Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En tela de juicio, comentarios de Blocher

Blocher causa controversia nuevamente.

(Keystone)

El titular de la cartera suiza de Justicia, Christoph Blocher, debería haber defendido y no criticado la ley suiza antirracismo durante su viaje a Turquía, según un experto en materia legislativa.

Marcel Niggli, profesor de derecho de la Universidad de Friburgo, manifestó a swissinfo su extrañeza por las palabras del ministro durante una visita oficial en el extranjero.

Blocher desató una tormenta de protestas en medios políticos y de prensa con los comentarios emitidos el miércoles en Turquía en el sentido de que una norma suiza le provocaba "dolor de cabeza". Aludió asimismo a "la tensa relación" entre esa legislación y la libertad de expresión.

Este jueves, el Ministro suizo del Interior, Pascal Couchepin, calificó de "inaceptables" los comentarios de Blocher.

Por su parte, el presidente Moritz Leuenberger manifestó su sorpresa al respecto e informó que en breve habría una reunión de gabinete para analizar las declaraciones del ministro de Justicia.

Con base en la ley suiza, en vigor desde 1994, se abrieron investigaciones contra dos turcos que habrían negado en Suiza la masacre armenia de 1915.

"Nadie pensó entonces que ese artículo llevaría ante la justicia a un eminente historiador turco", subrayó Blocher al término de un encuentro en Ankara con su homólogo local, Cemil Cicek.

El Ministerio de Justicia "examina lo que puede hacer para que eso no se reproduzca", indicó el titular de esa dependencia para precisar que corresponde al Parlamento y al Gobierno decidir una eventual modificación del artículo pertinente.

swissinfo: Christoph Blocher dijo que algunas partes de la ley antirracismo estaban en conflicto con la libertad de expresión en Suiza ¿Cuál es su opinión al respecto?

Marcel Niggli: Eso no es correcto porque la Corte Europea de Derechos Humanos ha decidido en muchos casos que el racismo no debe ser protegido por la libertad de expresión.

swissinfo: ¿No es sorprendente que un ministro de Justicia diga que el artículo 216bis del Código Penal Suizo le produce dolor de cabeza?

M.N.: A mí me parece muy extraño, sobre todo si esa declaración se produce en el extranjero. Si a usted le provoca dolor de cabeza una ley, usted habla de esa ley y trata de hacer una propuesta, en el ámbito nacional (para modificarla).

swissinfo: Me parece que, como ministro de Justicia, Blocher debería defender la ley, ¿No es así?

M.N.: Eso es correcto porque esa ley ha sido discutida, votada y aceptada. El partido al que pertenece el ministro (UDC/derecha nacionalista) ha tratado de suprimir la ley varias veces y siempre ha fracasado. Entonces, queda claro que la idea predominante en el país es que esa es la ley y, por lo tanto, él (Blocher) debería defenderla.

swissinfo: ¿Piensa usted que Christoph Blocher se doblegaba ante la posición de Turquía cuando hizo esos comentarios?

M.N.: Pienso que hasta cierto punto hizo eso, como tantas otras personas también lo han hecho, porque Turquía ha insistido durante muchas décadas en que no hubo genocidio (de Armenios). Básicamente, la pregunta sobre si hubo o no genocidio es ridícula porque (según) todos los criterios legales que tenemos... al parecer es evidente que fue un genocidio.

swissinfo: ¿Qué repercusiones piensa usted que tendrá todo eso para Blocher, en caso de que las haya?

M.N.: No pienso que habrá consecuencias importantes porque el consejero federal (ministro) se ha comportado de ese modo muchas veces. Siempre hubo protestas y discusiones, pero nunca hubo ninguna consecuencia.

swissinfo: ¿Entonces, no cree que recibe alguna llamada de atención?

M.N.: No lo creo. Lo que hizo en Turquía es lo mismo que ha hecho antes. Él representa más la opinión de su partido que la del gobierno.

swissinfo: ¿No es una situación impropia en Suiza?

M.N.: Si usted tiene un gobierno constituido por siete personas, es una idea muy buena que no todos piensen igual, pero no deberían mostrar eso en el exterior. Si el ministro de Justicia va al extranjero para hablar de leyes nacionales (suizas), ciertamente que no es una situación muy adecuada.

Entrevista swissinfo, Robert Brookes
(Traducido por Marcela Águila Rubín)

Datos clave

La legislación suiza antirracismo fue adoptada en 1994, entre otras cosas, para evitar opiniones revisionistas sobre el Holocausto.

En 2005, las autoridades suizas iniciaron investigaciones penales contra el historiador Yusuf Halacoglu, presidente de la Organización Turca de Historia, y el político Dogu Perinçek por supuestos comentarios, emitidos en Suiza, que negaban la masacre armenia de 1915.

Los armenios señalan que un millón 800 de los suyos fueron asesinados.
Turquía dice que el número de muertes fue de alrededor de 200,000.

Conforme a la ley suiza, cualquier acto de negación, desprecio o justificación del genocidio es violatorio de la legislación antirracismo del país.

Fin del recuadro

Contexto

A pesar de su larga historia, las relaciones suizo-turcas recibieron una reciente sacudida. 2005 fue un 'annus horribilis':

En marzo de 2005 la ministra suiza de Exteriores, Micheline Calmy-Rey visitó Turquía y evocó el sensible tema de la masacre de armenios en Turquía a principios del siglo pasado.

En junio, el procurador de la República suizo inició una investigación penal contra un historiador turco en Suiza que negó el genocidio en violación de las leyes suizas en materia de antirracismo.

En julio, el Ministro de Exteriores de Turquía, Abdullah Gül, describió la investigación suiza como "inaceptable" y "absolutamente contraria al principio de libre expresión".

En agosto, las autoridades turcas aplazaron una visita del ministro suizo de Economía, Joseph Deiss, arguyendo problemas de agenda de su contraparte local.

En noviembre, Suiza bate a Turquía en un encendido partido de desempate en la Copa Mundial. Se producen violentas escenas entre los jugadores.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes