Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ginebra reúne arte y física de las partículas

Acelerador de partículas del CERN y montañas del Jura. (Foto 'London Institute')

(swissinfo.ch)

Ciencia y arte descubren su proximidad en una exposición de obras inspiradas en la física de las partículas elementales.

Bajo el título: 'Signatures of the invisible' (Firmas de lo invisible), el Centro de Arte Contemporáneo de Ginebra invita - hasta el próximo 12 de mayo - a una excepcional exposición en la cual se combinan el talento de prestigiosos físicos y reconocidos artistas de vanguardia.

Se trata de un proyecto entre el Centro Europeo de Investigación Nuclear, CERN, situado entre Ginebra y la Francia vecina, y el 'London Institute' una de las más conocidas escuelas de arte y diseño del mundo.

"La física de las altas energías se ocupa de cosas tan minúsculas que a primera vista el arte no puede abordar. Sin embargo, esos objetos nos hablan de cómo el universo actúa y transforma la comprensión de la naturaleza. Si el arte quiere tener significado, debe confrontarse con esas realidades", recuerdan los organizadores de la reseña.

Común denominador

Igualmente preocupados por la naturaleza y los orígenes del ser, distinguidos investigadores de la física de las partículas y conocidos artistas europeos han encontrado para esta exposición un común denominador y un enorme potencial de colaboración entre ciencia y arte.

"Esperamos que la exposición ayude al público a entender dos temas tan complejos como el arte contemporáneo y la física de las partículas", ha explicado a swissinfo Michael Benson, del 'London Institute'.

Durante los tres últimos años reputados físicos de distintos lugares del mundo han colaborado con artistas contemporáneos para producir obras de arte que respondan a las preocupaciones de la física de lo infinitamente pequeño. La exposición de Ginebra - ya presentada en Londres y Roma - es el resultado de esa colaboración.

Variedad de sorpresas

'Firmas de lo invisible' propone una variedad de sorpresas. Desde grabados basados en colisiones de partículas elementales, esculturas e instalaciones en metal que utilizan materiales y técnicas frecuentes en la actividad del CERN, hasta una pintura del amplio acelerador de partículas del laboratorio europeo combinada con la belleza de las montañas suizas del Jura.

Aparentemente distantes, el mundo de la física de lo más pequeño y el mundo de la creación del arte visual se aproximan de modo insospechado en la reseña.

Campos de la física como la teoría del caos, la mecánica cuántica y la relatividad abren nuevos espacios conceptuales a los artistas y les ofrecen nuevos materiales y nuevas técnicas. Al mismo tiempo, el arte recuerda a los científicos el alcance y el significado de lo que están haciendo.

Roy Probert/ Jaime Ortega


Enlaces

×