Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Emperadores del mundo con bases en Suiza

El primer castillo atestiguado de la familia de los Habsburgo cerca de la localidad argoviense de Brugg.

(swissinfo.ch)

Habsburgo fue la dinastía que ha marcado la Historia de Europa como ninguna otra. Sin embargo, las modestas raíces del antiguo poder hegemónico se encuentran en Suiza.

2008 es el Año Conmemorativo de Habsburgo. Es el 900º aniversario de la primera mención documentada de la familia dinástica y el 700º aniversario del asesinato del segundo rey de Habsburgo perpetrado en Suiza.

Para muchos europeos, los Habsburgo fueron una familia que se arrogaban durante siglos la corona del así llamado Sacro Imperio Romano-Germánico que en el siglo XIX se convirtió en el Imperio Austrohúngaro hasta su disolución tras la I Guerra Mundial en 1918.

Durante doscientos años, la Casa de Austria gobernó también la Monarquía Hispánica con sus colonias en América, un imperio en el que nunca se ponía el sol, según un proverbio de la época.

En Suiza, sin embargo, tuvieron tradicionalmente una mala imagen; en la Baja Edad Media poseían amplios territorios en lo que hoy es Suiza y entraron en conflicto con las comunidades independientes que luchaban por sus libertades y el derecho de autogobierno.

A lo largo de los siglos, las comunidades se unieron, formando la Suiza primitiva que gradualmente se convirtió en una confederación de comunidades independientes que también incluía ciudades-república como Zúrich y Berna, que defendían e impusieron sus propios intereses.

En este contexto, los confederados se enfrentaron en repetidas ocasiones con los Habsburgo y ganaron poco a poco el control sobre lo que antiguamente constituía el feudo de la casa dinástica.

La leyenda de Guillermo Tell, el héroe nacional helvético que se negó a someterse al yugo del gobernador Gessler, forma parte de la identidad de este país alpino. Cada año se celebran las victorias trascendentales del siglo XVI sobre los Habsburgo, esgrimidas en los campos de batalla de Morgarten, Sempach y Näfels en la Suiza interior.

"La Casa de Habsburgo contribuyó a la formación de Suiza", señaló la ministra suiza de Economía, Doris Leuthard, en un acto oficial del año conmemorativo. "Crecimos resistiendo a los Habsburgo."

Un punto de vista diferente

Pero esto es sólo una cara de la medalla. Los organizadores del Año de Habsburgo tienen la esperanza de poner los logros de la familia dinástica en la perspectiva justa.

Las celebraciones se concentran en la zona norteña del cantón de Argovia, donde los Habsburgo edificaron su primer castillo y donde poseían una última franja territorial hasta 1797.

En la pequeña villa de Brugg, cerca del castillo de Habsburgo, se inauguraron varias exposiciones dedicadas al tema.

"Queremos exponer una pieza de la historia de Argovia que mucha gente desconoce, ya que los Habsburgo siempre fueron retratados como los malos de la Historia Suiza", explica a swissinfo Peter Frey, uno de los curadores de la exposición.

"Los argovienses aprenden la Historia de Suiza como los suizos de otras regiones del país, y por eso tienen un gran interés en conocer otra perspectiva."

Los antepasados de los Habsburgo vinieron probablemente de Alsacia, pero a principios del siglo XI, uno de ellos, el conde Radbot, se asentó cerca de la actual localidad de Brugg y empezó a regir sus tierras desde esa base.

Según cuenta la leyenda, Radbot perdió su azor —Habicht, en alemán— cuando estaba cazando. Lo volvió a encontrar en un monte que era perfecto para la construcción de un castillo. Por eso bautizó el castillo con el nombre de esta ave: Habichtberg, lo cual significa literalmente 'monte del azor'.

Ochenta años más tarde, el nombre del castillo se convirtió en nombre de la familia. La primera mención documentada del nombre data de 1108, cuando el conde Otto von Havichsberg participó en una compaña contra los húngaros.

En los inicios pertenecían a la nobleza baja como muchos otros linajes, pero con una combinación de amaño y suerte adquirieron cada vez más tierras y, por consiguiente, poder. En 1273, Rodolfo de Habsburgo se convirtió en el primer representante de la Casa en conseguir ser rey de Alemania, título que automáticamente le valía la dignidad de emperador del Sacro Imperio.

Durante su reinado consiguió anexar gran parte de la Austria actual a los terruños dispersos de su Casa, con lo cual el centro de gravedad de su poder se desplazó para siempre hacia el este.

"Fue un hábil diplomático, un guerrero experimentado, una personalidad carismática y un político pragmático, en otras palabras, tenía todas las calidades que se necesitaban para desempeñar con éxito la política", asevera Frey.

Habsburgo y la Confederación

Las pequeñas comunidades en la Suiza central que aspiraban al autogobierno se vieron enfrentados a una situación paradójica. Sólo el emperador podía garantizar sus privilegios, pero los Habsburgo eran los terratenientes más poderosos de la región y tenían interés en poner freno a este anhelo de libertad.

Cuando murió Rodolfo, las tres comarcas rurales de Schwyz, Unterwald y Uri juraron un pacto de autodefensa para prevenir futuras reivindicaciones de sus sucesores en el trono. Este juramento es considerado tradicionalmente como acto de fundación de la Confederación Helvética.

Los suizos tuvieron la suerte de que en aquella época el trono no cayó automáticamente en las manos de los Habsburgo. Alberto, el hijo de Rodolfo, fue coronado rey de Alemania en 1298, pero fue asesinado por su sobrino por un litigio de herencia en 1308. En los tiempos que los Habsburgo empezaron a sucederse en el trono imperial, los confederados ya los habían casi arrojados de sus últimas posesiones suizas.

Pero Frey vierte agua fría sobre los heroicos relatos de las victorias confederadas escritas por cronistas desde la perspectiva de los ganadores.

"Al leer la Historia de Suiza siempre tienes que invertir las cifras. Un ejército de milicias que puede ser convocado a cualquier hora, siempre es más poderoso que una caballería. Si se lee que 400 suizos batieron a 1.500 efectivos de las tropas de Habsburgo, es probable que en realidad fueron 1.500 suizos que vencieron a 400 soldados de Habsburgo. Siempre se gana si se es numéricamente superior."

Además, las perspectivas de la Confederación y de Habsburgo fueron diferentes. Los últimos tuvieron mucho éxito en su expansión territorial hacia el este. Sus feudos en occidente perdieron en importancia.

Cuando los confederados se apoderaron de la provincia de Argovia —y al mismo tiempo también del castillo de Habsburgo—, no significó mucho más que una cierta merma de prestigio para la Casa de Austria.

"Sólo fue un pequeño terruño que perdieron, de poco significado", aclara Frey.

Para los argovienses no cambió mucho, los gobernadores de Habsburgo fueron sustituidos por bailíos suizos.

Los lazos suizos sobrevivieron

Después de 1415, los Habsburgo ya sólo poseían un señorío en la región del valle de Frick, próximo al Rin. Una regente aún es reverenciada en esa comarca septentrional de Argovia: María Teresa (Theresia en alemán), que fue emperatriz de 1740 a 1780.

"Por lo menos hasta hace poco se bautizaron muchas niñas con el nombre de Maria Theresia", señala Frey.

"Las reformas que introdujo fueron muy buenas para la región. Introdujo, por ejemplo, el seguro obligatorio contra incendios. Una de las condiciones para que el valle de Frick se adhiriera al cantón de Argovia en el acuerdo de unión de 1803 fue que se introdujera este seguro en todo el territorio cantonal. Es por eso que Argovia posee aún hoy una de las primas de seguro más bajas del país. ¡El fondo se había instaurado hace doscientos años!"

Los lazos entre Habsburgo y Suiza continuaron. Los corazones de los últimos miembros coronados de la familia dinástica, el emperador Carlos I y su esposa Zita, se sepultaron en el panteón de los Habsburgo en el monasterio de Muri, una fundación de un ancestro lejano de Carlos hace casi mil años.

swissinfo, Julia Slater
(Traducción del inglés: Antonio Suárez Varela)

EL SACRO IMPERIO ROMANO-GERMÁNICO

El así denominado Sacro Imperio Romano-Germánico estaba compuesto por vastos reinos y territorios en la Europa Central y existió desde 962 hasta su disolución por Napoleón en 1806.

Tenía su centro de gravedad en la actual Alemania y Austria, pero por épocas se extendía en oriente hasta territorios de la actual Polonia y en occidente hasta los Países Bajos, incluía además partes de Francia e Italia.

Los territorios que constituían el Imperio incluían reinos, principados y ciudades libres con grados de autonomía más o menos amplios.

En teoría, el título de emperador era electivo, pero en la práctica fue cooptado por los Habsburgo que lo ostentaban ininterrumpidamente desde el siglo XV.

Tras la abdicación del último emperador Franz II en 1806, los Habsburgo continuaron a gobernar Austria y más tarde la Monarquía dual Austrohúngara hasta el colapso del imperio en 1918 tras la I Guerra Mundial.

Otto von Habsburg (nacido en 1912) es la actual cabeza de la Casa de Habsburgo.

Fin del recuadro

SINÓPSIS DINÁSTICA DE LOS HABSBURGO

c. 963: Nace Guntram el Rico, el supuesto fundador de la dinastía
c. 1020: Edificación del Castillo de Habsburgo
c. 1027: Fundación del monasterio de Muri en Argovia
1108: Primera mención documentada del nombre de familia
1264: Herencia de territorios en la Suiza oriental
1273: Rodolfo I es coronado como primer rey de Alemania; se apodera de tierras austriacas
1291: Muerte de Rodolfo
1308: El hijo de Rodolfo, Alberto I (*1250), es asesinado cerca de Brugg
1309: Fundación de Königsfelden cerca del lugar del asesinato; es usado por los Habsburgo como lugar de sepultura
Siglo XIV: Los confederados destierran cada vez más a los Habsburgo de Suiza
1483-1806: El título de emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico es detentado por los Habsburgo
1504-1700: España y las Amércias se encuentran bajo el dominio de la Casa de Austria
1806-1918: El Imperio Austriaco y más tarde la Monarquía Dual de Austria-Hungría es gobernado por los Habsburgo

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes