Navigation

Estadio de Suiza: un futuro económico incierto

El nuevo Estadio de Suiza Wankdorf, una inversión que espera dividendos. Keystone

El "nuevo Wankdorf" de Berna abre sus puertas este 30 de julio. Su costo de 360 millones de francos lo sitúa como el más caro del país en su género.

Este contenido fue publicado el 21 julio 2005 - 15:00

Los proyectistas del "Estadio de Suiza" se han inspirado en los complejos deportivos similares que fueron realizados en las ciuadades de Basilea y Ginebra.

La inversión necesaria para construir el "Estadio de Suiza Wankdorf Berna" fue asegurada por las compañías Coop, Winthertur y Suva. Esta unión adquiere la forma jurídica de Sociedad Anónima (SA)que controla también el equipo de fútbol de la capital: Young Boys.

El plantel bernés está bajo una fuerte presión que viene del público y de los accionistas, entre los cuales figuran personalidades de los medios económicos suizos tales como Andy Rihs, Urs Meile y Benno Oertig.

Los accionistas esperan asistencias de 14.000 a 17.000 espectadores en el estadio. Tal perspectiva depende en gran medida de los resultados deportivos del club, situado en cuarto lugar al final del último campeonato de la Super Liga de Suiza.

Un complejo de uso múltiple

Los gestionadores predicen con optimismo que el "nuevo Wankdorf" será rentable -aún a pesar de su vínculo directo con el fútbol-, porque tiene una dimensión multifuncional. En efecto, el Estadio de Suiza abriga también un centro comercial, oficinas, salas de conferencias, restaurantes y una escuela.

Este nuevo recinto ha sido diseñado además para acoger manifestaciones culturales de envergadura: conciertos, proyecciones de filmes, óperas al aire libre o festivales de lucha.

Unos 700 sitios de estacionamiento facilitarán la presencia de los espectadores. A ese espacio de aparcamiento se añadirá después otro centenar de puestos, dado que las autoridades bernesas han rechazado una petición del partido ecologista de los Verdes de preservar el interés de los habitantes del barrio.

A semejanza del St-Jacques de Basilea

El Parc St-Jacques de Basilea (escenario del club Basilea) ha servido de ejemplo a los arquitectos y promotores berneses. En este estadio se realizan cada año una treintena de partidos de fútbol, así como otras 1.200 manifestaciones deportivas o culturales. En cambio, la experiencia ginebrina con el Estadio de Ginebra ha sido muchos menos vista como referencia.

La mala calidad acústica del complejo deportivo lemánico le impide acoger conciertos en buenas condiciones. No obstante,un grupo de in versionistas germano-ibérico está interesado en comprar el estadio ginebrino por la suma de 50 millones de francos.

Tres días de festividades

Ajenos a esas preocupaciones, los aficionados berneses dijeron presente en el encuentro que han jugado las escuadras de Young Boys de Berna y el Olypique de Marsella por la Copa Intertoto. Las 14.000 entradas puestas a la venta se agotaron rápidamente. Pero al público de la capital federal no parece entusiasmar mucho la inauguración oficial del estadio.

Los actos para destacar la apertura del estadio se desarrollarán desde el 30 de julio hasta el 1 de agosto. El programa incluye un torneo de fútbol con la participación del Stuttgart de Alemania y de un equipo italiano y fusiona componentes culturales y deportivos.

El presidente de la Confederación Helvética y ministro del Deporte, Samuel Schmid, pronunciará una alocución. El 1 de agosto se ofrece entrada gratuita al complejo del estadio, donde todos los visitantes serán recibidos con desayuno (brunch), exposiciones sobre el fútbol, y otros entretenimientos.

swissinfo y agencias

Datos clave

El Estadio de Suiza en cifras:
Capacidad: 32.000 espectadores sentados
Tribuna para las manifestaciones de atletismo: 800 asientos
Centro comercial: 14.400 m2 (neto)
Centro de atención médica: 2.300 m2
Servicios, exposiciones: 4.200 m2
Gastronomía, restauración: 2.500 m2
Escuelas: 8.400 m2
Oficinas: 11.700 m2
Apartamentos: un total de ocho
Almacenes: 9.000 m2

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo