Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fútbol: agónico empate de Suiza ante Grecia

Apremiado por el tiempo. Enzo Trossero, responsable del equipo suizo de fútbol.

(Keystone)

A dos semanas y media de su compromiso ante Rusia para las eliminatorias para el Mundial 2002, el seleccionado suizo rindió su único examen, en Sant Gallen, con un insuficiente 2-2 frente a Grecia. El entrenador argentino Trossero no pierde la confianza.

A los 6.000 espectadores en el estadio Espenmoos y a quienes siguieron las acciones por televisión no hubiese extrañado incluso una victoria del equipo heleno.

"Admito que me equivoqué jugando con solo tres defensores en el primer tiempo" señaló Enzo Trossero al explicar el fracaso de su esquema inicial de 3-5-2. Esta táctica pareció eficaz en los primeros 20 minutos. Un gol de Comissetti y otra ocasión clara de Sesa ante el portero heleno Nilopolidis demostraban que el entrenador argentino apostaba por el fútbol de ataque.

Sin embargo, los contraataques rápidos y eficaces del equipo heleno, sobre todo de Georgiadis, Tasartas y Karagounis, confirmaron que aún falta entendimiento en la línea defensiva helvética integrada por los legionarios Murat Yakin, Patrick Müller y Stephane Henchoz. Una salida en falso del guardameta Zuberbühler y otro descuido de Vogel permitieron a los helenos adelantarse en el marcador.

El resultado parcial negativo pareció haber adormecido a los helvetas. Vogel, Cantaluppi y Sforza no conseguían afirmarse en el medio terreno ni los delanteros, salvo Comissetti, lograban llegar con posibilidades al area rival.

La segunda parte del cotejo mostró otra fisonomía táctica. Trossero dispuso la entrada del debutante Magnin y la aplicación del sistema 4-2-4. Las acciones cambiaron poco en el terreno. Grecia, con automatismos mejor memorizados, mostró mayor firmeza.

Espósito, Jeanneret, Cabañas y Rey alternaron luego en las filas del plantel suizo. El debut en la era Trossero parecía condenado a una derrota, pero un cabezaso providencial de Hakan Yakin, a los 79 minutos del partido, puso el definitivo 2-2. Este resultado tuvo y tendrá la virtud de mantener la confianza en los integrantes de la escuadra helvética.

En resumen, a pesar de contar con nueve legionarios que juegan en grandes clubes de Europa, y varios talentos jóvenes, la selección nacional de fútbol de Suiza carece de entendimiento en las tres líneas de su andamiaje. Los defensores hablan idiomas futbolísticos distintos, es todavía imprecisa la traslación del balón por el medio campo y falta resolución en los atacantes cuando llegan al área rival.

La ausencia de un "caudillo" en el plantel nacional es notable. Sforza, habituado a la tarea de capitán, no cumplió bien esta función.

El tiempo apremia, pero Trossero puede, en función de la urgencia, corregir algunos errores fundamentales inmediatos.

Por lo demás, los rivales del equipo de Suiza, Rusia, Eslovenia y Yugoslavia cumplieron también partidos de prueba. Rusia venció a Israel, en Moscú, por 1-0; Eslovenia derrotó de visitante a la República Checa por 1-0, y Yugoslavia se impuso a Irlanda del Norte, en Belfast, por 2-1.

Para Suiza, la fase eliminatoria comienza el próximo 2 de septiembre, en Zurich, frente a Rusia. Entonces comenzará realmente la "era Trossero" en el equipo nacional de fútbol de Suiza.

Juan Espinoza



Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×