoblastoma, un tumor maligno del ojo. Lo que ubica a México como el segundo país del mundo en incidencia de esta enfermedad, que ya se conocía en tiempos prehispánicos.

La mayor incidencia de cáncer infantil que se ve en la Casa de la Amistad es la leucemia. Alrededor de setenta por ciento de los enfermos puede ser curado con éxito.

Durante su breve estancia en la Casa de la Amistad en noviembre pasado, la primera dama de Suiza, la señora Deiss, tuvo la sorpresa de descubrir una forma de cáncer desconocida en su país. "Le hablamos del cáncer del ojo, del restinoblastoma, que ella no conocía. Se interesó en saber lo que hacemos para combatir esta enfermedad", cuenta Catalina Laguette

El retinoblastoma es un tumor canceroso del ojo que suele presentarse en niños menores de 6 años. Si no se detecta a tiempo, puede ocasionar la muerte al expandirse hacia el cerebro.

En la Casa de la Amistad, Tessie Picazo ve cada día niños que padecen este mal. Por lo tanto sabe bien cuales son los síntomas de esta enfermedad que se reconoce por la estrella que se forma en el ojo.

Ojo de estrella

Según explica, hay diversas etapas en las cuales se puede detectar el retinoblastoma: "En el momento en que se ve un niño con un destello - por eso se llamaba ojo de estrella en los pueblos prehispánicos - se puede salvar la vista de este ojo; o se convierte en una mancha blanca en la retina y en este caso se puede salvar el ojo, pero no la vista; y en caso de ser un retinoblastoma bilateral, generalmente crece más en un ojo que en el otro". En este caso el niño puede perder uno o los dos ojos.

Si en su mayoría los pacientes que padecen este mal presentan une forma de cáncer no hereditaria, en otros casos sí se transmite genéticamente. Tessie Picazo precisa que "cuando el niño tiene un retinoblastoma bilateral y logra sobrevivir, va a transmitir el gen de este cáncer".

Además, subraya la dificultad de detectarlo a tiempo, porque en México, este cáncer "está fomentado por la miseria y la desnutrición de generaciones, cuyo desarrollo es permitido por ignorancia y por los limitados recursos de nuestros sistemas de salud. Cuando estos niños llegan hasta nosotros, su ojo está perdido".

Si el retinoblastoma es uno los tipos de cáncer más frecuentes que recibe Casa de la Amistad en menores de seis años, la mayor incidencia de cáncer infantil que se ve es sin embargo la leucemia, por suerte la más fácil de curar en niños. En México, alrededor del setenta por ciento de los enfermos pueden ser curados.

El valor de los protocolos

Por haber recibido a miles de niños con cáncer, la Casa de la Amistad ofrece un beneficio secundario en el mejoramiento del tratamiento, gracias a los protocolos médicos que el asesor de este centro evalúa y aprueba.

Según Tessi Picazo, hoy "muchos médicos con pacientes que no pertenecen a la Casa de la Amistad recurren a tratamientos de acuerdo a estos protocolos que han probado ser exitosos aquí".

Un éxito que se debe, a su juicio, al apoyo integral y a los medicamentos muy adaptados a cada forma de cáncer. Estos medicamentos, que no son genéricos, "tienen una fórmula para proteger del daño tan fuerte que ocasiona un medicamento oncológico".

swissinfo, Patrick John Buffe desde la Ciudad de México

Datos clave

El 80% de los 250.000 de niños en el mundo que desarrollan un cáncer vive en países en desarrollo
El cáncer representa, en México, la segunda causa de muerte entre niños y niñas de 5 a 14 años de edad.
En este país ocurren alrededor de diez mil casos nuevos de cáncer por año, de los cuales del 35 al 40 por ciento son leucemias, y cuyo tratamiento dura aproximadamente dos años y medio.
A partir del principio de este año, el gobierno mexicano puso en marcha un proceso de afiliación al Seguro popular a todas las niñas, niños y adolescentes con leucemia linfoblástica aguda que carezcan de seguridad social. Gradualmente la protección se extenderá a los niños y adolescentes con otros cánceres.
En Suiza, uno de cada 500 niños padece cáncer antes de cumplir los 15 años y unos 50 mueren cada año como consecuencia de esta patología.

Fin del recuadro

Contexto

El retinoblastoma es un tumor canceroso del ojo, y suele presentarse en niños menores de seis años; de no ser detectado a tiempo, puede ocasionar la muerte al expandirse hacia el cerebro;
Ocupa el tercer lugar dentro de los cáncer pediátricos en México, segundo país en incidencia de este tipo de cáncer.
Su tasa de incidencia es de uno por cada 18 mil niños y se le considera una neoplasia muy agresiva debido a su rápido crecimiento, especialmente si se presenta antes del primer año de vida.
El retinoblastoma es prácticamente desconocido en los países desarrollados.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes