Navigation

Escuelas suizas luchan por sobrevivir

Unos 6.000 educandos asisten a las escuelas suizas en el mundo. (Colegio Suizo de México) Colegio Suizo de México

Las escuelas suizas en el extranjero enfrentan severas dificultades financieras, pese a la idea de abrir nuevos planteles en otras ciudades.

Este contenido fue publicado el 05 julio 2005 - 12:29

La asociación que las reúne estima que las subvenciones federales son insuficientes, lo que podría redundar en detrimento de la enseñanza.

Una vez por año, los presidentes y directores de las escuelas suizas en el extranjero viajan a su país para intercambiar experiencias, particularmente desde los ángulos pedagógico y de gestión.

Este año, la reunión se lleva a cabo en Warth (cantón de Turgovia) del 4 al 6 de julio bajo la égida del Comité de las escuelas suizas en el extranjero.

Entre otros temas, los responsables de las instituciones abordan las dificultades financieras a las que tienen que hacer frente, desde hace algunos años, muchas de ellas. Esas escuelas, sin fines de lucro, deben sin embargo lograr mayor ingresos a fin de poder mantener y consolidar sus infraestructuras.

El apoyo recíproco entre las escuelas en Suiza y escuelas suizas en el extranjero tiene una larga tradición. Los cantones no aportan solamente una ayuda administrativa y material, sino también pedagógica. Por ejemplo, Turgovia apoya a la escuela suiza en Lima.

Inquietud financiera

Empero, el aspecto financiero constituye una inquietud. Derrick Widmer, presidente del Comité de las escuelas suizas en el extranjero, cita el ejemplo de una escuela que, confrontada a problemas financieros, se vio obligada a reducir masivamente los salarios de los profesores.

El problema es de saber cómo las escuelas suizas en el extranjero pueden compensar las reducciones de subvenciones decididas por la Confederación.

Para el período 2004-2007, la contribución federal disminuyó en 12%, indica Derrek Widmer a swissinfo. En el 2007, se mantendrá en 16,5 millones de francos, mientras que el Comité considera un mínimo necesario de 20 millones.

La Oficina Federal de Cultura otorga subvenciones que cubren alrededor del 30% del funcionamiento de las escuelas suizas en el extranjero (prescripción legal constitucional). Sin embargo, el nuevo director de esa dependencia, Jean Frédéric Jauslin, emitió en fecha reciente una señal moderada.

"Pienso que podríamos decir: hagamos un poco más al interior y veamos que puede hacerse al exterior sin emplear recursos que no están considerados. No digo que esos recursos no estén considerados ahora, pero me parecen relativamente elevados en vista de las acciones efectuadas en el plano interior (Suiza)".

Los hábitos han cambiado

De Lima a Hong Kong, se cuentan 16 escuelas suizas en el extranjero. En ellas enseñan unos 250 profesores a 6.500 alumnos, entre los cuales 2.000 pequeños suizos. Esas escuelas funcionan según el modelo escolar helvético (escuela primaria y nivel secundario).

"Las escuelas suizas en el extranjero enseñan inglés y otras lenguas (la del país anfitrión) más temprano que en Suiza. Los padres de familia así lo piden y la demanda es importante", explica Derrek Widmer. Lo que "probablemente las hace más eficaces que sus homólogas en Suiza", en lo que toca a la integración.

"Me gustaría ver la creación de una escuela suiza en ciudades como Shangai. Moscú, Mumbai. De acuerdo con la ley, las comunidades de suizos en el extranjero deben iniciar las inversiones para que la Confederación se implique", señala el directivo.

Explica que anteriormente "los padres de familia -suizos con contratos en el extranjero- venían a México para luego volver a Suiza, mientras que ahora permanecen cuatro años en nueva York y luego parten a Tokio. Por ello, los programas escolares deben hacerse cada vez más internacionales".

swissinfo y agencias

Datos clave

Para el período 2004-2007, la contribución federal a las escuelas suizas en el extranjero disminuyó en 12%.
Esa subvención será de sólo 16,5 millones en el 2007.
El Comité de las escuelas suizas en el extranjero considera un mínimo necesario de 20 millones.

End of insertion

Contexto

La Oficina Federal de la cultura otorga, conforme a la ley sobre la instrucción de los suizos en el extranjero del 9 de octubre de 1987, subvenciones que cubren alrededor del 30% de los gastos de funcionamiento de las escuelas.

Esa ley se funda en el artículo 40 de la Constitución Federal.

La vigilancia ejercida por la confederación garantiza que las escuelas suizas en el extranjero observen una neutralidad política y confesional y respondan a una necesidad de utilidad pública.

La misma ley asegura a los hijos de ciudadanos suizos una dispensa parcial o total de los gastos escolares, en caso de necesidad.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.