Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En busca de soluciones en las cimas de China

El majestuoso Muztagh Ata, destino de los investigadores suizos.

(www.kobler-partner.ch/kari Kobler)

Una expedición de investigadores y alpinistas suizos viaja al Himalaya para buscar respuestas al mal de montaña.

El equipo pasará casi tres semanas en la cima del mundo para tratar de comprender cómo reaccionan el cuerpo y el cerebro a la falta de oxígeno a altas altitudes.

Un primer grupo de voluntarios partió de Suiza este domingo (12.06.) para llegar, siete días más tarde, al Muztagh Ata ('Padre de las montañas de nieve’), cerca de la frontera entre China y Tadjikistán.

El miércoles (15.06.) viajará un segundo grupo. Luego de un período de aclimatación en el campo de base, los 38 'conejillos de indias’ se trasladarán a tres campos de alta altitud a 5.500, 6.300 y 6.900 metros. La cima está a más de 7.500 metros.

Un equipo de científicos y de médicos de las universidades de Zúrich y Berna, así como de los hospitales de Zúrich y Aarau, efectuará cuatro diferentes experimentos.

Los efectos de la alta altitud

Se trata de estudiar, particularmente, la manera en que la alta altitud afecta a las funciones cerebrales, cómo la falta de oxígeno altera la respiración y las capacidades, y cómo aparecen los daños que pueden dañar al ojo humano en la altitud.

Al mismo tiempo, los investigadores van a observar la manera en que una ascensión rápida puede provocar un edema pulmonar o cerebral, e incluso el mal agudo de montaña.

"Es la primera vez que tantas personas se reúnen a una altitud semejante en el marco de una investigación", señala el responsable de la expedición, Urs Hefti.

Riesgos limitados

Los riesgos que se corren están limitados. "Es una cima muy alta, en efecto, pero técnicamente, no es más difícil que una caminata en esquí en su país", precisa, por su parte, Kari Kobler, guía en jefe de la expedición.

En el caso de que alguno de los miembros del equipo resulte afectado de una u otra manera, se puede llegar al campo de base rápidamente por medio de esquíes.

El gran desafío está representado sobre todo por las temperaturas extremas que deberán enfrentar los miembros de la expedición.

En Islamabad se van a rostizar a 45 grados centígrados, antes de congelarse a una temperatura de menos 30 grados en la montaña. Los voluntarios fueron elegidos entre un total de 100 personas interesadas.

"Buscamos, sobre todo, adultos de menos de 55 años con experiencia como caminantes", precisa Tobias Merz, otro responsable del equipo. Entre los 50 candidatos preseleccionados, 38 fueron electos finalmente por sus aptitudes físicas y técnicas.

Una factura de un millón

El último obstáculo era el precio del viaje, que asciende a cerca de 8.000 francos por persona. "Con los gastos de logística, de investigación, así como del equipo técnico, la factura final podría alcanzar el millón de francos", comenta Tobias Merz.

Los patrocinadores contribuyeron a absorber buena parte de los gastos, mediante una aportación financiera o con la dotación de equipo.

Una importante sociedad farmacéutica estadounidense patrocina, por su parte, el programa de investigación, mientras que los salarios de los investigadores corren a cuenta de becas destinadas a la ciencia.

El equipo está acompañado por guías suizos de montaña y por especialistas y cocineros paquistaníes, nepaleses y chinos.

swissinfo, Scoot Cooper
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Datos clave

La cima del Muztagh Ata alcanza los 7.546 metros.

Está situado en la región del Kunlun Shan, Xinjiang (China) a 24 kilómetros de Tadjikistán.

Se llega hasta ahí por la carretera del Karakoma, eje principal que conduce a Pakistán.

Fin del recuadro

Contexto

El edema pulmonar de alta atitud puede afectar a caminantes de montaña en buena salud por encima de los 2.500 metros de altitud.

El edema cerebral de alta altitud es una forma severa (y con frecuencia fatal) del mal de montaña, provocado por una inflamación del tejido cerebral derivada de la acumulación de líquidos.

El mal agudo de montaña (MAM) procede de una falta de adaptación a la altitud. Provoca dolores de cabeza, dificultades respiratorias, nauseas e inclusive, a veces, estado de coma.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes