Navigation

El suicidio es más letal que la guerra y los asesinatos

Los jóvenes conforman el grupo de mayor riesgo (mindline.org.uk) mindline.org.uk

El número de personas que ponen fin a sus vidas es mayor que el causado por las guerras y los asesinatos juntos, pero puede prevenirse, afirman dos expertos internacionales.

Este contenido fue publicado el 11 septiembre 2006 - 08:43

La noticia surge en el Día Mundial de Prevención del Suicidio de la Organización Mundial de la Salud, con sede en Ginebra. En Suiza se debate sobre el uso de armas.

Entre unos 20 millones y 60 millones de personas tratan de matarse cada año, pero sólo un millón de ellas lo logran, señala el doctor Jose Manoel Bertolote, experto en salud mental de la OMS.

Aquellos que ponen fin a sus vidas son "situaciones trágicas que con ayuda pudieron evitarse", subraya Brian Mishara, presidente de la Asociación Internacional de Prevención del Suicidio en Grondin, Francia.

Se podría bajar los índices del suicidio si los países limitaran el acceso a los pesticidas, armas y medicamentos e hicieran un mejor trabajo en el tratamiento de personas depresivas, alcohólicas y esquizofrénicas, precisa Mishara.

Cerca de un tercio de todos los suicidios en el mundo se debe a pesticidas, anota Bertolote.

Los dentistas, veterinarios y médicos están particularmente en riesgo de suicidio -no por el estrés de sus profesiones sino porque tienen acceso a químicos letales y porque saben manejarlos-, añade Bertolote.

Quienes pierden su trabajo inesperadamente parecen más propensos a matarse que quienes durante mucho tiempo viven en condiciones sociales pobres, precisa.

Las personas que viven en paises donde el suicidio es ilegal como Singapur, Líbano e India parecen menos dispuestas a buscar ayuda si tienen pensamientos suicidas, por temor a que el gobierno les castigue, dice Mishara.

"Esas leyes no parecen haber tenido efecto disuasivo, sino más bien el de haber dificultado que la gente se acerce a pedir ayuda", añade.

Cada año la Asociación Internacional de Prevención del Suicidio y la Organización Mundial de la Salud aprovechan el Día Mundial de Prevención del Suicidio para reclamar la atención a la necesidad de prevenir la muerte prematura innecesaria.

El tema de este año es "Con entendimiento, hay nueva esperanza" y pone énfasis en la transferencia del conocimiento y la investigación científica actual sobre conductas suicidas a programas concretos y a actividades que reduzcan la conducta suicida y salven vidas.

El problema suizo

Quienes trabajan para reducir el número de suicidios encaran retos particualres en Suiza.

Los investigadores en la Universidad de Zúrich publicaron a fines de agosto un estudio que muestra que Suiza y Estados Unidos tienen los índices de suicidio con armas de fuego más altos del mundo.

De acuerdo a ese estudio, publicado en el American Journal of Public Health, una persona en Suiza comete suicidio empleando armas de fuego, habitualmente un arma militar.

Los investigadores reclaman leyes de armas más rígidas para reducir los suicidios con armas en Suiza.

Después de conocerse el estudio, el ministro suizo de Defensa Samuel Schmid rechazó que las armas sean guardadas en depósitos militares para bajar el alto índice de suicidios con armas en Suiza, señalando que las tragedias familiares y los suicidios no son razones suficientes para que los soldados no guarden sus armas militares en casa.

swissinfo y agencias

Contexto

El alto número de suicidios con armas en Suiza escribió titulares en abril pasado tras la muerte de Corinne Rey Bellet. La ex esquiadora y su hermano murieron a manos su esposo, quien usó su pistola para victimarlos y poner luego fin a su vida.

En Suiza circulan unos dos millones de armas de fuego.

El número de suicidios ronda los 1.500 por año. El suicidio causa más muertes que los accidentes automovilísticos, las drogas y el Sida juntos.

Entre quienes piden leyes más severas para la posesión de armas figura Aministía Internacional, Ipsilon (La iniciativa para la prevención del suicidio en Suiza) y la Sociedad Suiza de Psiquiatría y Psicoterapia.

End of insertion

Datos clave

En el año 2000 cerca de un millón de personas pusieron fin a sus vidas en el mundo; equivalente a una tasa de 16 por 100.000; o sea una muerte cada 40 segundos.

En los últimos 45 años, los índices del suicidio aumentaron 60% en el mundo. El suicidio está entre las tres causas principales de la muerte de personas entre 15 y 44 años (en ambos sexos). Estas cifras no incluyen las tentativas de suicidio que son 20 veces más frecuentes que los llevdos a cabo.

Aunque los índices del suicidio han sido tradicionalmente altos entre los hombres de edad avanzada, el número entre los jóvenes crece tanto que ahora se les considera el grupo de mayor riesgo en un tercio de los países (Fuente: OMS).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.