Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Equilibrio de intereses entre Suiza y la UE

Joseph Deiss y el eurocomisario Chris Patten durante su encuentro.

(Keystone)

Suiza y la Unión Europea comenzarán en otoño una nueva etapa de relaciones para profundizar aspectos que interesan a ambas y que no están incluidos en los siete acuerdos bilaterales firmados el año pasado.

El ministro de Exteriores suizo, Joseph Deiss, anunció el inicio de nuevas conversaciones durante su visita a la capital comunitaria donde se entrevistó con varios comisarios y con el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi.

A primera hora de la mañana, el jefe de la diplomacia suiza se reunió con el comisario de Exteriores, Chris Patten.

Los temas principales abordados en el encuentro fueron el secreto bancario y la necesidad de estrechar las relaciones bilaterales entre las dos regiones a través de encuentros técnicos y políticos que tendrán lugar el próximo otoño.

Este mismo tema fue también parte de las entrevistas de Deiss con Prodi y con varios comisarios más.

Y es que, para Bruselas, es fundamental estrechar la cooperación en el tema del fraude fiscal y el blanqueo de dinero, por lo que demanda a Suiza más medios y sobre todo una mayor voluntad.

En esta línea, Patten ya ha anunciado la intención de la Comisión Europea de adoptar, previsiblemente mañana miércoles, durante la reunión del colegio de comisarios, una petición a los países no comunitarios para que firmen un acuerdo expresando "su voluntad de cooperar" en materia de fraude fiscal.

Concretamente esparan que esas naciones otorguen a la Unión la información necesaria sobre las cuentas de los no residentes.

En este punto, no parece haber demasiado consenso ya que tras la intervención del comisario, Deiss afirmaba que Suiza no desea convertirse en un paraíso fiscal pero que prefiere mantener el secreto bancario.

No obstante, hay otros campos donde si podría lograrse una mayor cooperación, por ejemplo, en los temas de seguridad y en las políticas de asilo, cuestiones que Suiza considera de especial importancia.

En cualquier caso, tanto Deiss como Patten reiteraron su voluntad de volver a reunirse, aunque de manera informal, apuntaba el ministro suizo, después del verano.

Estas reuniones se sumarán a los encuentros entre expertos de ambas partes para avanzar en las cuestiones que más interesen.

Precisamente, a principios de otoño, Suiza y la Unión establecerán un calendario de las negociaciones que ambos desean desarrollar de manera paralela a las cuestiones técnicas de los 7 acuerdos bilaterales que entrarán en vigor el próximo año.

"Es necesario que encontremos un equilibrio entre los puntos que la Unión considera importantes y nuestras prioridades", afirmaba Deiss, ya que sólo así se podrán estrechar las relaciones sin que nadie sienta que se están descuidando sus intereses.

Respecto a los acuerdos bilaterales, Patten mostró su satisfacción y recordó la voluntad de la Comisión para forzar a los Estados miembros a que ratifiquen estos tratados cuanto antes.

No obstante, como reconocía Deiss, Suiza está al tanto de que la fecha del 1 de enero del 2001 se está convirtiendo en una misión casi imposible.

Elena Aljarilla, Bruselas


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes