Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El inicio de una nueva era con menos fumadores

Thomas Zeltner presentó la nueva campaña 'Bravo'.

(Keystone)

Descender entre 20 y 30% el número de fumadores en Suiza es el objetivo de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) para la década siguiente.

En entrevista con swissinfo, el director de la OFSP, Thomas Zeltner, indica que la población ahora comprende los daños que produce el tabaco.

La campaña de prevención contra las afecciones a la salud que provoca el tabaco, dirigida por la OFSP, ya empieza a cosechar algunos resultados. Desde 2001, el número de fumadores en Suiza descendió de 33 a 30%. Entre los jóvenes, este descenso es incluso más pronunciado, con una reducción del 31 al 25%.

Con su nueva campaña, intitulada 'Bravo', la OFSP quiere felicitar a los establecimientos y organizaciones que introdujeron zonas de no fumadores e invita a que se sigua protegiendo en el futuro a los no fumadores.

Thomas Zeltner, dirige la OFSP desde 1991. Tiene 59 años.

swissinfo: Usted se esfuerza con firmeza en contra del tabaco. ¿Usted también dejó de fumar?

Thomas Zeltner: De hecho, yo realmente nunca fumé. Como muchos jóvenes, lo intenté, pero la inhalación del humo del cigarrillo me hizo toser violentamente. Por lo que lo dejé de inmediato.

swissinfo: Hace poco aún la imagen de un grupo de hombres fumando en un restaurante simbolizaba un encuentro social. Actualmente significa un atentado a la salud. ¿Qué ha llevado a este cambio de mentalidad?

T.Z.: Las suizas y suizos, como muchos otros europeos, han entendido que el tabaco es un producto peligroso para la salud. Y precisamente esta constatación ha conducido al cambio. Ahora se acepta que los no fumadores deben permanecer separados de los fumadores.

swissinfo: La publicidad del tabaco también ha perdido espacios en los medios y lugares públicos. ¿Esto también ha contribuido a la disminución del consumo de cigarrillos?

T.Z.: Sí, lo compruebo en todas partes. Antes se fumaba durante los debates transmitidos por la televisión o durante las reuniones. Actualmente, un comportamiento como éste ya no es admitido. En ese sentido, podemos hablar de una modificación de la norma.

Esta misma norma dicta hoy día lo siguiente: no se fuma en presencia de otras personas. Antes, se tenía más bien de la idea de: uno fuma y puede eventualmente preguntar a los demás presentes si les molesta.

En los establecimientos públicos, este cambio no ha demostrado aún sus efectos. Para mucha gente el tabaco va de la mano con la bebida y el alimento.

Pero la mayor parte de la población solicita ahora que se prohíba el tabaco en los cafés y restaurantes.

swissinfo: En comparación con otros países europeos, como los que conforman la región escandinava, Suiza aparece como un país poco ejemplar en la lucha antitabaco. ¿Qué fue lo que contribuyó al cambio que se observa actualmente?

T.Z.: Así es. Tanto desde el punto de vista cultural como jurídico, Suiza se mostró durante mucho tiempo particularmente tolerante y liberal de cara a la práctica de fumar. Pero un viraje se produjo entre 1995 y 2000. No obstante, el cambio determinante ocurrió en estos últimos cinco años.

swissinfo: 'Bravo' es el eslogan de su nueva campaña. Este cumplido significa una etapa intermedia en el esfuerzo para reducir el número de fumadores?

T.Z.: 'Bravo' quiere dar una señal para hacer comprender que no se requiere de esfuerzos particulares para establecer espacios de no fumadores. Además, la campaña tiene por objetivo estimular a las instituciones y establecimientos que aún no han dado el paso –por temor a conflictos-, para que osen darlo.

Hemos establecido muchas discusiones con Ferrocarriles Federales Suizos (FFS), que temían protestas generalizadas ante la prohibición de fumar en los vagones de tren. Entre tanto, se ha podido constatar que esta interdicción generalizada del tabaco no ha causado problema alguno.

swissinfo: Ciertas comunas (municipios) planean prohibir el tabaco a los jóvenes. Ser no fumador es también una de las condiciones para que alguien ingrese a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ante esta nueva perspectiva sobre el tema, ¿hasta dónde iría usted?

T.Z.: No consideramos adecuada esta percepción de no contratar a un fumador, o despedirlo. Por el contrario, creemos justa la prohibición de fumar en las escuelas. Lo que resultaría negativo sería que el personal docente continuara fumando en los establecimientos.

Yo no creo en las virtudes de discriminar a ciertos grupos, con respecto a otros. Todas las personas que se encuentran en el interior de un edificio deben ser protegidas, y no sólo una parte de ellas.

swissinfo: La tasa de fumadores entre los jóvenes disminuyó el año pasado. Además de las prohibiciones, ¿hay otras estrategias a establecer?

T.Z.: Una de las medidas más importantes es el precio del paquete de cigarrillos. Los jóvenes están muy atentos a esto. Además, también son muy sensibles a la publicidad. Por esta razón es importante reducir los espacios reservados a los anuncios publicitarios, una práctica que se va multiplicando entre los cantones (responsables de este rubro).

En fin, también se está discutiendo la eventual interdicción de la venta de tabaco para los jóvenes. Esta prohibición ya fue establecida para las bebidas alcohólicas.

Yo comparto estas disposiciones, bajo la condición de que se impongan medidas similares en la distribución de cigarrillos a través de las máquinas automáticas, donde hoy día cualquiera puede comprar una cajetilla. De lo contrario, no tendría sentido la prohibición de la venta de tabaco en los quioscos.

swissinfo: El consumo del tabaco en Suiza descendió alrededor de 10% en un año. Los fabricantes de cigarrillos no se han mostrado molestos ante esta disminución?

T.Z.: Personalmente, este sector no me causa problema alguno. Pero es evidente que tales empresas deben hacer frente a dificultades y es la razón para que se muestren dispuestas a disminuir el precio de la cajetilla, y, por tanto, sus beneficios. Esto demuestra que el precio tiene un impacto directo en el consumo.

Los industriales admiten incluso que donde el precio ha descendido, el consumo se ha incrementado. Algo lamentable.

swissinfo: ¿El objetivo que usted se ha propuesto es una sociedad sin tabaco?

T.Z.: No, claro que no. No queremos ni una sociedad exenta de drogas, ni un mundo sin tabaco. Lo que queremos es una disminución del número de fumadores en Suiza de entre 20 y 30% en Suiza de aquí a diez años.

Tal resultado equivaldría a una gran victoria para la salud, como para la economía. Y eso nos colocaría a la cabeza de los países europeos en este esfuerzo.

Entrevista swissinfo, Andreas Keiser
(Traducido por P. I. Z.)

Datos clave

60% de los suizos se dicen favorables a un incremento en el precio de los cigarrillos, que pasará de 5.80 a 6.90 francos.

64% de la gente en Suiza se dice a favor de la prohibición del tabaco en los establecimientos públicos.

67% pide que se limite la publicidad a favor del tabaco.

90% apoya la prohibición de la venta de cigarrillos a los jóvenes.

Fin del recuadro

Contexto

La protección de los no fumadores en el área de trabajo fue introducida en la ley en 1992.

En noviembre de 1993, más de 70% de los ciudadanos suizos se opusieron a la iniciativa que solicitaba la prohibición simultánea del tabaco y del alcohol.

Desde entonces, varios cantones se han ocupado de la problemática y han decidido limitar los espacios de fumadores en los lugares públicos. También han reducido los espacios reservados a la publicidad del tabaco.

El cantón Tesino es pionero en Suiza en la lucha contra el tabaco. En marzo de 2006, los ciudadanos de ese cantón aceptaron la prohibición de fumar en los establecimientos públicos.

Desde diciembre de 2005 tampoco se puede fumar en los trenes de Suiza.

A escala nacional, los diputados deberán discutir un acta parlamentaria que prevé limitar los derechos de los fumadores, para proteger a los no fumadores.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×