Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El Papa comenta la política suiza

El Papa ya se había pronunciado sobre la procreación asistida en Italia.

(Keystone)

Benedicto XVI criticó las nuevas leyes adoptadas en Suiza con respecto a la vida, la familia y el matrimonio.

El Pontífice recibió al nuevo embajador suizo ante la Santa sede, Jean-François Kammer, quien le presentó sus cartas credenciales.

"Lo mismo que la mayor parte de los países de Europa occidental, la sociedad suiza ha conocido una evolución considerable de sus costumbres y, bajo la presión conjunta del progreso técnico y de la voluntad de una parte de la opinión pública, nuevas leyes han sido propuestas en diversos terrenos con respecto a la vida y la familia", declaró el Papa.

"Se trata de aspectos delicados de la transmisión de la vida, de la enfermedad y del final de la vida, pero también del lugar que ocupa la familia y del respeto al matrimonio".

"Sobre todas esas cuestiones, relacionadas con los valores fundamentales, la Iglesia Católica se ha expresado claramente por voz de sus pastores. Seguirá haciéndolo cuanto sea necesario para repetir sin cesar la grandeza inalienable de la dignidad humana, que exige el respeto de los derechos humanos y, en principio, del derecho a la vida", advirtió.

Pacs, células madre y eutanasia

Algunos observadores percibieron en el discurso de Benedicto XVI una clara referencia a la ley sobre el registro de parejas del mismo sexo (pacs), así como a la ley sobre las células madre y a la autorización para la eutanasia pasiva.

"No nombró expresamente a la ley sobre el registro de parejas", estimó por su parte Monseñor Amédée Grab, presidente de la Conferencia de Obispos Suizos en declaraciones a la radio suiza de expresión francesa difundidas este jueves (16.06).

"El Papa evocó las cuestiones delicadas de la transición de la vida, de la enfermedad, etc. Como en todas las recepciones de embajadores, transmite las preocupaciones de la Iglesia ante la evolución de ciertos aspectos de la vida pública", añadió Graab.

Reproches de injerencia

La semana pasada, Benedicto XVI intervino en Italia a propósito de la ley sobre la procreación asistida médicamente, amén de que en reiteradas ocasiones se le ha reprochado el hecho de inmiscuirse en la política interna de los países.

"Las decisiones son comentadas con frecuencia por otros medios, a veces al exterior de un país. Basta con pensar en el voto francés sobre la Constitución Europea", subrayó Amédée Grab para justificar la actitud de la Santa Sede.

Con respecto al asilo

Durante su encuentro con el embajador Jean-François Kammer, Benedicto XVI también "estimuló a la sociedad suiza para que se mantenga abierta al mundo que la rodea, para que conserve su lugar en el mundo y en Europa y también para que ponga su talento al servicio de la comunidad humana, particularmente de los países más pobres que no podrán desarrollarse sin esa ayuda".

"Deseo igualmente que su país continúe abierto hacia aquellos que llegan a ustedes en busca de trabajo o protección, convencido del hecho de que recibir a otros es también parte de la riqueza de ustedes", agregó.

Con respecto al asilo, Suiza fue objeto de críticas recientes por parte del comisario europeo para los Derechos Humanos, Alvaro Gil-Robles, quien se refirió, en particular, al tratamiento dado a los solicitantes de asilo que son rechazados de manera inmediata (No Entrados en Materia o inadmisibles) y que son privados de asistencia social.

swissinfo y agencias

Datos clave

Jean-François Kammer (59 años) es embajador en Praga desde enero del 2005. Bajo ese título representa también a Suiza ante la Santa Sede.

Sucede en el puesto a Hansrudolf Hoffmann, quien había sido designado embajador plenipotenciario ante el Vaticano en mayo del 2004. Su nombramiento restablecía completamente las relaciones diplomáticas entre los dos Estados, limitadas desde hacía 130 años.

Fin del recuadro

Contexto

Adoptado el 5 de junio, el pacs introduce el reconocimiento de las parejas del mismo sexo desde el 2007.

Inspirado en el derecho matrimonial en los aspectos fiscal, sucesorio o de seguros sociales, ese mecanismo prohíbe sin embargo la adopción de niños y la procreación médicamente asistida.

Aceptada en noviembre, la ley sobre las células madre permite la utilización para la investigación médica de embriones humanos procedentes de una fecundación in vitro pero que no sean útiles para una gestación.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes