Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ginebra atiende a las víctimas de tortura

La tortura afecta a personas de todas las razas, sexo y edades.

(Keystone)

Los hospitales universitarios de Ginebra y la Cruz Roja Suiza ofrecen consultas a los refugiados que hayan sufrido algún tipo de tortura.

No se trata sólo de cuidados físicos, sino también de un seguimiento psicológico para que los afectados puedan integrarse a la sociedad.

Ante la pregunta "¿Alguna vez ha sido víctima de tortura?", uno de cada cinco refugiados en Suiza responde afirmativamente. Es el caso de Clark, de 31 años, originario de la República Democrática del Congo, quien llegó en noviembre de 2004 a territorio helvético.

Fue torturado con regularidad en la prisión donde permaneció durante cuatro años, sobre todo con choques eléctricos. Los guardias lo pateaban y le arrojaban productos tóxicos en los ojos. El resultado es que ahora, no sólo sufre de dolores en la espalda, sino también se queja de violentos dolores de cabeza y tiene hipertensión.

"Con frecuencia, los refugiados padecen más las secuelas de la violencia que afecciones tropicales", constata el doctor Laurent Subilia, encargado de las consultas organizadas desde hace varias semanas en el Centro de Salud para los Inmigrantes de Ginebra.

"Esta consulta no se limita a sanar el cuerpo. Hay psicólogos que ayudan a los solicitantes de asilo, afectados por la violencia, a restablecer sus habilidades de socialización", agrega el médico, miembro del Consejo del 'International Rehabilitation Council for Torture Victims (IRCT), cuya sede está en Copenhague.

Ante las torturas vistas en Irak

Dinamarca es pionera en la atención a los refugiados, que no sólo consiste en detectar casos de tuberculosis o vacunar contra la hepatitis B. Ese país propone tratamientos coordinados a nivel somático, psicológico y psicosocial.

En la ciudad suiza de Ginebra, la consulta es realizada por dos doctores y dos psicólogos y es financiada por los hospitales universitarios de Ginebra, la Cruz Roja Suiza y el Fondo de Naciones Unidas contra la Tortura.

"Hace diez años todo el mundo condenaba la tortura. Actualmente, la situación no es tan clara como entonces. Las imágenes tomadas en Irak muestran incluso que países democráticos como Estados Unidos recurren a este género de violencia", lamenta Subilia.

"Mataron a mi esposa, golpearon a mi madre"

Las consultas en el Centro de Salud para los Inmigrantes de Ginebra reciben actualmente a un centenar de pacientes. No se trata sólo de refugiados y solicitantes de asilo. También asisten miembros de organizaciones civiles quienes requieren de apoyo psicológico tras haber participado en misiones particularmente difíciles.

Como en Sierra Leona, donde ciertos combatientes no dudan en mutilar los brazos de niños, e incluso de recién nacidos.

Clark, el solicitante de asilo congolés, era asistente médico en Kinshasa. Su único error fue haber estado casado con una nacional de Rwanda. El régimen de Kabila acababa con todos los rwandeses.

"Los policías mataron a mi esposa, mi madre murió de una crisis cardiaca luego de haber sido salvajemente golpeada. El resto de mi familia fue empujada al exilio y yo no volví a ver a mi hija, escondida por religiosas, desde hace años", describe Clark.

swissinfo, Ian Hamel
Traducido por P.Islas

Datos clave

18% de los refugiados en Suiza fueron torturados en sus países de origen.
61% de ellos tienen antecedentes traumáticos (guerra, hambruna)

Fin del recuadro

Contexto

18% de los refugiados en Suiza fueron torturados en sus países de origen.
61% de ellos tienen antecedentes traumáticos (guerra, hambruna)

Laurent Subilia: doctor en Medicina, especialista en medicina tropical.

1988: Jefe de clínica, unidad de medicina de viajes y de las migraciones.

1998: Consulta interdisciplinaria de medicina y prevención de la violencia.

2005: Consulta para víctimas de tortura y de guerra.

El Centro de Salud para Inmigrantes (Centre Santé Migrants) se encuentra en el número 89 de la calle rue de Lyon, en Ginebra.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×