Fundación suiza procura evitar guerras por el agua

El agua del Nilo es indispensale para la suprevivencia de los países de su cuenca. thewaterpage.com

Las naciones sin suficientes recursos hídricos se ven cada vez más forzadas a concluir tratos con quienes podrían crear conflictos.

Este contenido fue publicado el 28 abril 2003 - 11:23

La Fundación suiza para la paz, swisspeace, trabaja en África y Asia Central para prevenir que las disputas degeneren en guerras.

"El problema es que todos necesitan agua y la cuestión es cómo repartirla", señala Eva Lüdi, coordinadora de proyectos en el Departamento de swisspeace para problemas medioambientales.

Hace mucho tiempo que los pueblos no protagonizan una guerra atizada por el agua. El último conflicto directamente relacionado con el agua tuvo lugar hace 4.500 años por los ríos Tigris y Eufrates en el actual Irak.

La presión surgida ante el menguante recurso líquido causa el temor de que origine guerras. De hecho, los expertos predicen que el agua remplazará al petróleo como fuente de conflicto en el futuro.

Cuenca del Nilo

Uno de los probables focos conflictivos es la cuenca del Nilo. Egipto depende casi totalmente del agua acarreada por las corrientes del Nilo desde Etiopía y quisiera aprovechar el exceso pluvial para irrigar sus tierras cultivables situadas río abajo.

"El problema desde el punto de vista de Etiopía es que las precipitaciones pluviales son irregulares y que sufren hambre durante las épocas de sequía. Por eso le gustaría desarrollar sus recursos hídricos" declaró a swissinfo Simon Mason, investigador de swisspeace.

"Etiopía desarrolla hoy sus aguas de tal modo que no perjudiquen los intereses de las tierras egipcias de río abajo, y usa tanta agua como para no crear un potencial conflicto", precisa.

Talleres de trabajo

Mason auspició encuentros que reunieron a expertos de ambos países y de Sudán en Talleres de trabajo, donde los delegados se vieron ante las evaluaciones presentadas por swisspeace sobre sus problemas comunes.

La comunicación es la fórmula de swisspeace para la identificación y el tratamiento de las disputas provocadas por el agua. Los delegados pueden relacionarse, conocer mejor las percepciones individuales y clarificar los asuntos en juego.

"La finalidad es crear una publicación conjunta... donde haya consenso, así como en los puntos que necesitan ser examinados", señala.

"Hasta ahora se han realizado varias evaluaciones de temas relacionados con el agua de la cuenca del Nilo, pero han sido a menudo unilaterales".

Mediación

La cuenca del Nilo marca para swisspeace una nueva intervención a alto nivel en conflictos derivados del agua. La fundación aborda desde 1992 disputas medioambientales conjuntamente con el Centro de Estudios de Seguridad en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

La organización no gubernamental, basada en Berna, espera repetir esta forma de participación directa en otras disputas por el agua, en las que se involucra en el mundo.

"Creo que podemos asumir el papel de mediador", anota Lüdi.

La UNESCO (Conferencia de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) ha publicado una lista de identificación de las 17 cuencas hídricas que podrían crear conflictos en el futuro.

Incluye los ríos Okavango y Limpopo del sur de África, y el Salween que corre entre China, Myanmar (antigua Birmania) y Tailandia.

En la lista figuran también el Mar de Aral en Asia Central, zona en la que swisspeace trata también de conseguir que el gobierno y las ONG actúen para mitigar el conflicto.

Mar de Aral

El problema del Mar de Aral estalló al desintegrarse la ex Unión Soviética, dejando a Uzbekistán, Kirguizistán, Tayikistán, Turkmenistán y Kazajstán la solución de los problemas medioambientales y de distribución de agua.

Las prácticas agrícolas, los desechos industriales y las desviaciones de aguas ocasionaron sequía, salinidad y contaminación en el Mar de Aral.

Se evitó un conflicto armado gracias a la conclusión de acuerdos internacionales. swisspeace está convencida de que esos convenios pueden servir de modelo para resolver conflictos futuros.

Lüdi sostiene que las disputas parecen amenazar más con el estallido de conflictos violentos en el plano interno que internacional.

"Creo que, al menos por ahora, la tendencia se vuelca todavía hacia la cooperación a escala internacional. Pero eso no significa que el agua no pueda provocar conflictos violentos en el plano nacional", concluye.

swissinfo, Samantha Tonkin
(Traducción: Juan Espinoza)

Datos clave

swisspeace es una ONG respaldada por COSUDE.
Ejecuta un proyecto sobre las tensiones entre Egipto, Sudán y Etiopía, a raíz del agua.
swisspeace está igualmente involucrada en Asia Central.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo