Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Apoyo en Suiza El referéndum en Grecia, “victoria de la democracia”

Tras el histórico escrutinio en el que el pueblo griego ratificó su apoyo al primer ministro, Alexis Tsypras, "Atenas era una fiesta".

(Reuters)

El contundente voto de confianza que el pueblo de Grecia otorgó a su primer ministro resuena en la prensa del mundo y de Suiza, donde un grupo de solidaridad entre ambos países pide que Berna impulse las investigaciones para restituir al país mediterráneo el capital que haya sido expatriado de manera irregular y depositado en bancos helvéticos.

“La victoria de Alexis Tsipras, con más del 60% de los votos en el referéndum celebrado este 5 de julio, es una victoria para Grecia, para Europa y para la democracia”, señala el diputado Cedric Wermuth, dirigente del Grupo Suiza Grecia que el 3 de julio reunió en Berna a más de un centenar de manifestantes en apoyo al pueblo griego.

La entidad, formada de manera reciente, y que integra entre otros a parlamentarios y sindicalistas, explorará posibles estrategias de apoyo a la ciudadanía griega en diversos campos, incluido el de la salud, indica Wermuth.

El diputado suizo considera que también en respaldo de Grecia, Berna debe exigir el respeto total del FMI a la decisión expresada en las urnas por el pueblo griego y la modificación de sus políticas que estrangulan a los sectores más vulnerables.

Señala igualmente que en estos momentos de severa crisis para Grecia, es urgente que Suiza impulse las investigaciones pertinentes para restituir a ese país los capitales que desde 2008, y de manera irregular, fueron expatriados y depositados en bancos suizos.  

La plata, bien escondida "La banca privada" griega

En el curso de los últimos años, muchos ciudadanos griegos retiraron su dinero de los bancos para depositarlo en el exterior. Con la crisis de la ...

Una mayor legitimidad

El primer ministro griego retomará la negociación con los acreedores fortalecido con el apoyo que su pueblo le ratificó en las urnas: “Un NO que sacude a Europa”, como titula Le Temps. Pero en las etapas siguientes ya no participará el titular de Economía, Yannis Varoufaquis, quien presentó su dimisión este lunes para contribuir a facilitar las negociaciones toda vez que los Gobiernos de la zona euro habían explicitado que preferían su “ausencia” de las reuniones.

El editorial de Le Temps asienta sin cortapisas que “si la salida de Atenas del euro -para el futuro de la moneda única y la estabilidad de esa zona monetaria-, debe ser el precio a pagar para detener el siniestro contagio alumbrado por el voto popular, entonces tiene que ser explicitada y cumplida. Hay urgencia”.

En un tono semejante, el Neue Zürcher Zeitung escribe que “La tropa de Syriza debe encontrar su camino sin la ayuda del tío rico de Bruselas a fin de estabilizar sus gastos y sus ingresos. Los griegos deben reconocer, tarde o temprano, que serán seguramente más competitivos en el marco de un Grexit”.

Por su parte, y bajo el titular de “Referéndum: los griegos desafían a Europa al votar masivamente “no”, el cotidiano La Liberté considera que el resultado del escrutinio plantea la pregunta del mantenimiento de Grecia en la zona euro y acentúa la brecha con las “instituciones”.

Pero Tsipras ha ratificado su rechazo a la ‘Grexit’. Al convocar a las urnas, estableció claramente que el voto sancionaría únicamente la propuesta de los acreedores y que de ninguna manera planteaba un retiro de la zona euro o de la Unión Europea (UE). No obstante, medios de prensa, opositores y representantes de la UE insistieron en lo contrario y advirtieron de una debacle total de Grecia en caso de apoyar a su primer ministro.

“Una respuesta impresionante”

“Fue una respuesta impresionante de la ciudadanía, a pesar de las campañas en contra, enormemente agresivas y llenas de mentiras”, indica Cedric Wermuth, en entrevista con swissinfo.ch. Para él, la respuesta del pueblo heleno “representa la primera victoria contra el neoliberalismo y un potencial histórico contra sus programas de austeridad”.

A cinco meses de su llegada al poder y luego de intensas e infructuosas negociaciones con los acreedores, el abanderado de Syriza convocó a referéndum para que el pueblo diera su fallo.

Alexis Tsipras pidió a sus conciudadanos un NO a la propuesta de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional que exige mayores recortes al presupuesto social de un país asfixiado por la deuda desde hace años.

Decepción

“Resulta chocante el alejamiento político del Eurogrupo que ha permitido el triunfo de los mercados financieros”, comenta el parlamentario. Evoca igualmente su desilusión con respecto a representantes de partidos socialistas europeos, en particular, François Holland (Francia) y Gabriel (Alemania), que dejando a un lado sus promesas electorales, se sometieron a los designios del mercado.

En su opinión, el resultado del escrutinio en Grecia abre la oportunidad de establecer el necesario diálogo que requiere el socialismo europeo, de permitir la expresión directa de los pueblos y de fincar nuevas alianzas con el Gobierno griego.

“El resultado del referéndum del domingo es una señal de cómo desarrollar alternativas a la extrema derecha”, asienta. “Veremos qué pasa en los próximos días y en los próximos meses, pero la decisión del pueblo griego es el inicio de un cambio en la relación de fuerzas”, anota Wermuth. “La victoria de este domingo, enfatiza, es la victoria de la esperanza”.

El fardo de la deuda

El referéndum del 5 de julio, primera consulta en Grecia en 41 años, se celebró en un contexto inaudito.

A falta de dinero en las arcas, el gobierno no pudo pagar los 1 550 millones de euros que tenía que abonar el 30 de junio al FMI y desde el lunes 29 rige un corralito que permite retirar un máximo de 60 euros por día y persona.

El gobierno griego, formado por Syriza y el partido soberanista ANEL, y los acreedores del país (UE, FMI, BCE) llevan más de cinco meses de arduas negociaciones.

Tras sendas líneas de créditos de 240 000 millones acordados desde 2010 a Grecia, que del lado europeo expiraron el pasado 30 de junio, el actual gobierno de izquierda radical quiere un cambio de estrategia que pasa por la reestructuración de la deuda.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes