Navigation

En Islamabad, Suiza no entrega visas

Embajada de Suiza en Islamabad. Keystone Archive

El servicio de visas de la Embajada de Suiza en Pakistán cerró de forma temporal. Se sospecha que empleados locales mantienen vínculos con el crimen organizado.

Este contenido fue publicado el 02 mayo 2006 - 12:04

Según la investigación administrativa en curso "ningún diplomático suizo ha cometido acto delictivo alguno".

Las irregularidades cometidas en la Embajada de Suiza en Islamabad fueron hechas del conocimiento de las autoridades helvéticas el otoño pasado por los policías de otro Estado, reveló este lunes (01.05) el embajador Martin Dahinden, responsable de la Dirección de Recursos y de la Red Exterior del Ministerio suizo de Exteriores.

Por el momento, precisa Martin Dahinden, "ningún diplomático suizo" está implicado en el caso.

Con todo, la comisión de política exterior del Consejo de los Estados (senadores) ha pedido este martes una investigación general y profunda sobre la concesión de visas en las embajadas suizas. Así lo ha hecho saber a la ministra de Relaciones Exteriores, Micheline Calmy-Rey.

Organizaciones mafiosas

Las autoridades penales paquistaníes iniciaron otra pesquisa. Detuvieron de manera preventiva a un empleado de la Embajada de Suiza e investigan a un antiguo colaborador.

De acuerdo con los medios locales de prensa, el empleado en detención habría exigido los favores sexuales de al menos dos mujeres que solicitaban visas para Suiza.

Según el director general de la policía local, la investigación incluye también a cinco agencias de viaje locales y los sospechosos habrían podido entregar visas destinadas a una organización de tratantes de seres humanos.

"El servicio consular de la embajada es blanco de actividades del crimen organizado pero no sabemos en qué medida", admite Martin Dahinden. Precisa que no se conocen aún los detalles de la investigación paquistaní.

En ese país, continúa Martin Dahinden, "organizaciones mafiosas tratan de tener acceso a los servicios de visas, lo que parecen haber logrado en la representación suiza".

Problemas de personal

En materia de personal, Suiza tiene menos recursos que otros Estados, subraya Martin Dahinden. De ahí que esté menos preparada para hacer frente a ese tipo de asuntos.

Por otra parte, el presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores no se ha incrementado. Las embajadas deber recurrir a personal local que corre un mayor riego de presión.

Tres colaboradores del Ministerio de Exteriores fueron enviados como refuerzos a Islamabad, y asumirán sus funciones en los próximos días.

Participarán en la reorganización del servicio de visas previa a su reapertura, precisa Jean-Philippe Jeannerat, responsable de información del Ministerio suizo de Exteriores.

Una serie de medidas

Por otra parte, Micheline Calmy-Rey efectuará los próximos jueves y viernes una visita a Pakistán, prevista desde hace tiempo.

La responsable de la diplomacia helvética abordará el tema en cuestión con los empleados de la embajada y con las autoridades locales, indica su portavoz.

Cabe recordar que al menos otro cuatro casos de irregularidades en el rubro de las visas fueron descubiertos en los últimos años.

El Ministerio Público inició investigaciones en Perú, Yemen y Nigeria. Otro caso, en Moscú, fue transmitido a un juez de instrucción federal.

Desde la primavera del 2005, Suiza ha emprendido toda una serie de medidas para luchar contra los abusos en el renglón de las visas. En particular, un procedimiento de evaluación sistemática de los riesgos fue puesto en marcha a fin de adoptar medidas precisas en cada país.

swissinfo y agencias

Contexto

Febrero: la prensa paquistaní revela que un empleado local de la Embajada de Suiza en Islamabad exigió relaciones sexuales a mujeres que solicitaban visa.

Marzo: el Ministerio suizo de Exteriores envía a un inspector a Islamabad.

Abril: Pakistán anuncia el arresto de un empleado sospechoso y la apertura de una investigación por tráfico de seres humanos. Por su parte, Berna inicia una investigación administrativa.

Mayo: El Ministerio suizo de Exteriores envía tres colaboradores para fortalecer la representación en Islamabad y suspende provisionalmente el servicio de visas.

End of insertion

Datos clave

Cada año, las 141 misiones suizas en el exterior entregan 500.000 visas y rechazan unas 40.000 solicitudes.

Se estima que con el acuerdo de Schengen sobre controles fronterizos con la Unión Europea, que entrará en vigor en el 2008 a más tardar, el número de visas entregadas por Suiza se reducirá a 400.000 por año.

Suiza investiga sobre diversos casos de corrupción relativos a la entrega de visas, particularmente en Eritrea, Omán, Perú, Rusia, Nigeria y Serbia.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.