Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El nuevo césped en Basilea, "temor" de Van Basten

Colocación del nuevo césped en el estadio Sankt Jakob de Basilea tras las fuertes lluvias de los últimos días.

(Keystone)

El comité organizador de la Eurocopa 2008 realizó en la noche del domingo al lunes una operación urgente: sustituyó el césped del estadio de Sankt Jakob. El seleccionador holandés teme por la estabilidad del terreno de juego.

Este jueves y el sábado tendrán lugar en el citado campo dos encuentros: uno de cuartos y otro de semifinales. El equipo de Marco Van Basten se medirá allí con Rusia.

La operación comenzó en plena noche. El césped, que se había renovado el pasado 30 de abril expresamente para la Eurocopa, quedó degradado después de la tromba de agua que cayó durante el partido entre Suiza y Turquía, el 11 de junio.

Tras el enfrentamiento de República Checa y Turquía en el Sankt Jakob, otro nuevo chaparrón lo remató por completo.

Este martes (17.6.) se terminaron las obras para la colocación de un nuevo tapete natural en el estadio basilense. "El césped ha sufrido demasiado", subrayó Pascale Voegeli, portavoz del comité organizador.

Césped holandés para los de Van Basten

Las labores para la colocación del nuevo césped se iniciaron el lunes por la tarde y terminaron el martes al mediodía, 48 horas antes del primer cuarto de final entre Portugal y Alemania de este jueves, a las 18.45 horas. En el estadio de Sankt Jakob se disputarán, además, otro cuarto de final, éste sábado, y una semifinal, el 25 de junio.

La empresa suministradora holandesa es la misma que se encargó de la renovación del campo en el estadio Letzigrund de Zúrich, el pasado 20 de mayo de 2008. Los rollos de césped, que tienen una anchura de 2,4 metros, llegaron a Basilea a bordo de 26 contenedores frigoríficos.

Comité garantiza la aptitud del nuevo césped para el juego

"Somos muy optimistas. Esto ya se vio en Alemania. Es posible jugar en un césped 24 horas después de su renovación", precisó Voegeli a la Agencia France Presse.

"Desde luego también estábamos preparados para otros escenarios, aunque no es nuestro deseo comunicar detalles al respecto. Estamos convencidos que los partidos tendrán lugar sobre el nuevo terreno sin problema alguno", comentó.

La portavoz aseguró que los habituales entrenamientos en la víspera de los partidos se realizarán en el nuevo tapete sin inconvenientes, incluso la sesión del miércoles, veinticuatro horas antes del primer partido de cuartos.

"Los entrenamientos tendrán lugar", declaró, y precisó que "el peso muerto del césped es suficiente por lo que no es necesario que la hierba esté arraigada en el suelo".

Van Basten teme que sus jugadores resbalen

La colocación de un nuevo césped provocó la reacción del seleccionador neerlandés, Marco Van Basten, cuyo equipo se jugará allí su pase a semifinales contra Rusia.

"Me sorprende mucho que se reemplace el césped a sólo unos pocos días del partido", declaró el técnico holandés. Reconoció tener "temores" sobre la aptitud del nuevo tapete para el juego.

"Es malo para la calidad del juego si se juega sobre un nuevo césped." Expresó, además, sus miedos respecto a que la nueva superficie podría ser "resbaladiza".

Sin embargo, Eric Hendriks, el director de la empresa suministradora homónima, afirmó que "no hay que tener ningún temor, el nuevo césped estará perfecto para disputar un partido de alto nivel".

La empresa de jardinería con sede en la provincia holandesa de Limburgo es una de las pocas especializadas en la colocación de céspedes deportivos.

"No habrá ningún problema, ni en la entrega ni en cuanto a calidad", continuó. "No estará para nada resbaladizo. Nuestro césped está concebido especialmente para el fútbol de alto nivel. Una vez puesto, se puede jugar en él inmediatamente sin ningún inconveniente."

Según detalló la portavoz Voegeli, la colocación del césped costó 200.000 euros, suma de la que se hizo cargo la UEFA.

swissinfo y agencias

PARTIDOS EN BASILEA

Portugal - Alemania, 19 de junio, 20:45 horas

Holanda - Rusia, 21 de junio, 20:45 horas

Primera semifinal, 25 de junio, 20:45 horas

Fin del recuadro

NUEVO CÉSPED NATURAL

El césped que se estropeó después de las lluvias tormentosas durante el partido entre Suiza y Turquía, fue un cultivo de la empresa Büchner de Alemania.

La UEFA consideró necesaria la renovación completa del terreno de juego tras los fuertes chaparrones que lo han inundado. Esta vez, sin embargo, recurrió a una empresa rival de los Países Bajos.

La empresa hortícola neerlandesa Hendriks Graszoden es la que se encargó de la colocación. Es la misma empresa que ya había proporcionado el nuevo césped para el estadio Letzigrund de Zúrich.

El césped natural se compone de una mezcla gramínea especial, se cultiva en sustratos ricos en humus y se suele cosechar aproximadamente un año después de la siembra.

Para el transporte se corta en planchas de una anchura de 2,4 metros, una longitud de 15 metros y un grosor de 30 milímetros. Cada una de esas planchas arrolladas o 'bigrolls' pesa 15 toneladas.

El césped tiene que cumplir dos exigencias principalmente: el sustrato del cultivo tiene que acoplar bien con el terreno del estadio y la hierba tiene que ser resistente al corte.

Fin del recuadro


Enlaces

×