Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El pueblo decidirá suerte de delincuentes sexuales

El pueblo deberá votar la iniciativa para internar de por vida a delincuentes sexuales.

(Keystone)

El pueblo deberá pronunciarse acerca de una iniciativa que condena a cadena perpetua a los delincuentes sexuales, violentos o considerados peligrosos.

El gobierno recomienda rechazar la iniciativa, optando por una solución mediante la revisión del Código Penal.

El sufragio tendrá lugar el próximo 8 de febrero y, sobre el fondo de la cuestión todo el mundo está de acuerdo: hay que proteger a la sociedad contra este tipo de delincuentes.

El debate se sitúa en la forma de actuar frente a este flagelo y el Consejo Federal estima que la mejor solución es a través de la ley en el marco de una revisión del Código Penal.

Las autoridades gubernamentales consideran la iniciativa incompleta, incoherente, y la solución de la cadena perpetua, “una medida desproporcionada”. Por ello, llaman a votar en contra.

Annette Zunzer, portavoz del Minsiterio de Justicia, reitera los propósitos de la ex titular de ese organismo, Ruth Metzler, que sostenía que “ la medida propuesta por la iniciativa incluye solamente a los delincuentes con problemas mentales, dejando fuera a otro tipo de criminales peligrosos”.

Los autores de la iniciativa

La iniciativa en cuestión fue lanzada en 1998 por la 'Asociación Luz y Esperanza', que agrupa a los familiares de víctimas de la delincuencia sexual. Sus integrantes, cansados de que la justicia helvética castigue raras veces con penas severas a los violadores, logró reunir, en una campaña de 18 meses, más de 200 mil firmas necesarias para convocar a un referéndum.

Elena Gauthier, ex integrante de esta Asociación y socióloga, explica a swissinfo que en el contexto de la época en que se creó la organización el país vivía un clima casi de terror, con raptos de menores y violaciones casi diarias.

“Los sicópatas hacían de las suyas y cuando eran apresados por la policía, la justicia los castigaba con penas menores, a menudo en hospitales siquiátricos y al poco tiempo quedaban en libertad. La mayoría volvía delinquir, de ahí que nuestra iniciativa tuvo buena acogida en la sociedad".

Elena Gauthier ya no piensa de la misma manera que en esos años, pues estima que la situación ha evolucionado y reconoce que en el plano legal el gobierno se ha comprometido a realizar una reforma profunda del Código Penal.

“Pero sin nuestra iniciativa, tal vez los maniacos sexuales y otros individuos peligrosos seguirían violando a niños, conscientes de que las penas que recibirían en caso de ser descubiertos son mínimas”.

La socióloga defiende el hecho de que la iniciativa no plantea la pena a perpetuidad de los delincuentes, sino una prolongación del castigo acompañada de un seguimiento terapéutico en alguna institución hospitalaria. “La pena deberá durar mientras que el criminal siga representando un peligro para la sociedad”, subraya.

La propuesta gubernamental

A parte de la derecha dura (Unión Democrática de Centro) todos los partidos gubernamentales rechazan la iniciativa y apuntan a la revisión del Código Penal que se encuentra actualmente en discusión en las cámaras federales.

La excepción la constituye la 'Lega dei Ticinese', en el cantón de expresión italiana, Tesino, y el Partido Radical de Ginebra.

Curiosamente, y valga la paradoja, el nuevo ministro de Justicia y Policía, Cristoph Blocher miembro de la UDC, se alineó también en la postura de los demás miembros del Gobierno, confiando en la mencionada revisión de la ley.

Blocher ahora cambió de opinión y admite que efectivamente la revisión del Código Penal prevé un examen periódico de la situación del criminal.

Además, sostiene que la futura ley contempla la internación de por vida de todos los delincuentes que cometieron crímenes graves y presenten un peligro para la sociedad.

Cabe señalar, por otro lado, que la Justicia helvética en su conjunto está contra la iniciativa. Apoyan en forma colegiada la solución propuesta en el futuro nuevo Código Penal helvético.

Jueces cantonales como Jo Pitteloud, del Valais; Jean Pascal Rodieux, de Lausana y el procurador del cantón de Vaud, Jean-Marc Schwenter, estiman que de ser aprobada la iniciativa, Suiza se pondrá contra la Convención Europea de los Derechos Humanos.

Respuesta en las urnas el próximo 8 de febrero.


swissinfo, Alberto Dufey

Datos clave

El gobierno llama a votar en contra de la iniciativa y prefiere apoyar la revisión del Código Penal helvético.

Fin del recuadro

Contexto

La iniciativa fue lanzada en 1998 por la 'Asociación Luz y Esperanza', que agrupa a los familiares de víctimas de la delincuencia sexual.

El 3 de mayo del 2000, la iniciativa fue presentada ante el Consejo Federal con 194'390 válidas, de un total de 200'000 recolectadas.

En cuanto a la revisión del Código Penal Suizo, se encuentra en discusión parlamentaria desde 1993.

El 8 de febrero próximo el pueblo decidirá en las urnas.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes