Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En busca de una nueva reserva ecológica

Seis regiones suizas postulan a la sede de una segunda reserva ecológica en la Confederación. El nuevo parque será inaugurado en el año 2009, coincidiendo con los 100 años de vida de Pro Natura, principal organismo nacional para la protección y la conservación de la flora y la fauna, e impulsor de la iniciativa explicada este martes a la prensa.

Las seis propuestas preseleccionadas en el concurso, al que respondieron positivamente todas las comunidades del país, abarcan en cierto modo todo el territorio nacional.

· El Valle de Bagnes (VS), 200 Km2
· Adula (GR/TI), 770 Km2
· Locarnese y Vallemaggia (TI), 340 Km2
· Matterhorn (VS)
· Region des Muverans (VS/VD)
· Valle de Maderaner/Rio Reuss (Uri) 500 Km2

Cada uno de los anteproyectos tiene atractivos únicos, tanto por su geografía y topografía como por su rica flora y fauna.

Suiza creó la primera reserva ecológica entre los países de Europa Central. Desde entonces han cambiado las cosas. Grandes superficies naturales han sido destinadas a la urbanización, a proyectos suntuosos y a modernos campos de golf. Consiguientemente, la población helvética debe acudir con más frecuencia a destinos lejanos para descansar en la naturaleza.

La realización de una nueva reserva ecológica requiere de muchos recursos. Las consultas previas con organismos defensoras del medio ambiente demuestran que existe una autentica voluntad de cooperar. La Fundación Erlenmayer de Basilea, institución privada que apoya proyectos ecológicos, ha comprometido ya 1 millón de francos para la creación de un segundo Parque Nacional.

Pro Natura espera seleccionar un proyecto definitivo, a más tardar, en 2003. La realización del mismo demandaría unos 6 años. Según los estudios preliminares, el nuevo parque nacional será utilizado de diferentes maneras. Dos tercios de la superficie serían consagrados a fines estrictamente ecológicos, con veda total a la caza. El cultivo de cierto tipo de agricultura y el esparcimiento contarán con espacios específicos.

Según Otto Sieber, secretario de Pro Natura, la concretización de una segunda reserva natural en Suiza es nada fácil: "No se puede imponer un proyecto ecológico a ninguna región. Lo importante es construir el consenso democrático desde la base", precisó. Por otra parte, Pro Natura encomia las ventajas económicas que depararía a la zona sede el nuevo parque nacional.



Nadie impugna la gran demanda que existe en Suiza de una nueva reserva ecológica. 150.000 personas visitan cada año el único parque nacional helvético de unos 169 Km2, situado en la Engadina, y observan la variada flora y fauna de la región.

Los especialistas en la preservación del medio ambiente esperan que los legisladores suizos aprovechen la oportunidad que brinda el concurso para contribuir a la creación de una nueva reserva y a la preparación de fundamentos legales sólidos. La legislación actual en la materia adolece de algunas lagunas. Una ley moderna sobre la protección de la naturaleza daría, sin duda, la seguridad necesaria a la región que albergue el nuevo parque nacional.

Erwin Dettling, Zürich


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×