El caso Hänggi no fue objeto de la visita a Guatemala

Cecile Bühlmann encabezó la delegación parlamentaria que visitó Guatemala. Keystone

Los ocho parlamentarios suizos informaron este jueves al jefe de la diplomacia helvética sobre su viaje. Su misión era ver la situación de los derechos humanos y el proceso de paz en el país, y no la polémica condena de dos suizos por narcotráfico.

Este contenido fue publicado el 30 noviembre 2000 - 19:12

La diputada verde, Cécile Bühlmann, en declaraciones a swissinfo, calificó de "no correctas" las informaciones divulgadas en la prensa de que la delegación helvética relacionara el bloqueo de un crédito a Guatemala con el caso Hänggi.

Según declararon fuentes de la Secretaría de Estado de Economía (Seco) la semana pasada, la concesión del crédito mixto por valor de diez millones de francos permanece congelado, porque no se llegaron a concluir las negociaciones pertinentes.

Bühlmann reconoció que tres miembros de la delegación visitaron a los suizos Nicolas Hänggi y Silvio Giovanoli, que cumplen condena por tráfico de droga en una cárcel guatemalteca, pero matizó que ese "no fue el objetivo" del viaje.

No es competencia de un grupo parlamentario inmiscuirse en asuntos "diplomáticos" ni "pronunciarse sobre la culpabilidad o no-culpabilidad de estas personas", dijo la diputada verde para enfatizar que los tres parlamentarios visitaron a Hänggi y Giovanoli "para ver cómo están sus compatriotas".

Es la posición que defendieron unánimemente los integrantes de la delegación parlamentaria encabezada por Cécile Bühlmann en la entrevista sostenida este jueves con el ministro de Asuntos Exteriores, Joseph Deiss.

La misión del viaje era informarse sobre la situación de los derechos humanos en Guatemala y observar la aplicación de los acuerdos de paz que pusieron fin a 35 años de guerra civil en el país centroamericano.

"Guatemala está en un momento muy difícil de su historia; el proceso de paz está bloqueado y la situación puede dar un giro muy negativo", declaró Bühlmann. La impunidad y un sistema judicial que no funciona son, en su opinión, factores que peligran el desarrollo de los procesos democrático y de paz.

Ante esa situación los parlamentarios suizos se muestran preocupados por la prevista reducción de personal y fondos que afectan a la Misión de Naciones Unidas para Guatemala (MINUGUA).

"Es importantísimo que haya una observación internacional dentro del país para ver el desarrollo de la situación, sobre todo en el campo de los derechos humanos que están en peligro", declaró Bühlmann.

Guatemala no es un país de concentración de la ayuda suiza en América Latina, a diferencia de Bolivia y Nicaragua, pero hay organizaciones no gubernamentales (ONG) helvéticas que trabajan en ese país y a las que Suiza debe brindar más apoyo, sostiene la delegación parlamentaria.

"Hay puntos donde Suiza podría ser útil, por ejemplo en el desarrollo de estructuras básicas de democracia y federalismo", señaló la diputada verde.

La delegación de ocho parlamentarios visitó Guatemala a principios de noviembre por invitación de las iglesias de Berna y Helvetas, una de las ONG suizas involucrada en proyectos de cooperación en el país centroamericano.

Belén Couceiro

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo