Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El sombrío futuro del seguro de vejez

Suiza cuenta con un creciente número de personas mayores.

(Keystone)

Frente al envejecimiento de la población, el futuro del seguro de vejez (AVS) es muy incierto. En breve, el número de personas activas será insuficiente para financiar a los jubilados.

La Oficina Federal de los Seguros Sociales (OFAS) considera que Suiza no podrá evitar una profunda reforma de su sistema de jubilaciones.

Esencialmente financiados por las cotizaciones de los trabajadores, los ingresos del Seguro de Vejez en Suiza (AVS) dependen del contexto económico. Esos ingresos son financiados en 70% por las cuotas de los asegurados y de los empresarios.

Los poderes públicos contribuyen con un 20%. La mayor parte procede de la Confederación (15%) gracias a los impuestos sobre el alcohol (221 millones) y el tabaco (2.051 millones).

El porcentaje del IVA, percibido desde 1999 con el fin de compensar la situación demográfica, contribuye por su parte al 6% de los ingresos del AVS. Finalmente, los impuestos sobre los juegos y los intereses del capital aportan respectivamente el 0,9% y el 3,9%.

2.400 millones de saldo

El financiamiento del AVS está basado en un sistema de repartición: los costes de un año deben ser cubiertos por los ingresos de ese mismo año. Un fondo de compensación está previsto no obstante para paliar las fluctuaciones anuales de los gastos. Permite mantener las prestaciones de los años en los que los gastos son más importantes que las captaciones.

Los ingresos totales en el 2005 ascendieron a 33.700 millones de francos, por 31.300 millones de gastos. El saldo es pues positivo, en 2.400 millones, y lleva las reservas a 29.400 millones. Este monto se acerca al importe necesario para cubrir los gastos de un año.

El problema es que este fondo de compensación del AVS está también ligado al seguro por invalidez (AI) y a las asignaciones de pérdidas de ganancia (APG). El AI está desde hace tiempo en números rojos, mientras que el APG observa caer sus reservas desde que éstas se utilizan para financiar el seguro por maternidad.

La población envejece

A este problema contable se agrega el asunto del envejecimiento de la población, tanto porque la esperanza de vida se ha elevado como por la reducción de la natalidad.

La situación demográfica influye mucho en los recursos del AVS. Su evolución amenaza el equilibrio entra activos y retirados, indispensable para el modo de financiamiento del AVS. Si en 1950 seis activos cotizaban en provecho de un rentista, esta relación es hoy de cuatro por uno y no será probablemente más que de dos por uno para el 2040.

El AVS deficitario deberá recurrir a sus reservas que, sin embargo, estarán vacías hacia el 2015-2020, según la administración federal. En entrevista, Yves Rossier indicaba que los fondos de la AVS sólo alcanzarían para pagar siete de cada diez rentas en los próximos cinco años. El director de la OFAS señalaba que en caso de no hacerse algo, la alerta podría encenderse en el 2012.

Varias propuestas

Frente a tal situación, el sector político propone periódicamente nuevas ideas para asegurar el financiamiento del sistema de seguridad. El ministro del Interior, Pascal Couchepin, en particular, había lanzado la idea de elevar la edad de la jubilación (actualmente fijada en 65 años).

Esta proposición generó polémica. Algunos consideran que contribuyó incluso al resultado deficiente del partido del ministro (Radical Democrático/ derecha) en las últimas elecciones federales.

Entre las otras propuestas encontramos la de una reducción de las prestaciones derivadas del AVS -una idea defendida por la derecha- así como un Nuevo aumento del IVA (Impuesto al Valor Agregado).

La propuesta más actual es la del Comité para el Seguro AVS (COSA) cuya iniciativa será sometida a voto popular el próximo 24 de septiembre. Este comité socialista busca atribuir una parte de los beneficios del Banco nacional al seguro.

Una profunda reforma

Sin embargo, aunque fuera aceptada, la iniciativa COSA no le permitiría por sí misma resolver el asunto de manera durable. Un financiamiento que provendría del Banco nacional podría constituir sólo un complemento que no resolvería el problema a fondo, a saber, la falta de activos para pagar las jubilaciones.

Así pues habrá que revisar de manera profunda todo el sistema. El verdadero debate muy probablemente no se llevará a cabo antes del 2008. Hay pocas probabilidades de que un partido quiera exponerse demasiado preconizando medidas impopulares antes de las próximas elecciones federales del 2007.

swissinfo, Emilie Bay
Traducción, Marcela Águila Rubín

Datos clave

En enero del 2006, 1.701.000 personas recibían una renta por jubilación y 104.000 una renta por viudez.
La renta mensual promedio era de 1860 francos para las personas solas y de 3098 para las parejas.

Fin del recuadro

Contexto

El seguro de vejez y supervivencia forma el primero de los tres pilares del sistema de jubilaciones.

Obligatorio, el AVS es un seguro de base que garantiza un mínimo vital a los jubilados (desde los 65 años), a los huérfanos, a las viudas (os).

El segundo pilar es la previsión profesional. Se trata de un seguo particular obligatorio para el cual asalariados y empresarios cotizan a partes iguales. El dinero acumulado es redistribuido al jubilado en forma de renta o en forma de capital.

El tercer pilar es la previsión individual. Deducible fiscalmente, esta último es facultativo.

Fin del recuadro

La jubilación en Suiza

El AVS depende mucho de la situación demográfica.

Las personas con más de 65 años representaban el 15,8% de la población en 2004.

Actualmente, se cuenta una persona activa por cada jubilado. Dentro de 30 años, habrá 2.5 trabajadores por cada rentista.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×