El Lago Lemán o Lago de Ginebra

Uno de los más célebres paisajes suizos

Este contenido fue publicado el 22 diciembre 2004 - 14:02

Lugar de encuentro y de refugio de grandes personajes, encrucijada de culturas en el corazón de Europa, el Lago Lemán es uno de los rincones suizos más comentados en la literatura universal. El ‘pequeño mar de Suiza’ ha sido fuente de inspiración y sosiego para escritores, poetas, pintores músicos, actores y prestigiosos exilados. En la primera de 4 páginas, Jaime Ortega y Ricardo Correa proponen una mirada de conjunto.

Cuna de seculares tradiciones populares

La presencia en las orillas del Lago Lemán de grandes figuras de la música dio a este paisaje de la Suiza de expresión francesa el carácter de un centro excepcional de creación musical. En los pequeños puertos y ciudades sobre estas aguas que Suiza comparte con Francia, florecieron ricas tradiciones populares como la Fiesta de los Viñadores, con más de 4 siglos de vida, que se celebra cada 25 años. En la segunda de las cuatro entregas de este fresco sonoro, recordamos el evento.

Ansermet, Stravinski y el Lago

Centro de creación musical y fuente de ricas tradiciones populares, las orillas del Lago Lemán han sido escenario de fecundos encuentros. Uno de ellos es la colaboración entre Ernest Ansermet, uno de los más reputados directores suizos de orquesta, con Igor Stravinski, compositor genial, fugitivo de la revolución rusa, como recordamos en esta tercera página.

Lugar de sosiego para celebridades

Lugar de refugio de prestigiosos personajes y encrucijada cultural europea, el entorno del Lago Lemán o Lago de Ginebra también ha acogido a no menos célebres figuras del mundo del espectáculo como Charles Chaplin y otras estrellas. Al final de este rápido viaje por las orillas de uno de los más admirados paisajes suizos damos un vistazo a esa historia más reciente de aquel rincón del occidente suizo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo